Preparemonos

Los escuálidos de otros tiempos, ya con su condición asumida de majunche, dejan que sea el punto a tratar un día como hoy cuando se dilucida si un periodista es un comunicador social, o un comerciante que vendiendo su alma al diablo; se presentan en las pantallas del televisor, como un producto de consumo, en una clase que se reconoce decadente y sin propuesta para seguir apuntalando la exigencia de un mundo que los dejo en un pasado sin futuro.


Las llamadas anclas, de los medios, son los líderes de la clase que se imponen  como representantes, en una sociedad descompuesta que no tiene opciones de seguir; se creen sus falsas montadas bajo efectos de alucinaciones egocéntricas y la extienden por todos sus oyentes que han enfermado previamente para que se entretengan con sus estupideces.  


Las anclas no están preparados para ayudar a educar un pueblo que se está formando socialista; unos porque son mentiras y otros porque no saben decir verdades y olvidan lo necesario que es la preparación cuando se está frente a un público que puede cuestionarlos por decadentes y otros que pueden aceptarlos por alienación y falta de sindéresis.


Es necesario que los órganos rectores tomen medidas para ir corrigiendo como corresponde en revolución, de nada sirve que los esquemas IV republicanos sigan vigente en un proceso que lleva 12 años y las estructuras comunicacionales siguen haciendo lo mismo que en la república anterior; tienen que tomarse medidas correctivas que refuercen el contenido de las bases, una revolución no puede tener la contradicción de seguir usando un esquema que va en contra de lo que estamos planteando; la preparación del ser pensante se hace demasiado lento y los espacios son ocupados por aprovechadores que están usufructuando los beneficios que la revolución tiene preparado para sus participantes.


Vienen días de necesidades comunicacionales y la guerra que se plantea es de información de mediáticos contra pueblo en construcción y de no tener los correctivos, estamos en desventajas frente a un enemigo que tiene previsto el odio como ayudante de la deformación de sus adeptos y penetración de lo mismo en la nuestra.


Prendamos las camataguas, en esta guerra no hay medias tintas, o estabilizamos la revolución, o corremos el riesgo de perderla y empezar dentro de cien años más, porque no fuimos fuertes para plantear en este momento PATRIA SOCIALISTA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA

VICTORIA SIEMRE.
HAZTE CONCIENCIA.

machucamelo@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1769 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a125963.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO