Osea, me choca el comunismo

Lo que más me choca del comunismo es la igualdad, osea. Uno pasa años en un colegio de mojas súper nice, tu papá pagando un dineral para que conozcas a chamas chic como tu, y a sus hermanos, of course, porque es con los hermanos de tus amigas súper chic con quien te vas a empatar y luego casar, si no te pones gordísima como la gorda Sofía que sería solterona si ni fuera los millones que tiene su papá en mayami, osea...

Entonces mi papá, que no es el papá de la gorda Sofía, pero yo soy flaca y me operé las lolas, osea, mi papá se mata toda la vida haciendo negocios para pagar el club de golf en Caracas, el club de playa en la playa, el colegio, osea ese ya lo dije, las clases de flamenco, modelaje y protocolo, el gimnasio y la universidad carísima, osea, que cada semestre que raspo mi papá me mira con odio, osea, como si fuera culpa mía que los profesores no quieran dar clases en el cafetín...

Osea, todo eso que hace mi papi, más el esfuerzo que hago yo, osea, porque hay estar al día, porque no me van a decir que uno puede llegar al cafetín con unos zapatos pasados de moda, osea y qué raya, osea que cada semana hay que ver como veinte revistas de moda y todas la series de Sony, osea, y después comprar todo, osea, y que sea de la marca original, si quieres ser alguien en la vida, osea, que no es fácil porque si fuera fácil no sería difícil, osea, porque si no todos serían iguales y entonces seríamos comunistas como ahora…    

Porque uno va a la universidad para ser mejor que los demás, porque los demás no tienen plata para ir a la universidad ¿No? Pero ahora viene el comunismo, osea, y hace universidades en todos lados, osea, dicen que el quinto país en el mundo con más estudiantes universitarios, osea que van a querer ser igual de mejores que yo, osea, Kiki Aranguren somos todos, y yo que he dedicado mi vida a ser diferente… Embuste, osea, diferente a los niches pero igual a Paris Hilton, osea, porque todo el mundo quiere ser como Paris.

Osea, que el comunismo es como un halloween que no se acaba, osea, porque en cualquier momento vienen los comunistas y hacen esas cosas horribles que hacen los comunistas, osea, tu entiendes, osea y nos despertamos un día y toda la ropa está sin planchar porque la señora que plancha ya no plancha porque fue a la universidad y ahora es igual, osea, ¡qué pesadilla! Arrugados todos por Caracas, osea, a menos que las arrugas se pongan de moda, cosa que dudo…¿Y quién va a cocinar en mi casa? Porque si la cocinera se convierte en doctora y quiere ser igual a mi mamá no va a saber cocinar, nos vamos a morir de hambre, porque eso es el comunismo: ropa arrugada y hambre... Osea, qué horrible...

tongorocho@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2525 veces.



Carola Chávez/Kiki Aranguren

Periodista y escritora. Autora del libro "Qué pena con ese señor" y co-editora del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". carolachavez.wordpress.com

 tongorocho@gmail.com      @tongorocho

Visite el perfil de Carola Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carola Chávez

Carola Chávez

Más artículos de este autor