Strike one, ¿strike two?

El caso de Venezuela es emblemático de cómo un país poseedor de enormes riquezas en recursos naturales y una cuantiosa renta proveniente del petróleo (sin estar nacionalizada la industria), pasó a ser un país ahogado por una tremenda deuda externa. Se pueden señalar los orígenes de esta situación en la fecha en la cual un megalómano, al servicio de la banca internacional, llegó al poder vendiendo la idea de hacer "la gran Venezuela" y contrajo, a través de dependencias oficiales y empresas del estado, préstamos desproporcionadas en relación a los supuestos beneficios que generarían los proyectos objeto de los créditos otorgados, aparte de que muchos de ellos jamás llegaron a ingresar al país. Su directriz era que había que endeudarse para desarrollarse, la cual fue seguida al pie de la letra no sólo por los órganos del gobierno, sino por el sector privado. Además ¡y que nacionalizó! la industria petrolera, a un costo fabuloso y manteniendo una dependencia total de las transnacionales a través de contratos de tecnología y asistencia técnica. Comenzó la época de "los alegres viajeros" y los "tabaratos" y al final del mandato, el nuevo Presidente expresó, en su toma de posesión, "Recibo un país hipotecado". ¡Machete!, dije para mis adentros, este Presidente sí que va a poner las cosas en orden, pero el individuo pensó mejor la cosa y se dijo: "yo no le piso el rabo a perro que no conozco", se hizo el loco y permitió que las deudas se siguieran contrayendo y el festín continuara, hasta que llegó el día el día que no se pudo honrar su "servicio" como lo llaman y ¡zuas!: "El viernes negro". Primera devaluación y control de cambio. ¡Ni te cuento el despelote que se armó!, al final el "pagapeos" fue un pobre chino, que no sé si todavía está preso. Luego vino el presidente "bochinche de Ibáñez" que puso todo su empeño en obtener "el mejor refinanciamiento del mundo" para la deuda externa (que ya se va haciendo eterna) y así lo proclamó, aunque más tarde, con cara de "yo no fui" manifestara: "La banca me engañó", lo que produjo el comentario del ex Presidente Toronto: "tarde piaste, pajarito".



En el ínterin, además de las devaluaciones y los controles cambiarios que se aplicaron en forma discrecional, se produjo el traslado de las reservas de oro y plata del Banco Central de Venezuela a no se sabe donde, porque fue un hecho realizado con el mayor sigilo, durante una madrugada en la cual un convoy del ejército acompañó los camiones blindados contentivos del tesoro nacional desde el Banco Central de Venezuela, hasta el puerto de La Guaira, con rumbo desconocido, sin que los periódicos destacaran la noticia.



Vuelve el megalómano al poder y trata de aplicar medidas tendientes a que se realicen cuanto antes los deseos de sus amos, pero choca contra la resistencia del "pueblo arrecho" que sale a la calle a protestar y es masacrado sin misericordia en el llamado "caracazo", pero que a la larga logra su destitución siendo sustituido por un cadáver político que se levantó sobre la derrota de un líder que insurgió de las filas del propio ejército cuyos cabecillas ya estaban corrompidos por el sistema vigente. El entorno de este Presidente, cuyas facultades ya estaban mermadas, hizo los preparativos para entregar en bandeja de plata y a precio de gallina flaca las empresas del estado y entre ellas, "la gallina de los huevos de oro": PDVSA



Ese líder insurgente del 4F 92, HUGO CHÁVEZ FRÍAS, llegó al poder y frenó las intenciones de que se completara la hipoteca del país, negándose al remate acordado y a recurrir a la banca internacional en solicitud de nuevos empréstitos, lo cual lo puso en la mira de quienes aspiran a convertirse en dueños del país, quienes desde entonces no han cesado de recurrir a todos los medios para sacarlo del medio. Defendió el precio del petróleo, contribuyendo a su recuperación, con lo cual logró elevar el nivel de reservas en dólares a niveles comparables al de la deuda externa y obtener recursos para financiar misiones dirigidas directamente al bienestar social de los sectores más desfavorecidos de la población, a pesar del imperfecto manejo de que pueda ser objeto, además de seguir pagando el "servicio" de la deuda. Pero...................



.....Algunas lumbreras dentro del gabinete, formadas dentro de la más pura concepción neoliberalista, proponen al Presidente seguir la trillada senda que la banca internacional ha hecho recorrer a muchos países de seguir endeudándose y devaluando, lo cual tratan de justificar elaborando presupuestos insinceros en los que se subestiman los ingresos y se sobrestiman los gastos, presupuestos que son refrendados por algunos elementos de la Asamblea Nacional que, al parecer, sólo se preocupan por ver cómo se va a "repartir la torta", sin importarles que esa "torta" cueste "una bola y parte de la otra" y que además pueda indigestarnos. Los propios pendejos pequeños, pues.



Ante esta situación, este soberano pendejo proclama, una vez más, su ignorancia y se atreve a formular algunas preguntas a ver si algún "Iluminado" es capaz de alumbrarme el entendimiento:



1.. ¿A dónde y por qué fueron llevadas las reservas de oro y plata del BCV y a quién pertenecen?.


2.. Si las reservas en dólares devaluados (ante el euro) que posee el BCV más que duplican el monto estimado para hacer frente a cualquier emergencia o crisis nacional (Chávez dixit), ¿por qué no se aplica buena parte de esas reservas al pago de la deuda externa (que, de paso, ya ha sido pagada varias veces) y nos aliviamos el "servicio" de la misma?. Juan Vicente Gómez lo hizo.


3.. ¿Por qué no exigir el pago de NUESTRO petróleo en euros, moneda que tiene un respaldo internacional real y ante cuyo avance el dólar se muestra en franca retirada?.


4.. ¿Por qué otros países de América Latina, que no tienen las ventajas comparativas que tiene Venezuela han revaluado sus monedas, mientras que en Venezuela se pretende devaluarla?.


5.. ¿Está el equipo económico que asesora al Presidente Chávez suficientemente identificado con el Proceso que lidera el Presidente?.


6.. ¿A quién favorecería una nueva, y por demás innecesaria, devaluación?.


7.. ¿Podrían los depósitos en dólares que unos pocos venezolanos tienen depositados en el exterior y que superan con creces el monto de la deuda externa más las reservas internacionales ser congelados por la banca internacional si Venezuela se declara en mora?.


8.. Y, finalmente, ¿se dejará meter el Presidente Chávez este nuevo "strike" en menos de un año?.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2929 veces.



Ño Leandro


Visite el perfil de Leandro Ño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Ño

Leandro Ño

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a10861.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO