Que se mueran de envidia toditos

Si yo estuviera dirigiendo la campaña que tienen algunos medios de comunicación contra el gobierno, no hubiera retomado el  refrito de la inseguridad, por el contrario, habría seguido inventando epidemias de enfermedades casi desaparecidas; porque eso si que tenia a la población angustiada y temerosa de contagio, aunque no saliera de su casa por temor a la delincuencia.

Yo fui uno de los que estuve a punto de hacerme una hematología completa toda vez que veía los titulares de prensa abarrotando las emergencias con pacientes contagiados por el Mal de Chagas y a mi no me picaba ni coquito. Había también sufrido un ataque de desesperación por la plaga de Dengue que veía en la prensa y nadie de mi familia sentía tan siquiera una fiebre de pollo. Me tocaba todos los días las quijadas a ver si estaban hinchadas y luego mis testículos a ver si me habían crecido, cuando supe por televisión que ya el brote de Paperas era casi una pandemia, y nada. Releí El amor en los tiempos del cólera a ver si entendía ¿ por qué, precisamente en Venezuela, había reaparecido ese mal ? , según escuchaba el escándalo en la radio.  

Quiero creer que dejaron ese tema para retomar el otro por orden superior y no por falta de imaginación, porque ahora, mi hermano querido, era cuando les quedaba por delante pestes que inventar y yo calculo que a estas alturas, hasta yo sentiría por lo menos una piquiña.

Ustedes se imaginan la que se hubiera armado si, de continuar con esa campaña, todos los periódicos titularan “Brote de Chiquichiqui  pone en peligro culminación de año escolar”, para referirse a aquella picazón que le caía a uno entre los dedos de los pies por andar descalzo y saltando entre chiqueros.  Como lo único efectivo para este sabañón era orinarse los pies, no creo que ahora sea muy fácil hacer eso cuando te ataque esa sabrosita, por ejemplo, en un vagón del metro. Así que más de un padre se alarmaría y comenzaría enseguida a culpar al gobierno por incentivar la cría de puercos.

Otro titular que desocuparía los kioscos de revistas y llenaría las urnas de votos contra el chavismo seria “Ataque de lombrices y guasarapos colapsa la emergencia en hospitales “. Con esto  pondrían en jaque a todo el sistema de salud y luego le darían el mate con otra noticia igual de escalofriante “No hay suficiente tripa de taparo en el país para combatir la sarna y el carare que azotan a la población”.

“Agotado el tomate balita en fruterías y supermercados por ola de Empeines que inundó a Venezuela”, seria otro golpe a la tranquilidad de los que, encerrados en sus apartamentos, dan gracias a Dios porque aún no les ha tocado ninguno de esos infortunios.  

Y así podrían estar hasta finales de septiembre empachando muchachos, "arrengando" familias completas, creando crisis de denteras, tortícolis, culos "esollaos", y desmintiendo cualquier comentario que hiciera algún viejo despistado atribuyendo eso por ejemplo a “eso es una andanza que hay por ahí”.

Después podrían rematar con una fiebre de mal de ojos que carga a medio país “enmavitao” y luego un ataque de mal de amores que puso a la otra mitad a sentarse como un "bocabierta" todas las tardes a ver si mira pasar a la susodicha.

Luego podrían lanzarse una aventura con el anuncio de un contagio en los animales, quien quita que se repita aquel pasaje del niñito que vió por primera vez a un burro con la vergüenza afuera y dijo “Mira mamá ese burro está enfermo” y la mamá le dijo “¡ Muchacho . Ojalá que tu papá tuviera la mitad de la salud que tiene ese animal !”

Salazarfu@pdvsa.com  Caracas
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2011 veces.



Freddy Salazar


Visite el perfil de Freddy Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Freddy Gil

Freddy Gil

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a106378.htmlCd0NV CAC = Y co = US