Embajador Samuel Moncada: EEUU planificó un bloqueo naval total contra Venezuela y Cuba en 2020

El embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, Samuel Moncada

El embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, Samuel Moncada

Credito: AP

El gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) planificó en marzo de 2020 un bloqueo naval a Venezuela y Cuba, de forma simultánea, con el objetivo de derrocar ambos gobiernos, denunció este domingo el embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada.

Este plan, detalló el diplomático venezolano, fue presentado durante una reunión entre el expresidente de EEUU, Donald Trump; y el exdiputado de derecha, Juan Guaidó, quien se había autoproclamado como "presidente interino" de Venezuela, con el respaldo de la Casa Blanca.

La idea de Trump surgió luego de no cumplir los objetivos con el intento del golpe de Estado de abril de 2019.

"El 30 de abril de 2019, luego del fracaso del golpe de Estado organizado por EEUU en Venezuela, Trump amenazó con un bloqueo total y completo a Cuba si no 'terminaba inmediatamente” sus relaciones con Venezuela", expresó Moncada en su cuenta en la red social Twitter, haciendo referencia a las recientes declaraciones de Mark Esper, secretario de Defensa de EEUU durante el gobierno de Trump.

Además de un bloque naval, Trump tenía sobre la mesa el uso de la fuerza militar para impedir el flujo petrolero entre Venezuela y Cuba, propuesta que fue presentada "por Robert O’Brien y Mauricio Claver-Carone en el Consejo de Seguridad Nacional".

"No debería sorprendernos demasiado que el Consejo de Seguridad Nacional estuviera trabajando en algo. Cuando se produjo el levantamiento de la oposición venezolana contra Maduro, Trump amenazó con un 'embargo total y completo justo con sanciones del más alto nivel' si Cuba no ponía inmediatamente fin a su apoyo a Maduro. Trump también había presionado en el pasado por opciones militares para detener el flujo de petróleo ente Venezuela y Cuba.

El petróleo era la moneda con la que Caracas compensaba a La Habana por su apoyo. Con el tiempo nos enteramos que Mauricio Claver-Carone, el director principal del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, estaba impulsando una línea dura en la Casa Blanca y encontró en O’Brien un oído receptivo a las opciones militares", declaró Esper en su libro.

Por esta razón - detalló Moncada - en las primeras reuniones en la Casa Blanca "participaron todos los jefes de las agencias de seguridad de EEUU", entre ellos Mike Pompeo, el fiscal General Bill Barr, entre otros.

"La propuesta fue bloquear todo paso marítimo a Cuba y Venezuela para asfixiar sus economías. Un verdadero acto de guerra según el derecho internacional", indicó Moncada en la red social.

"No podía creer lo que proponían" detalló Esper en su libro, y aseveró que pensaba que la idea de un bloqueo a Cuba "había muerto en la administración de Kennedy setenta años antes".

Esper señaló que este planteamiento (de un bloqueo a Cuba) murió debido a que no se conseguían acciones legales y creíbles para imponer esta acción; no obstante, estaba de acuerdo con cortar todo ingreso petrolero a Venezuela.

Aunque la idea fue descartada, Robert O’Brien presentó a la mesa una nueva alternativa: interceptar todos los barcos que transportan petróleo venezolano.

"Propuso que la Marina y la Guardia Costera de Estados Unidos identificaran los barcos, los detuvieran y los confiscaran. Esta sería la mejor manera de cerrar estos envíos de una vez por todas, argumentaron. Era frustrante que cada una de estas reuniones del Consejo de Seguridad Nacional, al parecer, comenzara siempre con la consideración de las opciones militares", alega Esper en su libro, citado por el diplomático venezolano.

Moncada señala que el secretario de Defensa de EEUU durante el Gobierno de Trump tenía conocimiento de las opciones militares que tenían tanto O’Brien como Claver-Carone contra Venezuela.

En su libro, Esper señaló que este tipo de acciones no requerían ningún informe, debido a que era una práctica que aplicaba EE.UU. desde hace 200 años, no obstante - a su juicio - dicho consejo no tuvo en cuenta las consideraciones legales y, aunque deseaba que el presidente Nicolás Maduro fuese derrocado, consideraba necesario "hacerlo de la manera correcta, de la manera inteligente".

"Esper sabía que Trump, O’Brien y Claver-Carone favorecían el uso de la fuerza militar sin medir la justificación y consecuencias internacionales. Pero si se oponía desde el principio iba a ser acusado de “arrastrar los pies” ante las instrucciones de Trump", manifestó Samuel Moncada en su Twitter.

Para el entonces secretario de Defensa, en la sala, nunca se debatió bases legales para la detención, uso de la fuerza si se negaba acceso al barco, reglas de combate en caso de ser necesario, entre otras acciones que se pueden generar durante estas prácticas.

De igual forma, tampoco se barajó lo qué se iba a realizar después de hacerse con el control de los barcos.

Ante esta situación, y tras las declaraciones del exsecretario de Defensa, Moncada aseveró que "la reunión Trump-Guaidó permitió planear la invasión militar directa, el ataque mercenario desde Colombia, el asesinato del Presidente Maduro, el ataque militar al puerto de Jose, el bloqueo naval a Cuba y Venezuela y el robo del petróleo venezolano en aguas internacionales".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2261 veces.


La fuente original de este documento es:
Agencia Venezolana de Noticias (AVN) (http://www.avn.info.ve)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter