Simbólica firma para el nuevo START

Hoy, una vez más, tan solo con una firma la casa blanca y el Kremlin se conservan muy bien armados y muy libres para expandir armamento convencional y energía nuclear sin límites para fines pacíficos como ocurrió con Israel, Pakistán, India, aliados de EEUU con cientos de armas nucleares y un enorme arsenal bacteriológico y químico.

¿Qué pasa con China, Francia, y los otros miembros del Consejo permanente de Seguridad de la ONU? Moscú y Washington, ya no tienen poder suficiente para influenciar a otros países con arsenales nucleares pequeños como Corea del Norte, o naciones que buscan una bomba atómica a cualquier costo: Myanmar, Bangladesh, Kazajistán, Emiratos Árabes Unidos, Irán.

Se utiliza al calentamiento global como excusa para la diseminación de energía nuclear por su uso “limpio y pacífico” que invariablemente lleva a lo militar y a una constante alarma por los residuos nucleares. La OIEA, organismo internacional de energía atómica estudia más de 30 peticiones para centrales nucleares con fines pacíficos, con tecnología rusa y estadounidense para ayudar a naciones aliadas a ser potencias nucleares sin ningún tipo de tratado. Lo que se nos dice con esta nueva firma START es, “armas de destrucción nuclear para nuestros socios” Irán, Venezuela, Brasil, Arabia Saudita, Sudáfrica y, sanciones político-económico-militar para los que no lo son.

Sergei Riabkov, viceministro de asuntos exteriores de Rusia dijo: “El nuevo tratado firmado entre Rusia y los EEUU no exigirá a la parte rusa destruir sus misiles”, a la pregunta de los periodistas ¿Cuántos misiles liquidara Rusia? Contesto:” Ninguno, retiraremos algunos del servicio operacional para garantizar el tope acordado, utilizaremos algunos también, como el Rokot y otros mas, para lanzamientos al espacio para ahorrar recursos”.

“Se mantendrá una práctica habitual, lo esencial es disminuir las cantidades tope tanto de ojivas como de portadores” agrego.

El año pasado Obama retiro los compromisos del escudo anti misiles con Polonia y Checoslovaquia. Posteriormente en Praga ofreció un discurso sobre el futuro nuclear y manifestó que Washington y Moscú sostenían conversaciones sobre el desarme.

La cumbre del G9 el año pasado en Londres, cambio las relaciones internacionales Europa-EEUU con China y Rusia, acercamiento para superar la crisis económica global sirvió además para múltiples propósitos políticos: La OTAN frenaba la expansión hacia Georgia y el mar Negro, y Washington se comprometía a retirar los radares e interceptores de Polonia y Checoslovaquia, a cambio los rusos reducían la presión sobre Uzbekistán, Kirguistán y Kurdistán, para el desalojo de las bases aéreas estadounidenses en esos países, necesarias para la logística a Afganistán, hasta recuperar el paso fronterizo entre Pakistán y Afganistán en manos del Talibán y AlQaeda.

Estos acuerdos sirvieron para romper el hielo entre Medvedev y Obama, posteriormente Rusia compro bonos del tesoro estadounidense por más de 46000 millones de dólares. Obama en Moscú sostuvo conversaciones para la no proliferación de armas nucleares, motivo por el cual Oslo, con muchísima premura lo nomino para el nobel de la paz.

Una vez aprobado por el senado norteamericano el tratado START, antes de la firma se presentaron voces críticas entre los senadores republicanos y algunos demócratas, porque lo consideran un borrador del tratado de 1992, firmado en 1993 como START 2, que obligaba a una reducción de los misiles balísticos intercontinentales con sus ojivas nucleares, pero, en el año 2002, Rusia decidió abandonar ese tratado por la renuncia de EEUU, a acatar el tratado de limitación de los sistemas de defensa antimisiles suscrito en 1972.

En el 2002 en Moscú se firmo el tratado para reducir los potenciales estratégicos ofensivos SORT, hasta en 1700 a 2200 ojivas nucleares cada país hasta el 2012. Este es el tratado que algunos senadores consideran como un borrador del nuevo START firmado en Praga por Obama y Medvedev, el 8 de marzo del 2010. Nuevo tratado supone que, Rusia y EEUU reducirán 1500 a 1675 unidades y entre 500 a 1100 vectores en 7 años.

Es risible esta reducción considerando las mejoras tecnológicas realizadas por Rusia y China, para los misiles intercontinentales capaces de traspasar el escudo antimisiles de EEUU. Además, por el arsenal existente estimado en más de 35000 armas nucleares por bando. ¿Por qué todos los tratados son firmados a largo plazo para su cumplimiento? ¿Por la disuasión, por desconfianza en el imperio, por la investigación y sus cuantiosas sumas de dinero que involucran a las fuerzas armadas y a sus contratistas en ambas naciones?

Cualquiera sea la explicación, evita encontrar el camino hacia la paz nuclear, mientras tanto el mundo debe contentarse con firmas simbólicas en los tratados START.

Los conflictos promovidos por Bush, traducidos en diferentes crisis: económica del capitalismo y política del imperialismo, desnudaron otra razón de EEUU, para acercarse a sus enemigos de toda una vida, dado a conocer por los medios de comunicación estadounidenses inmersos en un fuerte debate sobre los costos actuales de las nuevas armas y su dudosa rentabilidad del caza de quinta generación F35 y del submarino nuclear con navegación silenciosa Sea Wolf, con velocidad superior a los 35 nudos y con una capacidad de inmersión hasta los 600 metros.

En los dos casos, el problema mayúsculo es el precio: En el caso del F35, llevado a cabo por el programa Joint Strike Fighter, supera al triple el presupuesto inicial 400 millones de dólares por aparato, y el submarino que ya supera los 2800 millones de dólares por unidad, cuatro veces más que su predecesor clase los Ángeles de 700 millones y tres veces más costoso que su versión modernizada de 1000 millones de dólares.

Esta tendencia inflacionaria se viene dando desde hace unos 30 años, se agudizo cuando el derrumbe de la ex URSS, los EEUU vieron una oportunidad única para de una vez todas adelantarse en armamento a los rusos y conseguir una incuestionable supremacía militar, industrial, tecnológica y científica, pero no fue así.

Con la llegada de Putin a la presidencia de Rusia, el descubrimiento de nuevos y poderosos yacimientos de gas y petróleo, la entrada al mercado europeo como primer abastecedor de gas le abrieron nuevas puertas económicas que permitieron la recuperación rusa en tecnología militar, nuclear e industrial, petrolera especialmente para recuperación en aguas profundas.

Así, el F35 no es superior al Sukhoi 35 ni al último MIG. El problema no solo está en los problemas tecnológicos que los contratistas del pentágono pudieran haber encontrado que impidan el desarrollo, está en la corrupción del capitalismo como sistema, sobreprecios, contratos entregados a amigos contratistas a su vez relacionados con las trasnacionales que han invertido como financistas en la crisis económica y, especialmente, en la investigación de nuevas armas que las fuerzas armadas necesitan producir cada 4 años para una nueva guerra.

Conclusión a la que llegó la asociación estadounidense de industria aeroespacial que presento al pentágono un informe denominado “costos imprevistos” y “consecuencias industriales de determinada estrategia de defensa”. “Planes irrealizables los del pentágono para alcanzar la supremacía tecnológica global”, dicen los ingenieros de la asociación debido a la falta de bases necesarias de investigaciones fundamentales. Articulo dado a conocer por Economist y Novostie.

Pero, hay otra razón de peso, Washington requiere aumentar la popularidad del alicaído Obama, con simbólicos grandes cambios en la política exterior antes de la cumbre sobre no proliferación nuclear en Washington el 12 de abril, y los resultados de la conferencia de Naciones Unidas del tratado firmado en 1968, a celebrarse en mayo, dependían mucho de la firma entre Rusia y EEUU.

Además, después del nobel entregado a Obama, este en materia política exterior no ha logrado éxito alguno, todos sus intentos han sido un fracaso: Irak, Afganistán, Irán, Corea del Norte, Cuba, Israel, Venezuela, de la oratoria y sus deseos de querer hacer esto o aquello no ha pasado como en los casos de Guantánamo y UNASUR.

Estas circunstancias internacionales agobiaban la casa blanca, a su equipo publicitario, al Congreso, a las trasnacionales y a sus socios europeos, acentuando más la crisis económica y política del imperialismo. Esta firma simbólica les viene bien, por un tiempo al menos.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4333 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: