Ensayo de una nueva estrategia global

La expansión de la OTAN y EE.UU. acarreo la reacción de Rusia en Georgia. La utilización de la guerra sucia en la política, viejo hábito imperial, por integrar a los vecinos rusos a la nueva Europa acarrea modificaciones importantes en la situación mundial.

El avance energético y militar de Rusia es la espina dorsal de su sistema de defensa por la importancia de sus armas estratégicas localizadas en su propio territorio. Implica la defensa de los asuntos internos de las naciones fronterizas como parte de los acuerdos firmados con la política exterior de esas naciones. Rusia hizo saber que va a construir ramales de oleoductos, gasoductos para que los hidrocarburos y el petróleo suyo como el de Kazajstán lleguen al mercado Europeo a través de Bulgaria con destino a Grecia por el mediterráneo y el otro por tierra cubre Eslovenia hasta Austria. En Ucrania Rusia tiene 5 oleoductos y gasoductos que alimentan esa parte de Europa.

A través de las costas del mar Caspio Rusia limita con Azerbaiyán, Kazajstán, Turkmenistán e Irán. Área con 230 mil millones de barriles de petróleo. Reservas probadas y no probadas. En gas las reservas suman 230 trillones de metros cúbicos. Con todas estas naciones las inversiones conjuntas superan fácilmente los 200 mil millones de dólares. Hay que sumar a esto que Rusia nacionalizo las aguas profundas de su zona ártica hace pocos meses.

La evolución de una nueva realidad internacional exige nuevas formas de negociación. Es necesario comenzar ha pensar algunos pensamientos impensables. EE.UU. debe abandonar la esperanza de una victoria global. A esta altura de los acontecimientos la situación mundial es mucho más compleja con el desarrollo económico- militar de Rusia y China como nuevos centros autónomos de decisiones políticas de significación global.

Históricamente China y Rusia han sido naciones inconquistables. Inclusive cuando los aliados tenían el poder suficiente para hacerlo, inmediatamente después de la segunda guerra mundial. No se diga actualmente que China y Rusia mantiene la disuasión nuclear con los norteamericanos y entre ellos dos. De ahí resulta la presión política de los EE.UU. sobre los gobiernos Europeos, pone en riesgo los suministros de petróleo e hidrocarburos y las inversiones económicas de Rusia e Irán con sus vecinos. Es lo que buscan los norteamericanos cortar ese suministro y las inversiones de Rucia e Irán.

En Asia por otro lado los EE.UU. nunca reconocerán a China como centro autónomo de decisiones. Eso nos enseño las declaraciones de Bush en Beijing en la inauguración de los juegos olímpicos. Los estadounidenses no aceptaran a China como potencia predominante en Asia. Argumentan violaciones a “los derechos humanos, falta de democracia y libertad”. El problema es que con la rendición de Japón en la segunda guerra los estadounidenses creen que ellos triunfaron en toda Asia. Las derrotas sufridas en Vietnam, Laos, Camboya, en Filipinas con la guerrilla y con la misma Corea del Norte, esas derrotas militares, políticas y diplomáticas para los gringos son derrotas menores por ser conflictos menores.

Tratan de evitar la consolidación de China como una potencia apoyando a India en el desarrollo nuclear y energético. Creando una situación de conflicto permanente en el centro de Asia. Tal conflicto adquiere dos variantes:

1 sostener la incuestionable superioridad nuclear de EE.UU. que prive a China de cualquier iniciativa militar contra sus satélites Japón, Taiwán y ahora la India.

2 sostener una nueva variante de guerra fría en Asia y en el consejo permanente de seguridad de la ONU.

La política de EE.UU. en esta nueva estrategia global tiende a establecer reglas de convivencia por ellos controladas. La OTAN contra Rusia y EE.UU. contra China lo cual supone una nueva estrategia global dominando nuevas esferas de influencia en la política exterior norteamericana aproximándose mas a un ensayo militar mundial con el escudo antimisiles. Ya Polonia cedió para la instalación en su territorio de baterías interceptoras de misiles, falta Checoslovaquia en donde tiene que instalarse el radar para esas baterías. El propósito no es ese. Lo que se persigue es una demostración de influencia política sobre los ex satélites soviéticos para proporcionarles defensa militar y ayuda económica de la Unión Europea porque sus territorios están situados en el perímetro de las llamadas guerras limitadas, lo cual tornaba imperiosa la tutela militar de la OTAN. Con ese cuento la organización se expandió en la nueva Europa. La otra alternativa era la neutralidad lo cual no esta al alcance de todos o optar por un sistema propio de defensa.

Se crearon en consecuencia nuevas condiciones tendientes ha aumentar la guerra fría con la tensión militar en Euro asía, abriendo el camino para la intensificación de la crisis con Rusia e Irán. La hegemonía norteamericana tendió a perder significación en el plano político como consecuencia de la evolución militar. No se puede olvidar que el objetivo de la política exterior norteamericana es mantener integrada la OTAN. La desestabilización de este o aquel país debe considerarse como un medio para alcanzar un nuevo orden mundial. Esa es la regla. El tipo de ayuda militar más efectiva será la proporcionada a las multinacionales para que sean estas las que generen el máximo de satisfacción a los grupos elite de EE.UU. y Europa en peñados en conservar la explotación capitalista. En Euro asía, Rusia y EE.UU.

Hay dos bloques Rusia y China por un lado EE.UU. y Europa por el otro. Sus multinacionales se reparten Asia central y el Caspio. EE.UU.- Europa construyen un oleoducto que pasa por Bakú – Tbilisi – Ceyhan que une al mar Caspio con el sur de Turquía para transportar el petróleo por barco al resto del mundo. El oleoducto atraviesa Georgia y finaliza en el puerto mediterráneo de Ceyhan en Turquía. 4 mil millones de dólares financiados por las trasnacionales UNOCAL, TOTAL – FINAL, ELF, ENI, CONOCO – PHILLIPS, BRITISH. En Irán las empresas indias y chinas se expanden trabajando en la producción de crudo por la prohibición de EE.UU. de apoyar a naciones consideradas terroristas.

El modelo de la economía mundial estructurado en torno al núcleo militar en expansión por la crisis del dólar del cual se irradia el 64% del flujo financiero mundial afecta en grados diversos el subdesarrollo da la mayoría de naciones propietarias de recursos energéticos y naturales. Modificarlas es imperioso para sostener los nuevos conflictos “antiterroristas” que preparan por las tendencias políticas revolucionarias en América Latina y Medio Oriente. El sistema mundial de poder que se estructura bajo la hegemonía de EEUU sufrió un importante revés por la caída del dólar. La tutela militar que ejercía los estadounidenses sobre prácticamente todo el mundo reflejaba una situación compleja, pero inexplicable sin la posición estratégica privilegiada de la cual se beneficiaba el país y que era el resultado no tanto del monopolio atómico como de la invulnerabilidad del territorio norteamericano a cualquier ataque nuclear o terrorista. Esa invulnerabilidad proporcionaba al gobierno de los EEUU un poder de maniobra superior sobre el resto del mundo.

Hoy los norteamericanos saben que son tan vulnerables como el resto del mundo. Terrorismo auspiciado por ellos, el terrorismo de estado es made in USA.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4410 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: