América Latina dejó de ser una bola de beisbol en manos del imperio del norte

La gran lección que recibiera la política hegemónica de los Estados Unidos a través de la doctrina Monroe hacia América Latina (aplicada exitosamente por años por EE.UU.), fue contundente. Tal fue el ambiente vivido en la reciente Cumbre de Río efectuada en República Dominicana el pasado 07 de Marzo del 2008.

Los actuales líderes latinoamericanos han demostrado un gran espíritu de unidad entre los pueblos de esta región del mundo y que algunos de ellos (Rafael Correa de Ecuador, Daniel Ortega de Nicaragua, Hugo Chávez de Venezuela y Álvaro Uribe de Colombia) protagonizaron un fuerte debate en dicha Cumbre y fue precisamente por la iniciativa del presidente anfitrión Leonel Fernández que la llamada crisis de los cinco días, producida por la invasión que realizara Colombia al territorio de Ecuador, que culminó con la muerte del líder de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) Luís Edgar Devia, alias Raúl Reyes y otros 17 compañeros más, llegara a su fin y desde luego el gran derrotado aunque estuviese ausente, sin representación en la Cumbre, fue Estados Unidos.

El papel jugado por Hugo Chávez fue el mejor de todos, el mensaje expresado por él hizo quizá reflexionar a todos los presidentes y demás presentes cuando afirmó: “los latinoamericanos sin Estados Unidos, podemos ponernos de acuerdo’’.

El despertar de nuestra América es evidente en los últimos años, como respuesta a distintas agresiones que nuestros pueblos han recibido por parte del único país de la OEA (Organización de Estados Americanos) que ha invadido pueblos hermanos, que ha impuesto políticas económicas a través del FMI (Fondo Monetario Internacional) y del BM (Banco Mundial), es el único país de la OEA que nos ha obligado mediante el chantaje y la amenaza romper relaciones con un país hermano como Cuba, es el único país de la orbe que reclutó a generales y militares de alto rango de nuestra región para convertirlos en asesinos y auténticos genocidas, en la otrora Escuela de las Américas, tales son los casos de Somoza de Nicaragua, Videla de Argentina o Pinochet de Chile para citar solo tres países.

Pero la Cumbre de Río fue mas allá, en ella solicitó el presidente Rafael Correa, la creación de una OEA sin Estados Unidos. Lo anterior demuestra con mucha firmeza que el motivo de los pleitos entre nuestros pueblos es el Imperio y es que Estados Unidos ha escogido a Colombia como el punto estratégico para el dominio del Continente Americano porque sabe que la única arma que le queda es la guerra, vieja estrategia de Washington en el mundo, prueba de ello es Viet Nam, el conflicto en Oriente Medio, Los Balcanes y para nosotros en América ha usado el Plan Colombia nacido en la administración Clinton como “Plan Puebla Panamá” y que la actual administración del señor Bush ha fortalecido con el financiamiento de más de 5 mil millones de dólares y que pretende seguir financiando. Por eso hay que tener claro, que no importa si el rey de turno es Demócrata ó Republicano, la política del Pentágono es una: la política del saqueo de nuestros recursos naturales, incluidos el agua y los minerales preciosos (como el petróleo que le saqueó a Venezuela, a un dólar el barril por 50 años) que nuestra América posee en abundancia y para lograrlo esta decidido el Imperio a utilizar todos los métodos que estén a su alcance.

Prueba de las anteriores afirmaciones son las resientes visitas que hicieran a Colombia los Halcones de Washington, me refiero al jefe de la cartera de Defensa y al jefe del Comando Sur de los Estados unidos, lo mismo que Condolessa Rice a esa nación. No fue entonces por casualidad la incursión del ejército de la República de Colombia a Ecuador, desde luego es parte de un plan dirigido precisamente por los llamados Halcones, que no visualizan otra forma de recuperar a Latinoamérica que no sea por medio de los conflictos entre nuestros países, ellos necesitan recuperar el camino perdido. Por eso les urge parar los avances del ALBA, la integración del Banco del Sur, les incomoda Petrocaribe, Petrosur, la Misión Milagro, les preocupa inmensamente que nuestros pueblos se logren poner de acuerdo en materia económica porque saben que a corto o mediano plazo no seremos mas su patio trasero, ni la bola de beis en manos del Imperio.

En nuestra América se impone la formación de la Gran Patria como soñara José Martí o la Gran Colombia como lo hiciera Simón Bolívar y es que tenemos todo lo necesario para lograrlo y sobre todo un gran pueblo que ante todas las tirrias que nos traten de imponer, sabremos ser unidos y actuaremos con un solo puño y ante esa adversidad sabremos decir como en su tiempo lo dijera Fidel, el líder de América: “Patria ó Muerte, venceremos”.

drsjuancarlos@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1676 veces.



Juan Carlos Rodríguez Aguilar


Visite el perfil de Juan Carlos Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: