Intervención en Venezuela; ¡la gota que falta!

Retirado de la acción directa, de los acontecimientos políticos de las ultimas semanas, hoy, en extrañas circunstancias, las acciones político-guarimberas, de las últimas 24 horas invaden mi pensamiento, como vorágine trasladan mis recuerdos al pasado, 15 años atrás, donde la oposición venezolana de hoy planificó con saña, alevosía y premeditación, el escenario, asesinato de venezolanos inocentes con el firme y decidido propósito de culpar, enjuiciar y condenar al presidente Hugo Chávez y su Revolución Bolivariana. ¡Entonces fue el detonante para el derrocamiento del gobierno!

Hoy, con la angustia de entonces, por tan macabros planes, me veo en la urgencia e imperiosa necesidad de retomar un puesto de vanguardia y alertar a las autoridades venezolanas de lo que, para quien escribe, es el plan maestro, macabro, de las siguientes 10 horas en Venezuela, que definirán el papel injerencista e interventor internacional, las guarimbas, sus actores internos, externos y mediáticos han venido paulatinamente preparando el terreno contra la estabilidad nacional y la continuidad del gobierno de Nicolás Maduro y la Revolución Bolivariana.

¡Por Cumaná es la cosa!: hoy, miércoles santo, en horas de la tarde, debe ser realizada la misa y procesión del Nazareno. Esta actividad religiosa es oficializada generalmente por Monseñor Diego Padrón, actual presidente de la CEV, abierto y decidido opositor al gobierno nacional, contrario al dialogo y la Paz. Conociendo a la oposición y sus acciones criminales para llegar al poder político, una ráfaga tormentosa invade mi pensamiento, un "palpito", presentimiento, percepción de macabros y criminales planes contra la persona de Monseñor Diego Padrón y la Iglesia Venezolana. En el avanzar de las horas, mientras con urgencia hilvano mis palabras, en mi alma y espíritu chavista, de venezolano amante de la PAZ, no hay dudas que atentaran contra la vida de Monseñor Diego padrón durante la realización de esta importantísima actividad religiosa.

¡Ojala y quiera Dios esté equivocado!, pero por si acaso este es un alerta desesperado a las autoridades todas. En el Salvador la guerra civil marcó su historia en la muerte Monseñor Arnulfo Romero por manos de la derecha internacional con apoyo de EE.UU

¡Pendiente y Vista!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1064 veces.



Felipe Marcano


Visite el perfil de Felipe Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: