En la ONU priman los intereses del G7, no los principios de la organización

La ONU se la pasa defecando los problemas de Estados Unidos al mundo. EEUU utiliza a la ONU para que legalice todas las inseguridades de su seguridad nacional, la ONU es un grosero piropo a la humanidad, las naciones no solo que no están integradas sino que están en constante conflicto por los intereses económicos, energéticos y militares de sus aliados.

En cada Asamblea general de la ONU, desfilan imperialistas, fascistas, asesinos y aprendices de estos, algunos Bill Gates, estadistas y llorones, a todos les anima la publicidad del “prestigio” de hablar en la inoficiosa ONU.

Por los años 1960, surgían las primeras críticas a eso que se llama La Organización de Naciones Unidas, convertida en la cabeza de playa de los victoriosos de la segunda guerra mundial, estos países liderados por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, requerían un espacio internacional capaz de legalizar la lucha contra el comunismo, desde entonces, la mayor parte de la existencia de la comunidad internacional gira alrededor de este inútil y angustioso organismo que separa a las naciones.

Estos aliados con derecho al voto han conducido a la organización por varios caminos con diferente nombre, la última, lucha contra el terrorismo dura ya 12 años, lucha que no tiene ni pies ni cabeza como la lucha contra el narcotráfico internacional sostenido por la demanda de los consumidores estadounidenses y europeos que a su vez sostienen una gran parte de las finanzas internacionales en su multiplicación en bolsas tipo Wall Street.

Todas estas luchas son excusas más que una razón. La ONU es ya una de los peores enemigos que tiene la humanidad para la convivencia pacífica.

Desde el año 2005 “el principio de responsabilidad de proteger” faculta la intervención de la comunidad internacional en un país donde se violan los derechos humanos”. Esto es risible si consideramos que EEUU ha violado siempre los derechos humanos en todo la tierra después de la segunda guerra mundial; desde Vietnam, Cuba o los últimos países sometidos a vejámenes dantescos Irak, Libia, Afganistán, Egipto, Pakistán, de manera directa a través de la vía militar o por actividades de injerencia vía guerra sucia, espionaje electrónico, magnicidios, golpes, conspiraciones.

EEUU con el apoyo de la ONU ha salido siempre victorioso, los cambios climáticos son el último de los ejemplos de estas circunstancias en donde la ONU, es incapaz de lograr que Washington firme la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que causa el calentamiento global.

Naciones Unidas jamás ha podido lograr que el imperio o sus satélites actúen con prudencia y solidaridad en pos de una integración que permita la convivencia pacífica en las regiones, entonces ¿para qué sirve la ONU?

¿Qué hace la ONU con las invasiones y los indiscriminados bombardeos israelíes a Palestina? O, el bloqueo al paso de los alimentos, medicinas, material de construcción, incluso, el agua la tiene restringida la Franja de Gaza porque el ejército judío controla la parte alta del Rio Jordán. La ONU no hace nada por ser un asunto de interés estratégico-energético vigilado por EEUU, con la ayuda de Israel en el Medio Oriente. ¿Cuándo Palestina será un Estado?

¿Qué hace la ONU con la masiva utilización de aviones no tripulados por parte de la CIA en cualquier país del mundo, en donde mueren niños, mujeres y ancianos que igual son las víctimas de esta nueva institucionalidad?

¿Para que el circo de las asambleas Generales? ya en el número 68 si los nuevos órdenes geopolíticos están proyectados por los intereses del G7 no por los principios de Naciones Unidas. Pocos países confían en la ONU, están inscritos en ella por ser una normativa internacional legal para las interacciones comerciales y políticas no por una participación internacional que dibuje la integración y la paz, regida por los principios de respeto, solidaridad y participación.

Debe existir alguna ley o norma que permita a la ONU interceder en el fascismo de EEUU y sus mayores aliados, pero no, no quieren siquiera estudiarla porque los intereses económicos-políticos son de más peso que los derechos humanos, la pobreza es un ejemplo patético de esto.

La ONU representa a un mundo represivo, fascista y militarizado que ya no debería existir, la organización se estancó en el siglo pasado, hoy, la nueva humanidad cambia el mundo todos los días y el derecho internacional requiere de consensos.

El papel de Sheriff global asumido por EEUU y por sus alguaciles europeos e israelíes se está terminando. El caso Siria lo demuestra, EEUU y sus aliados no pudieron bombardear a Bashar al Asad para derrocarlo simplemente porque no contaron con la autorización de sus pueblos, esa es la gran verdad a pesar que la ONU, con su informe sobre el uso de armas químicas en Damasco, se lavó, como siempre, las manos.

La ONU en New York, que les puedo decir…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2300 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: