Obama, uno de los ridículos más grandes de occidente

Pensaba que el estúpido más grande de los Estados Unidos era el presidente George W Bush, por haber llevado a su país a la recesión más larga de toda su historia y a la animadversión más profunda que los pueblos del mundo sienten por la política de seguridad nacional.

Obama le agrego su toque personal después de ser galardonado con el premio Nobel de la paz; la hipocresía, el doble discurso, el ofrecimiento de guerras justas o relámpago para no cometer los desaciertos de Bush de invasiones prolongadas, líneas rojas que terminan ahogándolo y la institucionalización de los drones y el espionaje global por parte de las agencias de inteligencia son hasta ahora su sello en la política exterior de los EEUU.

Con su gestión, Obama está cerrando la puerta de la casa blanca a los futuros afros que quieran ser candidatos a la presidencia de los EEUU, hasta hoy, es el primero y el último negro en liderar lo que queda del imperio, Obama puede considerarse number one por su mediocridad y por ser el primer presidente negro en la casa blanca, porque, en EEUU, hace rato que se respira aires de decadencia, ese país ya no es el número uno en democracia, libertad y oportunidad.

En la última cumbre del G20 celebrada en San Petersburgo, casi nadie respaldo a Obama, cuando propuso una condena para Siria, la mayoría no firmo el documento, antes, David Cameron solicito al Parlamento apoyo para atacar Siria, la petición fue rechazada. En el pueblo estadounidense y en el resto del mundo, las personas saben que EEUU ya no ejerce el rol de líder mundial. “uno ve señales de que se está produciendo un cambio gradual” manifestó Charles Kupchan del Council on Foreight Relations.

“Desde la segunda guerra mundial EEUU ha sido un proveedor de último recurso actuando solo o con una coalición, pero ahora, el estadounidense está más centrado en los temas internos y se volvió más cauto con las intervenciones en el extranjero” concluyo Kupchan.

EEUU no ataco a Siria, por no tener el respaldo de su gente ni sus aliados de sus pueblos, eso mismo está pasando con las monarquías petroleras, ya no les resulta tan fácil imponer sus políticas, ahora, tienen que pensarlo dos veces.

En la misma China el presidente Xi Jimping, no puede solo imponer las nuevas políticas económicas sino quiere que se produzca otro levantamiento tipo Tianamen, por eso, propone un modelo de cooperación y el trato como socios entre los países y a nivel interno propone el dialogo para superar las diferencias.

El pentágono, el Departamento de Estado, la CIA, saben que la casa blanca ya no puede ir contra las preocupaciones de la humanidad respecto a los cambios climáticos, guerras, conspiraciones, pobreza, la gente ya no ve a los EEUU ni al resto de los países desarrollados como líderes mundiales por los resultados que ofrecen.

El bombardeo de la OTAN a Libia, el golpe de EEUU en Egipto, las amenazas contra Siria, Irán, Corea del Norte, el papelón de los Wikileaks, la denuncia de Snowden respecto al espionaje telefónico e Internet a escala planetaria, la prohibición del espacio aéreo de algunos países europeos y de Puerto Rico para los presidentes Morales y Maduro, el control de las finanzas internas por parte de los 8 mayores bancos de EEUU respaldados por la FED y por Wall Street, a pesar del anuncio de la casa blanca de restar operatividad a los bancos como a los paraísos fiscales, son los temas de mayor burla para Obama.

Vladimir Putin se erige como el reemplazo de Obama en el liderazgo mundial, en su columna en el New York Times, critico la noción del “excepcionalísimo estadounidense”.

Incluso ahora, la reunión con Hassan Rouhani es para Obama, como su última oportunidad para dialogar respecto a su programa nuclear, dialogar no imponer es lo que le queda a Washington, los tiempos de policía mundial se le terminan a EEUU.

Parecería que la CIA es parte del complot para hacerle la vida difícil a Obama, la extrema derecha republicana con los Tea Party, los halcones, lo llevan por la vía complicada como el del espionaje que sale a la luz pública, el incremento de la deuda para los gastos fiscales, en fin, lo acusan de ser un anticapitalista que le hace mucho daño a la Unión.

Desde su reelección todo ha sido difícil para el mediocre presidente que heredo un país al borde de la quiebra, es verdad, sin embargo, el presidente ofreció solucionar asuntos como la cárcel de Guantánamo, los problemas de millones de migrantes indocumentados, dejo a Irak sumido en una guerra étnica y religiosa, no puede retirar las tropas de Afganistán porque la heroína está a buen precio, no baja la tasa de desempleo, no se incrementa la producción ni el PIB, todo esto le cuesta a los contribuyentes miles de millones de dólares por mes que los gastos fiscales requieren.

Obama esta tan presionado por los militares que busca con urgencia un ataque relámpago a Siria, ni para eso consigue ayuda, este señor está al borde de la locura, en su ayuda salen Putin y Al asad, se une a este grupo el presidente electo de Irán, Hassan Rouhani para ayudarlo con su programa nuclear.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1471 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: