Con renovados bríos regresa la oposición de la mano de Washington

La perversión sistemática de los medios

El Nacional, El Universal y otros diarios, o mejor les viene el calificativo de pasquines venezolanos, continúan mintiendo y manipulando la información en una suerte de estrategia orientada a seguir impulsando esfuerzos para derrocar el gobierno de Hugo Chávez.



Allí han estado inconmovibles desde hace más cuatro años sin obtener ni un milímetro de avance hacia ese objetivo, pero de nuevo resurgen con redoblado ímpetu después de que el Subsecretario de Estado para la América Latina, Roger Noriega, le ofreció a la oposición venezolana, como preludio de una continuada campaña orquestada desde Washington para tratar de aislar a Venezuela, plagada de infundios contra su gobierno, diciendo que es “una fuerza negativa” para la región, que resulta incómodo a sus vecinos, que es proveedor permanente de armas a la guerrilla colombiana, que viola la libertad de expresión, que financia los movimientos sociales que luchan por sus justas reivindicaciones en el Continente y paremos de agregar otra sarta de mentiras y acusaciones inimaginables que sueltan a los cuatro vientos sin vergüenza y sin recato.



Muy por el contrario a esa matriz de opinión que intentan imponer a fuerza de desinformar, grupos de apoyo venezolanos integrados por militares y civiles se encuentran hoy en día en Jamaica, Grenada, Haití y Cuba construyendo viviendas para los miles de damnificados de los feroces huracanes que asolaron en meses pasados extensas áreas de esos países hermanos y más recientemente con el apoyo de equipos especializados, incluyendo helicópteros, fueron enviados a la república Dominicana para ayudar a ese pueblo antillano a extinguir un pavoroso incendio que arrasó con vastas extensiones de un parque nacional, mientras que el gobierno del norte se hizo el musiú y Canadá, algo que nos indignó, condicionó su ayuda al pago de cien mil dólares por la hora de helicópteros apagafuegos. Así es como invade, agrede e incomoda el gobierno de Chávez a sus vecinos, extendiéndoles la mano con amor y solidaridad en momentos de dificultades, al margen de sus posturas políticas, pues es bueno decirlo que en el caso de Haití, nuestro país ha sido el único del Continente que se ha negado a reconocer el gobierno impuesto allí tras el derrocamiento y secuestro de su presidente democrático, Jean Bertrán Aristide, por tropas del gobierno de Washington.



Pero lo trágico para los cerebros que están detrás del diseño de esa campaña sucia y traidora, pues de esto último como hemos visto l propio gobierno gringo confiesa que apoyará y financiará a los opositores a Chávez, es que les falta imaginación, aun cuando más allá de esa pobreza creativa de que hacen gala, pensamos nosotros que de lo que se trata es que la base argumental para arremeter contra el gobierno cada día se les hace añicos frente a los logros del accionar del gobierno bolivariano en favor de las grandes mayorías de la población venezolana, incluyendo importantes sectores de la clase media que estuvieron confundidos, pero que hoy sienten en su favor ingentes beneficios, impensables dentro del viejo régimen adecocopeyano, como son, por una parte, haberle ganado, con el decidido apoyo oficial, la dura batalla a la banca usurera y rescatar así su derecho a un trato humano y racional frente a la trampa que les tendió con los llamados créditos indexados o mexicanos, la cual los había sumido en la mayor angustia y desesperanza al verse comprometidos con deudas que cada día se les hacían impagables y, por otro lado, que quienes todavía no habían resuelto su problema de habitación, están recibiendo créditos subsidiados y tasas preferenciales entre 6% y 11,36% para que adquieran sus viviendas.



Con sólo esos dos ejemplos emblemáticos, para no referirnos a los otros muchos igualmente invalorables que tienen que ver con la salud, la educación, el trabajo y la alimentación, hacen más que evidente el inmenso esfuerzo que hace la revolución bolivariano para buscarle pronta y apropiada solución a los ingentes y graves problemas que padece el pueblo y que para ello lo único que necesita es paz, por lo que es absurdo ni siquiera pensar que el gobierno tenga algún interés en generar conflictos, cuando sabe que lo único que ello traería es la interferencia de los planes y proyectos que ha puesto en marcha para el logro de ese específico objetivo.



El gobierno no tiene otra meta que la de echar este país hacia delante y en ese camino continúa su marcha con mucho vigor y entusiasmo y es por ello que apuesta a la paz y a la convivencia en el marco de la democracia y el respeto absoluto a nuestra soberanía. No está dispuesto a volver al pasado. Es una decisión tomada y la misma no está sujeta cambio alguno, sólo si algún planteamientos que se formule en ese sentido lo sea para mejorar y acelerar sus estrategias y el modo de instrumentarlas. Cualquier intento por desviar el rumbo por más pentágonos que se busquen en apoyo encontrarán de nuevo la derrota. Legiones de venezolanos están dispuestos a defender este proceso de cambios hasta con su propia vida, por lo que el imperio y sus lacayos deben sacar bien sus cuentas, porque ya no será posible que el pueblo vuelva a actuar con la misma tolerancia como lo hizo durante el golpe de estado del 2.002, al permitirle a los golpistas y sus socios que regresaran a sus casas como si no hubiera cometido delito alguno. Es perfectamente predecible cuál pudiera ser la reacción del pueblo ante otra arremetida fascista (!), por lo que eso debes llevarlos a la mayor reflexión.



Ahora los medios vuelven con el ritornelo del fantasma del comunismo con que precedieron la frustrada aventura en contra de institucionalidad de la democracia en abril/02: que si el estado asumirá la patria potestad de nuestros hijos, que si las escuelas religiosas serán clausuradas, que si los niños serán uniformados con franelas rojas, que si los supervisores, los cuales serán milicianos chavistas, estarán facultados para suspender a su libre albedrío a los docentes y sustituirlos por inexpertos y otras tantas falacias que no son otra cosa que ridiculeces en grado mayor.



Es indignante entender que todas esas campañas de infundios se hacen pensando que el pueblo es idiota y que, además, es perfectamente manejable, olvidándoseles que aquella sangrienta toma del poder por la fuerza que auparon, cohonestaron y que hoy pretenden enterrar y hacer ver que eso jamás ocurrió, o cuando menos intentan negar que jugaron allí un papel preponderante y de primera línea, conjuntamente con los medios radioeléctricos, les resultó todo un fiasco.


¡Cómo nos hubiera gustado verles la cara de euforia y gozo a sus dueños y editores el día que se auto juramentó Carmona Estanga aquel trágico 12 de abril/02 y cuando los siguientes días 13 y 14 el binomio pueblo ejército restableció el orden constitucional en el país y Chávez regresó al sillón presidencial! ¿Eran, acaso, las caras de los valientes y aguerridos defensores de una causa que se les vino abajo y que tenían la firme convicción de que había que luchar hasta la muerte para defenderla o eran, por el contrario, las caras que vimos salir a la desbandada de Miraflores con el trasero entre las piernas y o de aquellas que no pudieron huir y fueron retenidas en los sótanos del palacio presidencial, asustadas y a punto de soltar el llanto...?



¡Qué gran equivocados están los hacedores de esos diarios y todos aquellos que andan en la misma onda! ¡En qué bajo nivel de inteligencia ubican al pueblo! ¡Qué pobreza de espíritu y qué inmoralidad exhiben estos comerciantes de la comunicación y sus plumarios tarifados que optaron por echar a la echar a la basura los más elementales principios de la responsabilidad y la ética!

oliverr@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2559 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a13280.htmlCd0NV CAC = Y co = US