EEUU y Europa, militarismo apocalíptico

Nouriel Roubini, economista que predijo la crisis financiera del 2008 manifestó en junio que el euro desaparecería, dos meses después la situación financiera se ha degradado tanto que sus pronósticos están a un paso de cumplirse, Alemania, Bélgica, Francia, hacen lo posible por mantener la unión monetaria pero sí y solo si, los países miembros aceptan someterse a un control clínico de sus economías cediendo completamente su independencia fiscal.

Qué pasa con los países que no acepten la pérdida de soberanía, serán empujados a una Europa B o C de la que será difícil salir a menos que sus economías tengan saldo a favor, en otras palabras, terminaría con el ideal inicial de integración de la zona euro. La mitad de esos países miembros han demostrado con hechos que nunca estuvieron dispuestos a disciplinarse para sostener el euro; los políticos saben que no hay una solución inmediata, lo trataron en la cumbre de mayo último del G8.

Barack Obama, Nicolás Sarkozy, Ángela Merkel, David Cameron, se están quedando sin oxigeno, están tan endeudados que no sé cómo no han perdido la calificación AAA igual que los Estados Unidos. Estadounidenses y europeos están en una recesión más aguda al no haber podido salir de ella y no quieren aceptar que las soluciones políticas y económicas han llegado a un punto muerto, solo les queda la opción militar para sostener la globalización, no quieren permitir que los BRICS asuman un mayor protagonismo en la industria comercial o el G20 siga creciendo económicamente sin que el G 7 se beneficie.

El capitalismo es un modelo que no alcanzo para el consumo de todos, sin embargo, quieren seguir imponiendo la miserable riqueza para el 20% de la población mundial, afrenta para los excluidos. El libro de Tony Judt, explica de mejor manera a qué punto llego la problemática social por la economía sumergida de los Estados que dejo más desamparados y excluidos de lo que las estadísticas daban cuenta, Tony dice “hace mas de 2 décadas el primer mundo engendro y alimento su propio tercer mundo; las de ahora no son revueltas sociales sino expresiones instintivas sin razón de ser colectivas”.

El G7 no pudo en Egipto, Túnez, Argelia, Yemen, provocar guerras civiles como en Libia, objetivo geopolítico con el petróleo para lograr aislar más a Irán y su islamismo chiita que toma fuerza; es preocupante para el proyecto del G7 que Egipto e Israel, se distancien por pugnas que el títere Mubarak hubiera resuelto rápido, pero, el régimen militar transitorio que gobierna Egipto, no quiere ceder tan fácilmente por no perder el espacio ganado en la sociedad, por otro lado, Israel lleva 2 meses con protestas internas por el alto costo de la vida, es decir, la estrategia de confrontación interna proyectada por el G7 para beneficiar a sus satélites los está afectando por la crisis. El poder del mundo desarrollado ya no guarda las composturas de las formas.

Es dramático ver como China y Rusia, solo critican la economía estadounidense y guardan silencio con lo que ocurre en Libia y Siria. Hay que admitir que el miedo gana los territorios que le interesa ganar, cualquier opinión en contra del holocausto proyectado por el G7 tiene que aceptar como triste realidad que el miedo va conquistando todo con un ejército bien aceitado que no quiere perder el poder político.

Cuando EEUU habla de los aspectos militares de la paz quiere decir los esfuerzos de guerra para una economía de paz justificando las acciones del G7 en cualquier parte del mundo, al mismo tiempo, justifica la presencia y las acciones ahora que se puede, sin mayor obstáculo coparlo todo y arrasar al que tenga la solvencia para oponerse en el camino de lo absoluto con el apoyo tácito de la ONU y de la OEA.

La nueva política abierta del capitalismo en crisis muy profunda es su política de miedos apocalípticos que tiene muchísimo que ver sobre los aspectos económicos de paz y el esfuerzo de EEUU y Europa sobre la seguridad global, cuya meta final de tan colosal esfuerzo es contra sus enemigos históricos Rusia y China, permiten al pentágono seguir con las investigaciones militares y al Departamento de Estado proyectar cada 4 años su expansión, aun en crisis.

La lógica estructural del capitalismo los obliga a ser genocidas en regiones en vías de desarrollo para imponer sistemas políticos que son autoritarismos formalmente democráticos que incluye “los no violentos aquí y los armados subdesarrollados allá” en la misma lucha contra la violencia institucionalizada a favor de la vida o destruir al enemigo para sobrevivir como prueba para conservar la democracia.

En nuestra región UNASUR no puede olvidar las prioridades de integración y defensa para abordar solo las económicas comerciales blindándonos contra la recesión del capitalismo en EEUU y Europa. En agosto 12 en la cumbre de ministros de finanzas y presidentes de los bancos centrales de Sur América en Buenos Aires, UNASUR creó el Consejo de Economía y Finanzas con alta prioridad sobre los demás Consejos; Bogotá sigue recibiendo ayuda militar “para combatir a las FARC” que no declaran completamente y las bases militares estadounidenses siguen allí, esperando…y nosotros preocupados seriamente por la paz y el desarme, en realidad, lo que hacemos es favorecer los intereses expansionistas de EEUU.

Así como van las cosas para el 2012, ellos, necesitan un triunfo militar en la región que consolide a Obama, y a la vez garantice el flujo de petróleo y control de las reservas más grandes de crudo del planeta que tiene Venezuela.

Cuando Obama recibió el Nobel de la paz por las guerras justas consolido una tradición cristiana, es decir a la Iglesia, hoy, interpretada en las guerras civiles que no conceden ninguna importancia al ejemplo de Gandhi o de Jesús, porque no hay educación para la paz en el sistema capitalista, al contrario, impulsa la cultura para que esta conceda demasiada importancia al militarismo y sus golpes cuando hay que resolver algo que Washington, considere que hay que resolver.

Al G7 ya no le interesa su hipócrita credencial democrática o cualquier cosa que tenga que ver con su imagen internacional o las apariencias de cualquier tipo, nada le importa excepto las amenazas que el capitalismo enfrenta por la crisis, su primerísima prioridad es, no perder el control político ajustando cualquier tuerca que deba ser ajustada.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2412 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: