Mercosur: el sueño de una integración necesaria pero también posible

“Estamos transitando a pasos grandes y efectivos hacia una efectiva integración suramericana, una integración que por su población, sus recursos naturales, su superficie y su capital humano, ocupara un lugar destacado en el mundo”, enfatizó el mandatario argentino.

“Estamos convencidos de que la integración es la gran empresa política de nuestra época, se trata de un proyecto que tiene profunda raíces en nuestra historia, pero sobre todo tiene una gran proyección hacia el futuro”, completó Kirchner.

Para el Jefe de Estado argentino, los países no pueden alcanzar sus metas por separado, sino que deben unir sus esfuerzos para combatir los problemas que aquejan a los pueblos latinoamericanos.

“La lucha contra la pobreza, contra la marginación, por la plena igualdad y la ciudadanía social, el fortalecimiento de la democracia la seguridad y la paz, la defensa de los derechos humanos son todos ellos valores y objetivos que no pueden alcanzarse desde puertos de estados nacionales aislados” dijo el presidente argentino.

Según Kirchner, las nuevas realidades que se presentan en América Latina demandan un nuevo concepto de soberanía. “Un concepto ampliado de soberanía, una comunidad política y productiva capaz de poner en acción las enormes potencialidades de nuestra región para el bien de sus hombres y mujeres, sin debilitar la independencia de cada país".

El presidente argentino, aseguró que los mercados del comercio libre no favorecen el desarrollo de los países de América del Sur, y que el libre comercio debe propiciarse en “condiciones dignas y equitativas”.

“La integración es mucho mas que liberalizar el comercio, es asumir el objetivo de constituir una gran comunidad política que promueva la producción eleve la competitividad común de nuestra región y la convierta en un interlocutor fuerte en la discusión en el orden mundial”, añadió el presidente argentino.

Lula: "en los momentos de divergencia, debemos llamarnos"

El presidente de Brasil, Lula da Silva expresó su deseo de que en breve “Bolivia integre el Mercosur”, mirando a su par de ese país, Evo Morales,  que participaba del estrado como invitado de honor.

Señaló que con la entrada de Venezuela al Mercosur, se conforma “un bloque con más de 250 millones de habitantes, un área de 13 millones de kms cuadrados y un PIB (Producto Interno Bruto) de un billón de dólares”.

Unidad “Mientras más unidos seremos, más fuerte seremos en este mundo competitivo y globalizado”.

Dijo que la incorporación venezolana del Mercosur concreta el sueño de millones de latinoamericanos “que a lo largo de estos siglos murieron porque creían que era posible construir la integración”.

"Aún en los momentos que tengamos mas divergencias entre nosotros, aún en los momentos que estemos más nerviosos (…) deberíamos llamarnos. Deberíamos conversar muchas veces, porque una pequeña duda genera un desorden tan grande; que una duda de un minuto puede llevar un año para que la arreglemos”, apuntó Lula.

Uruguay y Paraguay, reafirman la estrategia

El paraguayo Nicanor Duarte pidió que el Mercosur no sólo tenga un AEC, sino que tenga “un proyecto común”, para que todos los habitantes se beneficien de este fenómeno de integración continental.

El presidente de Paraguay, Nicanor Duarte, aprovechó su intervención para ratificar que la entrada del país caribeño a la iniciativa paraguaya de 1991, “es definitivamente un amplificador de ideales” de integración.

“América Latina necesita una voz más potente y clara, y estoy seguro que la incorporación de Venezuela será un potente amplificador para que nuestra voz resuene y persuada a las regiones poderosas del mundo. Por eso estoy feliz”, dijo. “Estamos diciéndole ‘no’ a la regla fría del capitalismo, el cruel pago al contado en donde si unos crecen los otros se estancan. Se estancan porque existe una expropiación económica y de la fuerza del trabajo”, resaltó.

Para Tabaré Vázquez, “el Mercosur es nuestro objetivo estratégico”.. “Queremos mejor Mercosur, queremos más Mercosur”, agregó . El presidente de Uruguay reconoció en su discurso que no se puede negar que existen asimetrías entre los países, sin embargo, pidió que éstas se dejen reservadas para lograr los acuerdos necesarios del bloque regional.

“Todo esto es para conseguir que aquellos que tenemos la responsabilidad política en este proceso de integración, comprendamos y hagamos realidad las palabras que aquí decimos” aseguró Vázquez.

Chávez: "un hecho sin precedentes"

Chávez destacó que la presencia de los otros cinco mandatarios muestra la “faz política de la integración”. “Estamos hoy poniendo una nueva piedra fundamental, la de la libertad para nuestros pueblos de Latinoamérica”, agregó.

“Se está colocando una piedra fundamental para el proceso de transformación de los pueblos de América”, dijo el anfitrión Hugo Chávez. Hizo énfasis en el hecho de que Venezuela figure como el primer país en adherirse al Mercosur, luego de su conformación con sus miembros originales. “Es un hecho sin precedentes”, destacó.

Con la adhesión venezolana, se afianza la política pluripolar del mundo frente a la unilateral, explicó el gobernante. “Si no estuvieran ahí, representando lo que representan, no hubiese sido posible la entrada de Venezuela al Mercosur, que tiene diversas significaciones. Lo que hoy ocurre en el mundo no es solo para estar optimistas, sino para trabajar por el alma”, declaró.

“Es absolutamente imprescindible la unión”, haciendo referencia a “la acción divisionista de los poderes que desde tiempos remotos ya buscaban la hegemonía y que se han instalado durante estos 200 años”, añadió Chávez.

Por otro lado, el presidente venezolano asomó la posibilidad de desarrollar un proyecto ferroviario que una a los países suramericanos

Lo que viene

La incorporación efectiva de Venezuela al Mercado Común del Sur (MERCOSUR) tiene múltiples lecturas positivas. Una de ellas permite afirmar que los acuerdos energéticos resultarán estratégicos a la hora de avanzar en el proceso de integración desde una perspectiva de mayor autonomía regional. Es en ese marco que debe interpretarse la firma de los presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez de un "acuerdo para el establecimiento de una alianza estratégica entre Argentina y Venezuela".

En un mismo sentido, cabe destacar que Uruguay, Paraguay y Bolivia se incorporarán formalmente al proyecto del gasoducto sudamericano que llevan adelante Venezuela, Brasil y Argentina. Para el desarrollo del proyecto, denominado el Gran Gasoducto del Sur , se ha estimado una inversión de 20 mil millones de dólares.

Se prevé que la construcción del gasoducto, que tendrá una extensión de más de 8.000 kilómetros y abarcará el eje oriental sudamericano Caracas-Buenos Aires, se tardará entre cinco y siete años.  El gasoducto distribuirá unos 150 millones de pies cúbicos de hidrocarburos a siete países sudamericanos.

Lo cierto es que el Mercosur tiene una nueva fecha de fundación: el 4 de julio de 2006. Ahora el club está integrado por cinco socios, ciertamente con gran poder de negociación.




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4066 veces.



Aram Aharonian

Aram Aharonian es Magister en Integración, periodista y docente uruguayo, fundador de Telesur, director del Observatorio en Comunicación y Democracia, presidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana.


Visite el perfil de Aram Aharonian para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tecno/a23537.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO