Culpa de la Revolución

No podemos negar que existen problemas en Venezuela cómo pueden existir en otros países. Sin embargo, nuestros males tienen un componente adicional que los sobredetermina. Somos la cuna de la Libertad e Independencia de la Patria Grande. Nos viene guiando el visionario Padre Libertador Simón Bolívar desde que nos alertó: "Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia a plagar la América de miserias, en nombre de la libertad". Por eso nos declararon una amenaza inusual y extraordinaria para la política imperial de EEUU. Hemos sufrido sanciones y bloqueos, pero se encontraron con los hijos e hijas de Bolívar y Chávez quienes han sabido mantener la calma sin caer en provocaciones. Quienes se desesperan son los que buscan salir del gobierno al ver su capacidad para responder a las agresiones. Nuestra economía comienza a crecer. Estamos resistiendo y venciendo.

Tratan de calentar la calle con sus operadores. Ahora su consigna es la ONAPRE, pero una vez hechos los ajustes y atendidos los requerimientos de los trabajadores quedarán como siempre, solos y sin argumentos. Ese es el saldo de una guerra híbrida donde hemos aprendido a triunfar. El presidente Maduro los ha sorprendido con su capacidad de resistencia y respuesta a la crisis creada por el imperialismo. Se siente la fe y la esperanza de un mañana mejor en las calles de Venezuela. El pueblo sabe leer lo que está ocurriendo. Para el primer semestre del 2022 el ejecutivo nacional reveló un crecimiento por encima de los dos dígitos. La economía se mueve en positivo y diversos analistas lo confirman.

El Petro viene siendo manejado por el pueblo, pero los comerciantes deben también hacerlo sin sabotear la iniciativa argumentando que "no hay sistema". Si el biopago funciona para cobrar en la plataforma debe funcionar también para el Petro.

Estuvieron meses atacando las Zonas Económicas Especiales y ahora que se promulga la Ley salen a decir que hay oportunidades para emprender y posibilidades de crecimiento para la economía. Ahora que están dispuestos a creer en la Ley de Zonas Económicas Especiales, les falta reconocer que todo ello es culpa del Presidente Maduro.

Mientras todo eso sucede, en la Nueva Esparta nos preparamos para los 205 años de la Batalla de Matasiete. Seguimos luchando por nuestra independencia económica teniendo como polos de desarrollo la industria sin chimeneas que nos permite el turismo y los recursos pesqueros que tenemos en nuestro mar caribe. Nos corresponde estudiar la Ley de las ZEE para apoyar iniciativas qué complementen el desarrollo armónico de nuestro estado respetando el ambiente, sobre todo ahora que tendremos en Nueva Esparta una de las primeras cinco Zonas Económicas Especiales. Creo en el futuro y la culpa de todo eso la tiene el Presidente Maduro.

Ser margariteño es un orgullo y ser venezolano es una honra. Una nueva época está naciendo rumbo al 2030 bajo la conducción del gobierno Bolivariano.

Pensando a quien de tiempo en tiempo siempre nos recordaba que nosotros estamos aquí para hacer una revolución verdadera, celebremos este 28 de julio el 68 aniversario de nuestro Comandante Chávez. Por su culpa pusimos en marcha el proceso de nuestra segunda y definitiva independencia.

Nosotros seguiremos Venciendo. Unidad en la diversidad. ¡Qué viva la Patria!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 571 veces.



José Aguiar

Militante de la revolución

 japatriota7@gmail.com      @jj_aguiar

Visite el perfil de José Aguiar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Aguiar

José Aguiar

Más artículos de este autor