Se evapora la marca MUD pero aún entorpece

Se desvanece esta Mesa. Solo le queda la propaganda capaz de darle brillo a una piedra falsa- con recursos de opinión que pretende vender la idea de que son lo mejor del universo criollo. Síndrome de auto engaño.

Pero, el pueblo llano y simple del país, siempre termina por apañarles las muy oscuras miserias de su política de oposición: sin rumbo ni unidad programática.

Nuestra gente, hace sus opiniones con lo que puede, y con lo que le dejan hacer. Y, a pesar de la mediática que los sofoca. Sin embargo, poco a poco va encontrando las pruebas del delito de ese negocio pomposo y dudoso que ahora esta seguro, es pieza funcional a las patrañas económicas de la derecha.

A pesar de que todo les sale mal siguen actuando con petulancia histérica e histórica, apuntalada en su origen de clase y al desprecio con que asumen el origen social de la gente que milita en el proceso.

Se desprestigian sin plan ni norte claro, intentan ganar voluntades por el miedo causado por la agenda de venganza que se agazapa detrás de la política de la guarimba, de tala y quema, -en apariencia, protesta pacifica-. Así bordan la pedagogía del miedo convertida en política. Aunque ya derrotada su política, a la MUD, solo le quedan sus personajes que siempre abren la boca los lunes para enmascarar lo que representan y a cuales intereses protegen con sus vocerías.

Se desenmascaran como algarabía de una tropa de millones de perdedores ancestrales y cotidianos frente un pueblo que con fuerza propia siempre les gana.

Como apologistas de la violencia del 19 de abril, son los responsables de las políticas que llevaron a una de las crisis más colosales y tristes, -por la magnitud del daño ocasionado- en la historia de Venezuela en muchos años. Como parte de su escenografía del terror, convocaron los medios opositores, para que ellos, solo ellos, explicaran su versión de lo que está mal y lo que está bien; luego, empaquetarlo hacia sus mínimo- ochenta y dos medios extranjeros con los cuales propalan sus per-versiones de lo que hacen.

Solo ellos defendieron el plan de la guarimba, disfrazándola de marcha pacífica, y, a los autores del vandalismo vistieron de jóvenes o estudiantes para edulcorar su conducta terrorista.

La esencia ideológica de los juicios va contra la defensa de la búsqueda de la paz y el sosiego mostrado por el gobierno. Por supuesto, es una máscara de protección de las ideas que animan la corriente de la especulación y el acaparamiento frente a los derechos de millones de personas, que fueron y son embestidas y violentadas por esas prácticas, que representan las tácticas contra la búsqueda de los caminos de dialogo, en cualquiera de sus espacios.

Hay en la esencia de las maniobras que adopta, la desarticulada Mesa, una tradición en la idea que manejan de justicia, dirigida a proteger en primer lugar a los intereses que representa la propiedad privada, frente a lo que debería ser su norte: declarar en primer lugar, lo que se entiende como bienestar cívico-público.

No creo en decisiones unilaterales para salir del andurrial en el cual nos encontramos. En contraposición, creo en el derecho del Estado a reestructurar sus planes soberanos en el contexto de discusiones razonables, adonde prive la sensatez para buscar nuevos itinerarios.

Camino en el cual no se puede atravesar de forma atrabiliaria, proposiciones cuya naturaleza contradice el orden de la Constitución, y, es un mal precedente para nuestro futuro.

Todo el proceso de reestructuración de un orden perdido debe realizarse con respeto a la partes. No con intenciones de forzar la voluntad del oponente. Postura que busca satisfacer una solicitud, cuya naturaleza se asienta, mas en la soberbia, que en la racionalidad para buscar vías y condiciones factibles de acuerdo.

Por los momento las decisiones unilaterales Ej. declarar que la acción de un solo actor, mostrando voluntarismo, apoyado en el resultado de sus obras públicas caso del gobierno- va a llevar a la viabilidad de una solución no resulta viable. Es estrategia, para este momento, difícil de sostener. Tanto como ineficiente es la vía de quienes prometen eternizar un escenario de guerra extrema y violencia callejera para lograr la paz. Táctica sobradamente improductiva. Para probarlo, basta solo con mirar lo que Uribe sostenía con su terquedad, y terminó llevándolo directo a la fosa.

Cualquier medida unilateral, del gobierno o la oposición, sin duda implica el camino del desastre, y eso, es lo que se trata de evitar. Lo difícil es como hacerlo con una contraparte, como la MUD, que niega y que sigue ciega y sorda a cualquier ejercicio que se inicie con la palabra y se conduzca por el camino del dialogo.

En igual sentido el gobierno debe aceptar que solo habrá dialogo si esta dispuesto a ceder en algo a las solicitudes de sus interlocutores. Entender que no se negocian principios ni posiciones, pero si es necesario y lógico convenir sobre las dimensiones de un objetivo concreto.

Tampoco se podrá dar el dialogo, si no hacemos un ejercicio autocritico de fondo que se dedique revisar cual momento de este período, - ya casi feneciendo el mediano plazo- nos llevó al punto difícil en que se encuentra nuestra economía en este momento. Solo estando en disposición de reconocer errores es posible hacer cambios. Nada es eterno, menos, una estrategia económica. Evitemos engañarnos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1191 veces.



Tulio Monsalve


Visite el perfil de Tulio Monsalve para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Tulio Monsalve

Tulio Monsalve

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a190244.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO