A los periodistas

Como periodistas no ayudan a combatir el burocratismo, la corrupción, el nepotismo, el trafico de influencias, la inseguridad, a pesar de lo que digan e informen, son parte de esa cultura desde la universidad, y no solo porque la naturaleza humana es difícil de entender y de asimilar, sino porque los intereses y las necesidades, son diferentes y engañosas. ¿Dónde quedaron sus sueños utópicos e ingenuos pretendiendo cambiar el mundo? ¿Ya encontraron el camino defendiendo al gobierno o la oposición? ¿Qué desvió el camino hacia ese mundo mejor?

En esencia, la libertad de expresión y de acción representa un espíritu libre. Y, ya sabemos cuan difícil es serlo, en este tiempo de clichés y antagonismos políticos; entendía que existía la ética y la moral en la formación de criterios ciudadanos, acerca de los principales aspectos que conforman la vida en sociedad.

Realmente su profesión no debería necesitar intermediarios, porque la comunicación es hija de la ilustración del libre examen y del radicalismo; no debería negociar ese libre espíritu porque el compromiso era con la verdad y la justicia, lo que los convertía de hecho en el poder capaz de moldear la conducta de los individuos e influir, así, en la preferencia de los consumidores, pero resulta que, quien recibe el mensaje encuentra dos opciones a su elección en el mercado abierto, el gobierno y la oposición, y esta ultima realmente esta en los medios, aumentando el riesgo de comprometer, mas aun, su independencia, pasando mas fácilmente a engrosar las filas de masas cautivas y sin mayor objeción, porque se esta perdiendo la capacidad de reflexión, como ocurre en Colombia y en la mayoría de países de África y Asia.

La circunstancia se torna cada vez más delicada, cuando ciertos medios, como la televisión, actúan como real complemento en la formación y educación de la niñez y la juventud, apasionados por la historia, por el dato exacto y por el momento histórico por el que pasamos. Psicología de masas, en este aspecto, su trabajo, no es en realidad de manera exhaustiva y total, ética y moral; admiten los meandros y las medias tintas de las mil caras que tiene la mentira, miserable costumbre del susurro hipócrita o de la manipulación descarada. El “presunto o el presume” construye una sociedad del disimulo, del temor a la verdad, de la apariencia hueca.

El posicionamiento de la TV en Venezuela, se torna determinante por el comportamiento de la población adulta, y, como por el momento la audiencia no encuentra otros medios disponibles, capaces de ofrecer una verdadera alternativa que descubra e informe con ecuanimidad y ética, tanto los aciertos como los errores del gobierno, con alto contenido de formación ciudadana, valores y amor patrio, entonces, el resultado es el que vivimos, desinformación, noticias y eventos cursis que desdibujan y alteran nuestra realidad y subvierte la verdadera escala de valores que debemos recuperar.

Los medios a los que pertenecen usan las franjas de mayor sintonía para convertirlas en una apología a la cultura del resentimiento y la violencia. La vida esta siendo ejemplificada en patrones de comportamiento que ponen al alcance de nuestros jóvenes, a quienes, mediante la argucia, la trampa, el delito, el ingenio siniestro, critican sin pensar las normas que dicta el gobierno, la mayoría de las veces, solo por no pensar como la oposición. Poco importa el esfuerzo propio, la vida digna, el deseo de superación de la mayoría de jóvenes ahora que tienen a su alcance la educación, tampoco importa la equidad, y la oportunidad de la igualdad para acceder a la salud y al desarrollo para todos, si al final, lo único que cuenta para ustedes es lo material, con poquísimas excepciones. Esta demostrado que la cultura de los centros comerciales, las discotecas, restaurantes y hoteles de lujo, tascas, visitadas con mucha frecuencia, o las grandes camionetas y mucho dinero, en esa cultura, la vida no vale nada por el individualismo imperante.

Pero, lo más inconsistente como sociedad es que, mientras se ha gastado miles de millones de bolívares y dólares en salud, educación, obras de todo tipo que benefician a todos y mejoran la vida de los más pobres, ustedes se unen a una coalición de medios internacionales para hacer mierda a Venezuela, no solo al gobierno de Chávez, porque son venezolanos, se insulta la dignidad del país en los aeropuertos del mundo. Están destruyendo la moral y los valores patrios. La amistad, la amabilidad, día a día se pierde, y ustedes los periodistas tienen mucho que ver en esta pérdida, por ejercer una dictadura de jueces, aplicando la objeción de consciencia solo al pueblo, se están convirtiendo en devoradores de la bondad y la vida.

Ni siquiera tienen idea de lo que es ejercer el periodismo en una verdadera violencia, en donde el pueblo tiene que elegir que,” para que mueran nuestros hijos y familiares, que mueran y sufran los tuyos”. A esas consecuencias conduce vuestra labor periodística, a una guerra civil cuando promueven el magnicidio, y les prometo, no les gustara para nada, porque no tienen experiencia de ejercer el periodismo en libertad. No pueden ser los separadores de los amigos, promoviendo la tan temida muerte por causas periodísticas por generar matriz de opinión, como es el caso de la inseguridad y la violencia.

Uno de los más grandes problemas que tiene el mundo, es la falta de seguridad. El problema de inseguridad no es de esta o aquella ciudad, de este o aquel país, hoy, por la agobiante pobreza todo el globo es inseguro y nosotros no somos la excepción, la delincuencia en sus mas diversas manifestaciones le esta ganando la partida a las autoridades. Y, ustedes no han estudiado a fondo por que se deteriora la seguridad, ¿cual es su filosofía, cual es el sendero que sigue y por que? Realmente es un plan de guerra promovido desde el capitalismo por el negocio de las armas y la represión para las guerras. Negocio controlado por los EEUU y por los países que casualmente forman parte del Consejo Permanente de Seguridad de la ONU, por la industria bélica que controlan, y si, dos de ellos son nuestros nuevos socios, aquí cabe otra pregunta ¿ustedes informan los orígenes de la inseguridad y la violencia o que las sostiene? No, porque de ella hacen oposición, interés político puro y llano de una realidad que nos agobia a todos.

Globovisión se asocia con RCN, esta saca al aire un nuevo canal NTN 24 Hrs, que llega a los EEUU en donde todas las tardes aluden la violencia e inseguridad venezolana con sus muertos, omiten la suya propia. Este nuevo canal contrato a Jaime Bayly, quien sale al aire el 2 de noviembre a las 22 Hrs, desde la publicidad de su programa se dedico a insultar al presidente Chávez, a la presidenta de Argentina la tilda de meretriz, Maradona se negó rotundamente a concederle una entrevista. Este tipejo fue expulsado de Miami a pesar de estar casado con Bush, será una casualidad su arribo a Colombia solo para hablar de Chávez o es parte del terrorismo mediático del que hace gala la TV.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2996 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: