La democratización de la Comunicación

La decisión del Estado Venezolano de NO RENOVAR la concesión para el uso del espectro radioeléctrico a la empresa Radio Caracas Televisión ha recibido respuestas que buscan esconder la verdad. Se pretende desviar el debate inherente al papel de los medios de comunicación social (especialmente la televisión) a la estricta discusión sobre la Libertad de Expresión.

Eso nos ubica en una deliberación bizantina porque los mayores responsables de actos dirigidos a cercenar la Libertad de Expresión son los dueños de los medios de comunicación que los han convertido en monopolios de la información. Son los dueños de medios quienes deciden quien opina y quien no. Son los dueños quienes deciden que se publica y que no se puede publicar.

La verdad es que los medios de comunicación social se han convertido en actores centrales del proceso de globalización como expresión del capitalismo salvaje. Se han consolidado como instrumentos para el “modelaje” de la conducta humana y la creación de arquetipos sociales. Son el soporte de la cultura de la violencia que amenaza la vida humana. Ya no constituyen el otro poder o contrapoder al servicio de los ciudadanos, ahora son corporaciones transnacionales de la comunicación que pretenden imponer la “Dictadura de la Imagen Única.”

En términos generales la globalización como nueva forma del capitalismo se traduce en un modelo de explotación donde predomina el Mercado sobre el Estado. La dinámica de la sociedad la impone el Mercado que está por encima de Gobiernos y Estados. Los neoliberales no dudan en afirmar que el Estado-Nación no tiene razón de existir y en todo caso se reduce a un Operador del Mercado. Lo humano se convierte en mercancía (que circula en el Mercado) y las empresas transnacionales en la expresión ideológica del nuevo Modelo de Acumulación de Capital.

Es allí donde podemos interpretar la esencia del pensamiento único que han tratado de imponer desde que declararon el “Fin de la Historia” y al mundo como una aldea global que está dominada por instituciones que están por encima de los Gobiernos y Estados como: Fondo Monetario Internacional –FMI-, Banco Mundial –BM-, Banco Interamericano de Desarrollo –BID-, Organización Mundial de Comercio –OMC-, los TLC y los vestigios del ALCA.

En ese contexto que se traduce en una batalla entre el Estado-Nación y el Mercado aparecen los Medios de Comunicación Social como tercer elemento determinante del Capitalismo Global. Por lo tanto no son nacionales, ni locales. Son corporaciones transnacionales como: Time Warner, New Corporation, Viacom, Disney, Seagram, Sony, etc. En Venezuela el monopolio de la comunicación tiene una referencia en las Empresas 1BC que preside y dirige Marcel Granier.

El inhumano proceso de globalización encontró en el desarrollo tecnológico un gran aliado y éste dio paso a la Revolución Digital que redimensionó la Informática, cambió radicalmente la comunicación y las unificó para influir de manera determinante en la cultura, la comunicación social y el manejo de la información.

La Revolución Digital, como expresión de un indetenible desarrollo tecnológico, nos intoxicó de información (falsa y desvirtuada) porque tenemos una sobreabundancia que está envenenando a la gente con mentiras, medias verdades, violencia de todo genero e ideas ajenas a nuestra realidad social y cultural. Es allí donde se ubica la intención de imponer la “Dictadura de la Imagen Única” que quieren aplicar los grandes monopolios mediáticos para sustentar el Pensamiento Único. Es allí donde se plantea como una necesidad inmediata una Ecología de la Información y la Democratización de los Medios de Comunicación Social.

En el caso Venezolano, los Medios de Comunicación Social (especialmente la televisión) sustituyeron a los partidos políticos, unificaron su mensaje y el objetivo del mismo: Se materializó la “Dictadura de la Imagen Única”.

En el año 2.002 los Medios de Comunicación Social jugaron un papel determinante en la conducta violenta que se desató en Venezuela, estimularon la confrontación, contribuyeron a la fractura social de la sociedad Venezolana. Provocaron la angustia colectiva, apoyaron activamente el Golpe de Estado del 11 de abril y coordinaron el sabotaje a PDVSA.

Hoy, cuando el Estado Venezolano comienza a materializar una política nacional dirigida a la Democratización de la Comunicación y romper con los principios neoliberales que deforman la esencia de la comunicación social, resulta necesario recuperar el Espectro Radioeléctrico para ponerlo en función de un nuevo Modelo de Comunicación que la reivindique como Derecho Humano Fundamental y garantice la Libertad de Expresión y el derecho a una información que no desvirtué la realidad. Un Modelo de Comunicación que propicie la inclusión social, estimule la producción nacional, capacite a productores independientes, difunda la música venezolana y establezca la obligación de programas educativos y culturales. Un Modelo de Comunicación para el cambio y la transformación social.

Es por estas razones, entre otras, que se hace necesario recuperar el Espacio Radioeléctrico. A Radio Caracas Televisión se le venció el contrato para el uso del Espectro Radioeléctrico y el Estado Venezolano decidió NO RENOVAR el contrato de concesión y utilizar ese espacio para coadyuvar a la Democratización de la Comunicación creando un nuevo canal de Televisión con criterio de Servicio Público que por su naturaleza deberá ser: Plural en el tratamiento de las diferentes expresiones del pensamiento y las ideas, profundamente democrático, instrumento de expresión de la diversidad cultual como manifestación de la sociodiversidad, un espacio para el debate de los grandes problemas del país y las políticas públicas que él se derivan. Una Televisión de Servicio Público que garantice la calidad del mensaje y al mismo tiempo resulte entretenida para darle un uso adecuado al tiempo de ocio y un sano tratamiento a lo estético, y por qué no, a lo lúdico. Una Televisión de Servicio Público que rompa con la cartelización de la información y consecuencialmente con el monopolio de la comunicación.

Queda claro entonces, que Radio Caracas Televisión no será cerrada, simplemente el Estado Venezolano haciendo uso de lo contemplado en el articulo 113 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y el articulo 73 de la Ley Orgánica de Telecomunicaciones ha decidido NO RENOVAR la concesión para uso del Espectro Radioeléctrico y darle a ese espacio un uso acorde con las necesidades del país y los preceptos legales vigentes.

Radio Caracas Televisión continuará con su actividad. Se incorporará a la televisión por cable y el país estrenará un canal de Televisión de Servicio Público como expresión de la Democratización de la Comunicación.

dariomorandy@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9619 veces.



Darío Morandy


Visite el perfil de Darío Morandy para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas