Yo quisiera vivir en el programa de Diosdado

No vale la pena migrar a Colombia, es una sociedad muy estratificada e injusta. Igual pasa en Perú, ahí nos odian y matan a nuestras mujeres. En Ecuador y en Bolivia es igual. De Panamá nos echan. En Brasil nos linchan, igual en Paraguay. En Uruguay no cabemos. En Argentina no vale la pena, es igual que aquí. Los chilenos ya nos ven con malos ojos... ¡Yo quiero vivir en el programa de Diosdado “Con el mazo dando”!…, bailar, reír, soñar, abrazarme con mis amigos, echar chiste y divertirme con Diosdado, escuchar buenas noticias, escuchar a Maduro en línea arengar la revolución, te dan café y comida… si me acomodan por ahí sería maravilloso… Es que, vivir en Venezuela es otra cosa.

Nicolás Maduro por Tuiter:

#EnVivo! Pdte, @NicolasMaduro: Ha sido un ataque terrorista brutal con fusil, fue incendiado un lugar vital para la distribución del Sistema Eléctrico Nacional...

Este ataque, les recordamos a los distraídos, tiene lugar 20 (veinte) días después del primero, que duró muchas horas sumadas sin luz, sin agua y sin comunicaciones (sin poder comprar, sin poder cobrar, sin transporte, sin escuela…) pero Maduro y su gobierno, en vente días no pudieron prever el “ataque brutal con fusil”, porque estaban esperando más bien “ondas electromagnéticas”… Como dicen por ahí: “Maduro calladito  se ve más bonito”.

Si esto del fusil es cierto no ha debido decirlo; una respuesta, con ese grado de bobería, más bien produce pánico: ¡¿Estos son los custodios de nuestro sistema eléctrico?! Si el lugar era “vital para la distribución del Sistema Eléctrico Nacional vital”, ¿por qué ¡no estaba resguardaaado!, Maduuuro? En otro país, nada más por haber  dado esta respuesta, lo habrían destituido, habrían destituido al presidente y a todo el gobierno, por irresponsables e incompetentes…

¡Y así quieren que les crean! ¿Qué problema tiene este gobierno con la verdad? ¿Es un problema de honor? ¿Es un problema político de los ex militantes de la Liga Socialista? ¿Si dicen la verdad se rayan como adecos que son, pierden credibilidad?... ¡Coño, qué locura! Y pensar que todavía hay gente que los toma en serio.

Debemos tomar partido: o todos nos vamos a “Con el mazo dando” o sacamos a este gobierno de pinochos por  aclamación, para que venga otro más sensato, que piense en la sociedad y no en sus propios problemas e intereses; en todos, que nos convoquen a gobernar, no a marchar y a votar. Tampoco queremos títeres de EEUU o  agentes del FMI, como Guaidó y su coro (Guaidó y sus amigos, primero se roban el dinero del país y  luego piden prestado al FMI para que el Estado y nosotros lo paguemos eternamente, con trabajo y hambre, su deuda de ellos…, mientras la cucaracha de Guidó y sus amigos ricos siguen viviendo como ricos pero con su propia plata robada, no la robada por papá y mamá)

¡Queremos una revolución verdadera! Diosdado  y su optimismo de borracho ¡está bien para una fiesta en el Furrial!, pero no para sostener la consciencia de un pueblo herido y  traicionado… ¡Es hora de despertar!

Debe haber una razón más real, más lógica, más psicológica, para explicar la calamidad del debacle del sistema eléctrico nacional, y hay que decirla, revelarla  con toda su complejidad o con todas sus implicaciones,  ¡pero no brinquen a decir la primera mentira que se les viene a la cabeza!, sobre todo si hay responsabilidades que admitir por parte del gobierno (que las hay, y muchas).

Si fue fácil sabotear el sistema eléctrico lo fue porque el sistema ya era endeble, bien porque no hubo un necesario mantenimiento en estos años, o bien porque no había quién lo protegiera, aun siendo sabido, por cualquier mente alerta y  previsiva,  lo calamitoso que resulta cortarle la energía a todo un país. La responsabilidad del gobierno está clara, a pesar del sabotaje.  En esto no se puede mentir porque la gente pierde la confianza, pierde la fe, por lo menos en estado de sobriedad, sin euforias de borrachos.

La pregunta que uno se hace es cómo se puede sacar a todo un gobierno, en particular a sus actores principales, de ese estado de encantamiento, de mentira auto infringida, de delirio, de creerse protegidos por una especie de halo mágico. Ellos, porque nosotros no lo estamos. Nosotros hace mucho que estamos padeciendo de todos los males del capitalismo… y más, los propios del madurismo, a saber: la mentira (imposibilidad de hablar con la verdad), la confusión, la incapacidad, volubilidad, improvisación, ineptitud.  

PD: A esta hora Jorge Rodríguez nos cuenta que los disparos fueron hechos desde una “lomita” frente a los “patios de distribución” en el Guri. Volvemos a los mismo,  ¿Por qué el entorno –todo el entorno de esos patios, incluyendo la lomita – no estuvo resguardado? ¿Quién es el responsable o quiénes son los responsables de esta falta de previsión? ¿Por qué se muestran tan ineptos impúdicamente? … “La paz es el bien más preciado”, dice Jorge, pero será para ellos en el gobierno. Y para Guaidó y sus secuaces que están tranquilos en la calle conspirando…, mientras hay chavistas exiliados y otra cantidad perseguidos o presos…,  porque, además de otras razones, no queremos a Maduro y a la Liga Socialista haciendo adecadas en el gobierno. Para Jorge es Chávez el verdadero enemigo del gobierno, no Guaidó, al cual se le permiten todos los ataquen electromagnéticos que les venga en gana, inclusive disparar desde la “lomita”; Jorge no deja nada para conservar la dignidad… (y que toda esta pantomima sea en nombre de la paz).

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7787 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /medios/a277446.htmlCd0NV CAC = Y co = US