Abordo Política Adentro 81

Las redes sociales y mensajes de textos

El facebok y el twitter, son las dos redes sociales más poderosas con la que la comunicación popular agarró por los cuernos a la comunicación privada y escrita. No es secreto que con el tiempo los periódicos de papel escrito desaparecerán, y proliferará en el mundo la prensa escrita en páginas web. Que alternándola con las redes sociales, no habrá ningún genio capitalista que eche por tierra la organización involuntaria del mundo en búsqueda de esa unión universal, que todo lo que se esparce tiende recogerse, la evolución en revolución, tiende a devolucionar y viceversa. Ah y la hegemonía burguesa y capitalista de grandes magnates del poder económico, irán cediendo espacios porque nadie creerá en ellos, toda vez que surgirá la alternabilidad en todo, las camionetitas hummer por ejemplo, tendrán que dejarlas en museos para exhibiciones, porque la gente adquirirá por muy bajos precios, excelentes vehículos populares ensamblados con tecnología socialista.

En tanto que el popular mensaje de texto, nunca cederá espacio, al extremo que ya la gente no habla por celular, sino que chatea con sus mensajes de textos. Hay dirigentes, gerentes, lideres, voceros de consejos comunales, que por vía del mensaje de texto con destinatarios varios o mixtos, envíen un solo mensaje a miles de usuarios, clientes, camaradas. Ah y con el tiempo esa función mejorará gracias a la coalición tecnológica China-Venezuela que trabaja aquí en nuestro país, la mejorará de esa no tengan la menor idea.

Entre las redes sociales y el popular mensaje de texto, la gente prefiere el mensaje de texto, porque es más práctico, más directo, más secreto, los organismos de inteligencia, creo que todavía no han podido pincharlo, bueno y para qué, si todo queda grabado en la plataforma. La mejor campaña electoral creo es la batalla de las ideas, fluidas por la vía del mensaje de texto.

Cremación o Velación

Por experiencia propia, quiero mandarle un mensaje a los Honorables Diputados Socialistas de nuestro PSUV que están analizando los precios de los servicios funerales, por muy económicos que logren bajar esos precios, habremos algunos pobres que no podremos acceder a esos servicios fúnebres y el gobierno querrá congraciarse con exonerárnoslo con una urnita famélica y escuálida, como siempre lo hizo la democracia representativa.

El socialismo debe cambiar ese estilo capitalista y discriminatorio. Por tales razones es que exhorto a nuestros guerreros Diputados socialistas que aprueben la creación de hornos crematorios municipales, que sea un servicio gratuito para los pobres.

Ahí les dejo esa. El pasado viernes dejó de existir, mi papá Isaac Rómulo Mosqueda, tanto que se cuidó, toda la pensión la gastaba en medicina, pero la hipertensión no perdona, le reventó un aneurisma cerebral el día 14 de mayo no perdió el conocimiento pero después del 18 comenzó a notarse otras sintomatología, creíamos que era producto de los medicamentos administrados y que superaría esas reacciones secundarias.

La verdad es que ya no había nada que hacer, sin embargo una neurocirujana de Terapia Intensiva del Seguro Social San José, operó el cerebro y extrajo 50cc de hematoma sangre coagulada, reconocemos que los médicos del seguro se portaron a la altura de los acontecimientos.

Una vez fallecido, optamos por respetar su ultima voluntad, dejó una carta escrita de su puño y letra ordenando que lo cremaran una vez que su cuerpo pasase a ser un despojo humano. Hasta la próxima.

yjmosqueda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1632 veces.



Ysaac Jacobo Mosqueda Criollo

Representante de la Fundación Por La Dignidad de Aragua. Luchador Socialista. Militante del PSUV. Miembro de la vieja vanguardia del MBR (Paracaidista 76-86).

 yjmosqueda@gmail.com      @ysamosqueda

Visite el perfil de Ysaac Jacobo Mosqueda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ysaac Jacobo Mosqueda

Ysaac Jacobo Mosqueda

Más artículos de este autor