Irán, la potencia indetenible, te sorprenderá

Mientras que occidente divulga a través de las corporaciones informativas una campaña de un bloqueo absurdo, cientos de líneas aéreas ingresan a su territorio con destino a 48 aeropuertos internacionales, que no dan abasto para la cantidad de turistas y empresarios en búsqueda de asociaciones conjuntas con empresas iraníes, que compiten y en ocasiones, superan a otras famosas empresas en calidad en sus productos, en especial en el área medicinal, y tecnológico industrial.

Entre las aerolíneas menciono las más famosas como: vuelos Turkish Airlines vuelos KLM vuelos Pegasus Airlines vuelos Emirates vuelos Alitalia vuelos Aegean Airlines vuelos British Airways vuelos Austrian Airlines vuelos Etihad Airways vuelos Lufthansa vuelos Air France vuelos Ukraine International vuelos Qatar Airways vuelos Aeroflot vuelos Germania

Luego del triunfo de la revolución Islámica en Irán en 1979, las amenazas no se hicieron esperar, no solo con una reacción mundial bajo estricta coordinación de la CIA y la MOSSAD para abortar el triunfo popular por las vías económicas, congelando los bienes del país en el exterior, suspendiendo los contratos petroleros, y lo peor lanzar la rabia de sus peones en la región, cristalizándose con la invasión de las tropas de Saddam Housein, apoyada y financiada por los países del golfo pérsico.

Este escenario constituyo, la base esencial para una visión independentista y autodeterminación quedando claro que será una dura y larga batalla que requería fundar las bases para la industrialización y la autosuficiencia.

Ayatolá El Jomeini le dejo claro al pueblo, dejar de lado la producción petrolera como riqueza, y considerarla como inexistente, y avanzar en la generación de riquezas en todas, absolutamente en todas las aéreas de desarrollo industrial, económico y social de la naciente revolución, ya que la conspiración apenas comienza, y había comenzado extremadamente violenta.

Hoy, difícilmente podemos decir, que no fabrica Irán, además podemos dejar claro que ya no podemos decir que se trata de una potencia emergente, ya que verdaderamente, ya es potencia

Visiten Irán y se sorprenderán, la diferencia abismal entre lo que se comenta por los medios y la realidad se refleja claramente en las rutas aéreas que no están dispuestos a renunciar a la gran demanda y muy rentable negocio con destino a Irán, a pesar de las presiones de EE.UU. y la lloraderas del estado xenofóbico y criminal de Israel, cuya conducta cada día da más razones a la revolución iraní que lo señala como un cáncer que se debe extirpar, y en mi opinión ya no existe otra solución, y tarde o temprano se debe extirpar.

Al visitar Irán sin duda que la historia milenario de este pueblo, es un objetivo principal de buena parte de los turistas, pero muchos buscan otro turismo, conocer las modernas universidades, visitar las innumerables exposiciones en las distintas aéreas industriales, cuya tiempo les recomiendo, no menos de un mes para conocer medianamente la maravilla en que se ha convertido ese país. Hoy Irán es una fábrica de fábricas, una industria de industrias, y cuando aseguran que tienen la capacidad para ayudar a un país a lograr su auto suficiencia, y autonomía industrial, es porque tienen la herramienta para cumplir sus promesas.

A las puertas de la cancillería iraní, desfilan cientos de delegados gubernamentales, organizaciones y hasta empresas dispuestas a trabajar y ampliar sus jugosos negocios con un país que además de recibir más conocimientos, contribuye enormemente con sus avances tecnológicos, permitiendo la obtención de mejores resultados, más rápidos, menos costosos, y más rentables, además dándose el lujo de conservar sus influencias a través de la preservación de elementos claves en materia de industria que la hace indispensable su participación directa o indirectamente, como son el área de la petroquímica, tecnología de la medicina, textil, agrícola y agroindustrial, la militar, en la ciencia nuclear y muchas aéreas mas.

Visité Irán desde el 21 al 26 del mes de Febrero, y participe en el sexto congreso mundial en apoyo a la intifada palestina, cuya participación fue casi de todo el planeta incluyendo EE.UU. y los países europeos, pero el gran ausente fue Arabia Saudita, quien a pesar de su influencia sobre el resto de los países monárquicos en el golfo pérsico-arabico, estos al parecer actúan de manera más inteligente, inclinándose por el verdadero líder de la región, la Republica Islámica de Irán.

Irán al promover este encuentro, deja claro su liderazgo indiscutible, y la gran credibilidad conquistada por un pueblo que asumió la verdadera bandera del islam, y es esta bandera la que convirtió en su momento al islam como líder y referencia, en los distintos campos de la ciencia, desde la matemática hasta la medicina, y no el falso Islam profesado en Arabia Saudita, quien ha convertido a su pueblo, entre los más atrasados del mundo, calificándolo incluso como el reino de las cavernas.

Defender la revolución iraní, es una obligación moral, para los que tienen moral, ya que su principal objetivo y lo han demostrado en la práctica, que son amigos leales a los amigos, y defensores de la justicia donde no exista, y ellos emplean todo lo que ha parido su revolución hacia ese objetivo y es lo que realmente molesta al sionismo internacional y sus amos imperiales.

Las sabias declaraciones del Ayatolá Seyyed Alí Hoseyni Jamenei se convirtieron y con el respaldo absoluto de todos los asistentes en la guía y programa de lucha en defensa de los derechos del pueblo palestino la cual comparto e invito a leer a continuación, copiado textualmente desde HISPANTV:

http://www.hispantv.com/noticias/politica/333832/lider-iran-intifada-palestina-israel-conferencia

Declaración del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, con motivo de la VI Conferencia Mundial de Apoyo a la Intifada Palestina.

En el nombre de Dios

“Las alabanzas pertenecen a Dios, Señor del Universo, Y la paz de Dios sea sobre nuestro señor Muhamad, el escogido (al Mustafa) y su inmaculada descendencia, y sus discípulos selectos.”

Y dijo Dios el Sapientísimo en su Libro evidente y claro:

“Y no desfallezcáis ni os apenéis pues, si tenéis fe, seréis los vencedores”. (Sura: Ali Aaimrana, verso 139) Añade el Dios todo poderoso: “Así pues, no flaqueéis invitando a la paz, pues vosotros sois los vencedores y Dios está con vosotros y Él no reducirá la recompensa por vuestras obras” (Sura: Muhammad, verso 35).

En primer lugar, quisiera dar la bienvenida a todos ustedes, queridos invitados, a los distinguidos presidentes de los Parlamentos, a los líderes de diferentes grupos palestinos, pensadores, intelectuales, figuras destacadas del mundo del Islam y otras personalidades en pro de la libertad, a quienes agradezco por su presencia en esta importante reunión.

La historia llena de dolor de Palestina y la amarga tristeza por la opresión de su pueblo paciente y resistente, verdaderamente, hacen sufrir a cualquier persona que busque la libertad, la justicia y la verdad, y genera un dolor y tristeza profundos en el corazón.

La historia de Palestina y su cruel ocupación, junto con el desplazamiento de millones de personas y la valiente resistencia de este héroe pueblo, está llena de altibajos. Una aplicada investigación en su historia pone de relieve que en ninguna época, ningún pueblo del mundo se ha enfrentado a tanto dolor, sufrimiento y crueldad, en el que, basado en una conspiración ultrarregional, un país haya sido completamente ocupado y su pueblo desalojado de sus hogares, porque otro grupo procedente de diferentes rincones del mundo ocupa su lugar. De esa forma una verdadera existencia es ignorada y una falsa ocupa su lugar. Sin embargo, esta es también otra página sombría de la historia que, al igual que acontecimientos similares, se cerrará con el permiso y la ayuda de Dios. Así como (Dice Dios) “¡Lo falso tiene que disiparse!” (Sagrado Corán, Sura Al-Esra, verso 81). Y añade: “que la tierra la heredarán Mis siervos justos” (Sagrado Corán, Sura Al-Anbiya, verso 81).

Esta conferencia se lleva a cabo en uno de los más momentos difíciles que atraviesan la zona y el mundo. Nuestra región, que siempre ha apoyado al pueblo palestino en su lucha contra la conspiración mundial, está sumergido en estos días en diversas crisis y conflictos. El caos existente en algunos países islámicos regionales ha provocado que se le reste importancia al apoyo a la causa palestina y al propósito sagrado de la liberación de Al-Quds. La atención prestada a las consecuencias de estas crisis, nos permite conocer cuáles son las potencias que se benefician.

Aquellos que crearon el régimen sionista en esta región, para impedir la estabilidad y el avance de la región mediante la imposición de un conflicto duradero, ahora, están detrás de estos complots. Unos sucesos que han motivado que el potencial de los pueblos de la región se dedique a conflictos triviales y a la neutralización de unos a otros, provocando su debilidad, lo que allana el terreno para el fortalecimiento aún mayor del régimen usurpador sionista. En este contexto, también, somos testigos de los esfuerzos de los líderes y los benevolentes miembros de la Umma islámica, que de forma sincera buscan solucionar estas discrepancias. No obstante, las complicadas artimañas del enemigo, aprovechando la negligencia de algunos gobiernos, impuso guerras civiles y enfrentamientos entre los pueblos, posibilitando una reducción de los esfuerzos de estos benevolentes miembros de la Umma islámica.

En este contexto es importante señalar el debilitamiento de la causa palestina y los esfuerzos que se realizan pasarlo a un plan secundario. Pese a las discrepancias que tienen los países islámicos entre sí, que algunas de ellas naturales y otras, fruto del complot del enemigo, así como de la negligencia, todavía el tema de Palestina puede y debe ser el eje de la unidad de todos. Uno de los logros de esta valiosísima reunión es el reconocimiento de la principal prioridad del mundo del Islam y de los buscadores de libertad en el mundo, es decir el tema de Palestina; además de crear un ambiente de solidaridad para materializar el gran objetivo de apoyar al pueblo palestino y las luchas en pos de la justicia y la verdad.

Nunca debemos ser negligentes respecto a la importancia del apoyo político al pueblo palestino, que representa una prioridad especial en el mundo de hoy. Los pueblos musulmanes y anhelantes de la libertad, amén de sus intereses y métodos, pueden unirse por un objetivo; la causa de Palestina y la necesidad de su liberación. El surgimiento de los factores de decadencia del régimen sionista y la imperante debilidad de sus principales aliados, especialmente EE.UU., se aprecia que, de forma gradual, la escena mundial se moviliza también para hacer frente a las crueles, ilegales e inhumanas medidas del régimen sionista. Desde luego, la comunidad internacional y los países regionales no han podido cumplir con sus responsabilidades ante este tema humanitario.

La brutal represión del pueblo palestino, las masivas detenciones, los saqueos, la usurpación de sus territorios y la construcción de asentamientos en ellos, los intentos para cambiar la cara e identidad de la ciudad santa de Al-Quds y la Mezquita Al-Aqsa, así como de otros lugares sagrados islámicos y cristianos, la violación del derecho básico de los ciudadanos y muchas otras muestras de crueldad, siguen vigentes y cuentan con el pleno apoyo de EE.UU. y otros gobiernos occidentales, que lamentablemente no se han enfrentado a una reacción internacional adecuada. El pueblo de Palestina tiene el orgullo de que Dios todopoderoso les ha honrado con la gran tarea de defender este territorio sagrado y la Mezquita de Al-Aqsa. Este pueblo no tiene más camino que confiando en Dios todopoderoso y su potencial para mantener encendida la llama de la lucha, algo que en verdad, ha estado haciendo ahora. La Intifada que se ha lanzado por tercera vez en los territorios ocupados, más reprimida que las dos anteriores, pero más esperanzadora y espléndida, nos permitirá ver que, con el permiso de Dios, marcará un periodo muy importante en la historia de las luchas, y proporcionará otro fracaso al régimen usurpador. Esta glándula cancerígena, desde su inicio, ha crecido y se ha convertido actualmente en una calamidad cuya curación requerirá de tiempo y se realizará en varias fases. Así que las numerosas intifadas y la constante resistencia del pueblo han podido materializar objetivos de gran importancia. Esta resistencia avanza como un huracán para materializar sus objetivos y conseguir la plena liberación de Palestina.

El gran pueblo de Palestina, que lleva solo el peso de la lucha contra el sionismo mundial y sus matones patrocinadores, muy pacientemente, pero con firmeza, ha dado la oportunidad a los hostiles de que sometan a prueba sus alegatos. Aquel día, en que con su erróneo alegato de realismo y la necesidad de aceptar los derechos mínimos para no perderlos, se plantearon seriamente los planes de reconciliación, el pueblo palestino y todos los movimientos conscientes de la naturaleza errónea de esta visión, les permitieron que probaran sus planes. Naturalmente, la República Islámica de Irán, desde el inicio, enfatizó en que estos métodos de reconciliación eran erróneos, y advirtió de sus graves consecuencias. La oportunidad que se dio al proceso de reconciliación tuvo resultados destructivos para el camino de la resistencia y la lucha del pueblo palestino; no obstante, su único beneficio fue demostrar, en la práctica, la errónea visión del realismo. Básicamente, el método y la manera en que se formó el régimen sionista son tales que no pueden dejar a un lado su expansionismo, la represión y la violación de los derechos de los palestinos. Su existencia e identidad está subordinada a la destrucción gradual de la identidad y existencia palestina. Así que la supervivencia del ilícito régimen sionista solo podrá producirse mediante su fortalecimiento sobre las ruinas de la identidad y la existencia palestina. Es por ello que proteger la identidad palestina y salvaguardar todos sus signos, basada en el derecho, es un tema primordial, obligatorio y una santa Yihad. Mientras el nombre de Palestina, su memoria y las llamas de su resistencia estén vigentes, no se fortalecerán los cimientos del régimen de ocupación.

El problema del proceso de la reconciliación no radica solo en renunciar a los derechos de un pueblo y dar legitimidad a un régimen usurpador, que es un gran error y un hecho imperdonable, sino en que, básicamente, no concuerda con la situación actual en la que se encuentra el tema palestino ni incluye las características expansionistas y represivas de los sionistas; pero este pueblo, con el paso del tiempo, ha podido demostrar que la afirmación de los defensores de la reconciliación es errónea y, como consecuencia, se ha creado un tipo de consenso nacional sobre los métodos correctos de lucha para materializar los derechos legítimos del pueblo palestino. Ahora, en estas tres últimas décadas, el pueblo palestino ha experimentado dos modelos diferentes y ha comprendido cuál es el más adecuado a su situación. Frente al proceso de reconciliación existe el modelo de la resistencia heroica y constante de la sagrada intifada, que ha propiciado numerosos logros para este pueblo. Existe una razón detrás de los ataques que vemos hoy día por parte de unos centros conocidos en contra de la “Resistencia” y su cuestionamiento a la “Intifada”. No se espera otra cosa del enemigo, ya que es consciente de que este es el camino correcto y fructífero. No obstante, a veces, vemos cómo algunos de los movimientos, e incluso aquellos países que aparentemente alegan solidaridad con el tema de Palestina, intentan desviar a este pueblo del camino correcto y atacan su resistencia. Alegan que, después de décadas de formación, esta no ha podido materializar todavía la liberación de Palestina, por lo que es un método que requiere revisión. En respuesta a esta alegación hay que decir que es correcto que la resistencia no ha podido cumplir con su objetivo primordial de liberar toda Palestina, sin embargo, ha podido mantener viva su causa. Habría que ver la situación en que estaríamos si no hubiera existido la resistencia. Su logro más destacado ha sido la creación de importantes obstáculos ante los proyectos sionistas. Su existencia en la imposición de una guerra de desgaste al enemigo significa que ha conseguido hacer fracasar el principal proyecto del régimen sionista; mantener un dominio completo sobre toda la región.

En este contexto, hay que agradecer y elogiar a la resistencia y a los héroes que durante diferentes periodos y desde la puesta en marcha del proyecto del régimen sionista, resistieron y sacrificaron su vida para izar la bandera de la resistencia y transmitir de generación en generación sus principios. No es un secreto el rol de la resistencia en los periodos posteriores a la ocupación y, sin duda, no se puede ignorar su rol en las victorias de la guerra del año 1973. Desde 1982, en el que prácticamente los palestinos asumieron sobre sus hombros la responsabilidad de la resistencia, se formó el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano – Hezbolá - para ayudar a los palestinos en su lucha. Si la resistencia no hubiera puesto de pie ante el régimen sionista, hoy seríamos testigos de la ocupación de otros territorios en la región, desde Egipto hasta Jordania, Irak y el Golfo Pérsico entre otros. Sí, esto es un gran logro, pero no es el único que ha conseguido la resistencia. La liberación del sur de El Líbano y de Gaza son otros dos objetivos notables conseguidos en el proceso de liberación de Palestina, que han podido revertir el expansionismo geográfico del régimen sionista. Desde principios de década de las 80, el régimen sionista no solo no ha podido ocupar nuevos territorios, sino que ha visto el comienzo de su retroceso, con una salida cobarde del sur de El Líbano y su continuación con la salida de Gaza. Nadie puede negar el rol primordial y determinante de la resistencia en la primera Intifada. En la segunda, también, destacó el papel de la resistencia. Una Intifada que al final obligó al régimen sionista a abandonar Gaza. La Guerra de 33 días en El Líbano y las de 22, de 12 y de 51 días en Gaza, conforman todas unas páginas brillantes en el historial de la resistencia, que honra a todos los pueblos de la región, al mundo del islam y a todas las personas que anhelan la libertad en el mundo. En la Guerra de 33 días, prácticamente, todas las rutas de envío de ayuda al pueblo libanés y los héroes de Hezbolá estaban bloqueados, pero con la ayuda de Dios y confiando en la fuerza y el poder del pueblo resistente de El Líbano, el régimen sionista y su principal patrocinador, es decir los Estados Unidos, sufrieron una gran derrota, gracias a la cual ya no se atreven más a atacar el territorio libanés.

Las constantes resistencias en Gaza, que ahora se ha convertido en una fortaleza invencible, durante varias guerras seguidas, mostraron que este régimen es demasiado débil para poder resistir ante la voluntad de un pueblo. El principal héroe de las guerras de Gaza es su heroico y resistente pueblo, que pese a soportar diversos años de bloqueo económico y confiando en el poder de la fe, siguen defendiendo esta fortaleza. Debemos agradecer a todos los grupos de resistencia palestina, Saraya al-Quds del Movimiento Yihad Islámica, Brigada de Izz ad-Din al-Qassam de HAMAS, Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa de Fatah y Brigada de Abu Ali Mustafa del Movimiento del Pueblo Para la Liberación de Palestina, que han desempeñado un rol significativo en esas guerras.

Invitados y hermanos   

No se deben ignorar los peligros que se perciben por la presencia del régimen sionista. Por lo tanto, la resistencia debe emplear todos sus instrumentos para continuar su misión. En este sentido, todos los pueblos y gobiernos de la región, así como los que buscan la libertad en el mundo, tienen el deber de garantizar las necesidades básicas de este pueblo tenaz y firme, que constituye los cimientos de la “Resistencia”, y que ha educado hijos valientes y resistentes. Responder a las necesidades del pueblo palestino y su resistencia es un deber importante y vital que todos debemos cumplir. En este contexto, no debemos olvidar las necesidades básicas de la resistencia en Cisjordania, que de momento lleva sobre sus hombros el peso de la humilde Intifada y la resistencia; además, hay que aprender del pasado y prestar atención al punto significativo de que “la Resistencia y Palestina” son mucho más importantes y valiosos que involucrarse en discrepancias existentes entre los países islámicos y árabes, en conflictos internos o en divergencias étnicas y religiosas.

Los palestinos, especialmente los grupos de resistencia, deben estar orgullosos del lugar que ocupan y no deben involucrarse en tales temas. Los países islámicos y árabes, así como todos los movimientos islámicos y nacionales, tienen la obligación de servir a los ideales de Palestina. Apoyar  a la resistencia es un deber de todos nosotros; nadie tiene el derecho de esperar una recompensa por ello. Sí, la única condición para ofrecer su ayuda reside en que se dedique a fortalecer al pueblo palestino y la estructura de su resistencia. Enfatizar en la idea de resistir ante el enemigo y en diferentes aspectos de la resistencia, garantiza la continuación de esta ayuda. Nuestra postura ante la resistencia es un tema principal y no tiene nada que ver con un grupo específico. Acompañamos a cualquier grupo que sea firme en este camino y quienes se aparten, se alejarán de nosotros. Nuestra relación con los grupos de la Resistencia Islámica se encuentra solo al nivel de compromiso con el principio de resistencia. El otro punto que se debe destacar es la discrepancia entre los diferentes grupos palestinos. Disponer de diferentes visiones por la diversidad de intereses entre los grupos es un tema natural y comprensible, siempre y cuando quede en esa fase, e incluso podría contribuir al fortalecimiento de la lucha del pueblo palestino. Sin embargo, el problema comienza cuando tales discrepancias resultan en choques y enfrentamientos que podrían provocar la neutralización de los movimientos entre sí y dar pasos a favor de los intereses del enemigo común entre todos ellos. La “gestión” de todas las discrepancias y diversidad de pensamientos e ideas es una arte que los principales movimientos deben aplicar y proyectar de tal forma que sus diferentes agendas de lucha ejerzan presión solo sobre el enemigo y fortalezcan la resistencia.

La unidad nacional, en base al proyecto de la Yihad, es una necesidad para Palestina, y se espera que todos los movimientos actúen para materializar el objetivo de todos los palestinos.

Hoy en día, la resistencia se enfrenta a otro complot que radica en los esfuerzos de quienes simulan ser amigos e intentan desviar a la resistencia y la Intifada del pueblo palestino de su camino para que la sacrifiquen por vínculos secretos con los enemigos del pueblo palestino. La resistencia es demasiado inteligente para caer en esta trampa, especialmente cuando el pueblo palestino es el verdadero guía de sus luchas y su resistencia, y la experiencia del pasado pone de relieve que el preciso análisis de la situación, le impide cualquier tipo de desvío. En caso de que esto ocurra, y alguno de los movimientos de la resistencia caiga en la trampa, este pueblo, como antes, podrá dar respuesta a sus necesidades. Si un grupo derriba la bandera de la resistencia, definitivamente, otro descendiente del pueblo palestino volverá a izarla. Definitivamente, ustedes, queridos asistentes a esta reunión, se dedicarán solo al tema de Palestina, que lamentablemente en los últimos años se visto afectado por algunas negligencias. Con certeza, las crisis existentes en diferentes lugares de la región y de la Umma islámica merecen una atención especial, no obstante, lo que ha motivado esta congregación es la causa palestina.

Esta cumbre puede ser un ejemplo que sigan poco a poco todos los musulmanes y los pueblos de la región, para que, mediante la confianza en sus puntos comunes, puedan controlar las discrepancias, solucionar cada uno de sus problemas y facilitar el fortalecimiento aún mayor del pueblo del profeta Mohamad.

Al final, considero que es importante agradecerles por su valiosa presencia, además, expresar mi agradecimiento al presidente del Parlamento y sus compañeros en el decimoprimer Parlamento por los esfuerzos realizados para celebrar esta conferencia.

Pido a Dios, Todopoderoso, que todos ustedes tengan éxito en su servicio a la causa palestina, como tema principal del mundo del Islam y eje de la unidad de los musulmanes y quienes buscan la libertad.

El saludo y la bendición de Dios sean con el alma de todos los mártires del Islam, especialmente los de la resistencia ante el régimen sionista y todos los combatientes del frente de la Resistencia y al alma del fundador de la República Islámica que dedicó los mayores esfuerzos y atención a la causa palestina.

Éxito y victoria

Que la paz, la misericordia y las bendiciones de Dios sean con todos vosotros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2523 veces.



Adel El Zabayar

Diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) a la Asamblea Nacional por el estado Bolívar. Forma parte de la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad de la AN. Presidente de la Federación Árabe en Venezuela. Por varios meses integró las brigadas de resistencia del gobierno en Siria, con autorización de la Asamblea Nacional de Venezuela.

 @zabayar

Visite el perfil de Adel El Zabayar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adel El Zabayar

Adel El Zabayar

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /internacionales/a242136.htmlCd0NV CAC = Y co = US