Un Grano de Maíz

Ataque y Defensa

La Revolución, aunque pacífica, tiene el derecho y el deber de defenderse. Si los oligarcas, como todo lo indica, se lanzan en una nueva ofensiva golpista, entonces la Revolución debe legislar de emergencia las leyes que le permitan defenderse.

Desde ahora, cuando la Revolución enfrenta dos posibilidades de ataques de igual peligrosidad, el golpe que camina y las elecciones que se avecinan, ante estos retos debemos prepararnos para la defensa y profundización del Socialismo.

Lo primero, es entender que sólo profundizar al Socialismo puede salvar la Revolución. Las formas morigeradas de enfrentar los obstáculos, únicamente los alimentan, nunca los superan.

Un pueblo movilizado, con razones sagradas por las cuales luchar, apasionado en la defensa de sus conquistas y de su esperanza, es la garantía de éxito en cualquier terreno que el oligarca nos plantee la contienda.
Es urgente, ya tiene características de vida o muerte, tomar medidas que eleven la eficacia de la respuesta de las masas bolivarianas: debemos afilar, fortalecer la ideología revolucionaria, dotar al pueblo de senderos claros, de instrumentos eficaces para entender el momento y crear soluciones.

El estudio y la formación revolucionaria deben ser una prioridad y una urgencia, deben ser asumidos por todos.
Debemos dar a conocer nuestra historia, para saber de dónde venimos, ubicarnos en esta lucha que dura siglos, sabernos herederos de los libertadores y cumplir la responsabilidad que eso significa.

Nutrirnos de las experiencias heroicas de otras revoluciones, de la gloriosa Revolución Soviética, de la epopeya que es La Revolución Cubana, del ejemplo y la elaboración teórica del Che, de la experiencia de las luchas heroicas del sesenta, de Fabricio, de Américo Silva.

Estudiar la teoría elaborada en siglos de enfrentamiento contra el monstruo apropiador del trabajo ajeno, conocer a Marx, Fidel, Lenin, Malcon X, Mariátegui, Luis Carlos Prestes, Santucho, Miguel Enríquez.
Sólo un pueblo culto, informado, es capaz de derrotar las manipulaciones mediáticas y las
mentiras, de vencer las intenciones oligarcas de convertirlo en su propio verdugo, en sepulturero de la esperanza y del sueño de la construcción de un mundo mejor, del Socialismo.

Es necesario reforzar la organización popular, ahora son más importantes que nunca los
Destacamentos de Vanguardia, que agrupen a los mejores militantes del Partido.
Estos Destacamentos serán el motor pequeño que ponga en funcionamiento al motor grande de las Patrullas, y estas pondrán en tensión a la masa bolivariana. Con este entramado organizativo tendremos base para el estudio, las tareas electorales, y también para el enfrentamiento a la ofensiva cruenta.

La organización popular debe formar, desde ahora, un tejido político, debe tener una cabeza nacional y una red que se interne hasta el más alejado Consejo Comunal. Esta organización debe declararse en alerta política, no es suficiente que sean eficaces en la batalla por mejorar su entorno, es necesario que como organización se importen por lo nacional, por el destino de la Revolución, del Socialismo.
La derrota oligarca debe significar la profundización del Socialismo.

¡Chávez es Socialismo!


http://ungranodemaiz.blogspot.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1575 veces.



Antonio Aponte

http://ungranodemaiz.blogspot.com/

 @ungranodemaiz

Visite el perfil de Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: