El fascismo entre nosotros...

Con frecuencia esta frase es utilizada en momentos de crispación política, en momentos de cambios y revoluciones., pero a veces lo hacemos sin darnos cuenta que, mas allá de una simple remembranza, el fascismo lo tenemos mas cerca do lo que muchos suponemos. Leyendo un articulo publicado por Antonio Aponte, "un grano de maíz", cuyo titular es (el fascismo recorre a Venezuela), nos llama poderosamente a la reflexión, sobretodo viendo y viviendo los últimos acontecimientos suscitados y el comportamiento que ha venido asumiendo la oposición.
Hace unos días alertamos sobre el desplazamiento, dentro de los partidos opositores, de los sectores que, aun cuando adversan el proceso y a Chávez, sin embargo, son partidarios de una confrontación en el terreno electoral, democrático. Estos grupos han sido rápidamente desplazados por los apologistas de la violencia y las salidas inconstitucionales, es decir, la burguesía capitalista recurre a su última barrera, el fascismo.

La gente de Un Grano de Maíz, nos hace despertar y percibir que, en efecto, el fascismo lo tenemos muy cerca, convive con nosotros y tal como lo señala Antonio Aponte, la oligarquía lo convierte en las "Ultimas barreras del sistema oligarca". Los capitalistas saben que durante años han trabajado de tal forma la mente del individuo, enajenándolo y alienándolo que muchos ya tienen sembrado en el subconsciente el mas atroz fascismo, a veces sin darse cuenta siquiera; solo basta con ponerse a llevar una estadística de un niño que nace y desde muy temprana edad comienza a observar la violencia trasmitida por la TV, si a esto le sumamos los "antivalores" sembrados en un sistema educativo clasista, donde la mezquindad, el yoismo y el individualismo son parte de un plan preconcebido por una gran cantidad de analistas y expertos en publicidad que diseñan mensajes y de forma subliminal lo insertan en lo mas mínimo del quehacer cotidiano.

Para entender el fenómeno del fascismo, es necesario desnudarlo y entenderlo en su propia esencia; compartimos con los camaradas de "Un Grano de Maíz" en lo referente a que el fascismo se trata de "el arma subversiva" de la derecha acotaría yo, lo utiliza en momentos extremos, cuando observan que el peligro es inminente y ve amenazados sus intereses de clase, pero el trabajo ideológico de la clase capitalista no cesa, se mantiene de forma subversiva y subliminal. Con esto quiero decir que el comportamiento de sectores de la clase media, solo son respuesta a toda esa "deformacion ideológica" que la oligarquía venezolana y mundial hizo sobre ese segmento de la población.

Los vicios, el juego por interés, la vida fácil, la "ley de la selva", la falta de solidaridad, el desprecio por los mas humildes ha sido un trabajo muy bien elaborado. Solo basta observar una dama integrante de esa pequeñaburguesía disociada cuando algún hombre humilde, por su resplandeciente belleza le lanza un piropo, o simplemente la saluda; el rechazo es automático y a veces si observamos el lenguaje corporal que trasmite, no se trata del rechazo normal que ante un desconocido todo ser humano por reflejo tiene, no, se trata muchas veces de un "desprecio" por el mas humilde. La apariencia, vivir de ella y mantener permanentes orgasmos mentales sobre esa "apariencia", es algo vital para ciertos segmentos de la sociedad venezolana, ellos están presentes y forman parte de esa estructura mental que cada quien desarrolla.

En el fondo, cuando observamos este tipo de comportamiento, díganme ustedes ¿Que tan lejos estamos de unos fascistas militantes?. La oligarquía venezolana siente que cada vez mas poder pierden; el fascismo que es la razón sin razón, es decir, la mas absoluta "disociación", en donde algunos creen que tienen la razón aun cuando desde todo punto de vista no la tiene y esa misma persona se crea un "estado mental" tal donde se "convence" que "es verdad" lo que sostiene, a pesar que toda lógica indique lo contrario.

Nos debe llamar a la reflexión la terrible campaña mediática llena de mentiras y falsedades; a nosotros nos parece como parte de la "desesperación", sin embargo, el objetivo de la burguesía es otro, es una estrategia definida con finas técnicas publicitarias y sicológicas; es hacer de lo absurdo algo común.
A muchos nos causa risa cuando elaborar esos programas llenos de mentiras y cosas sin razón, pero no debemos permitir que esto pase de forma desapercibida. La inmensa cantidad de mensajes enviados a un segmento de la población muy especifico, por parte de los laboratorios imperialistas, que han considerado el momento de lanzar al fascismo a su "frente de batalla", allí esta la "clase media", no toda, pero si una buena parte. El imperialismo quiere utilizar a la clase media como "carne de cañón" para su macabro experimento; los lindos rostros del este caraqueño, combinado con todo ese resentimiento social sembrado en la llamada "clase media" son el caldo de cultivo excelente para el plan fascista.

¿Como se derrota ese plan? Con ideas, con acciones, con solidaridad, con amor, con revolución, en pocas palabras, con socialismo; mientras tanto el gobierno revolucionario debe estar muy alerta, mosca con los medios, las universidades y todos esos reductos que el fascismo, como expresión política de la oligarquía en decadencia y en retroceso histórico, se aferra a las salidas y acciones fascistas, eso hay que decirlo, informarlo al pueblo. Igualmente quienes sostienen que sin la pequeña burguesía no se hace revolución, hay que decirles que estudien la lucha de clases, son los pueblos los que hacen revoluciones, los sectores medios, con sus excepciones no hacen ninguna revolución. ¿Cuanto Dinero no se le otorga por distintas vías a programas dirigidos a la clase media? y el resultado es casi nulo por no decir nulo. La clase media venezolana no esta apoyando esta revolución y no es precisamente por falta de asistencia del gobierno; esos sectores acomplejados, resentidos y timoratos jamas le perdonaran a Chávez que haya incluido en su proyecto político a los pobres como razón fundamental, he allí la razón de su comportamiento. Afortunadamente esos grupos son pequeños, en comparación a la gran mayoría de pobres, pero nunca olvidemos los miles y miles de millones de dolares que el imperio dedica en esa terrible e inmensa campaña publicitaria a través de todos sus medios a favor de el fascismo y que van dirigidos fundamentalmente a esos segmentos de la población que por sus terribles limitaciones ideológicas prefieren, antes que revolución socialista, vivir en un mudo virtual.

latojeda@gmail.com






Esta nota ha sido leída aproximadamente 2034 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor