No perdamos la visión y misión estratégica…

Dedicado al camarada Mario Ramón Escalona, preso político de la cuarta república en la cárcel nacional de Trujillo y que una vez me dijera: "Asi sea en silla de ruedas hay que hacer llegar el mensaje de la revolución"

Año de elecciones parlamentarias en nuestro país. Más de una veintena de procesos electorales donde los sectores revolucionarios, progresistas y chavistas han alcanzado un alto porcentaje de victorias, no sin estar expuestos a las campañas mediáticas de desprestigio y acusaciones de fraude por parte de los enfermos crónicos de la oposición interna y foránea.

Sabemos y conocemos que en cada proceso los ánimos y las tensiones se encrespan de lado y lado. Salen a flote intereses personales, sectarios y partidistas que muchas veces pasan por encima de los intereses y sentires colectivos. Tales actos terminan generalmente en la separación o división de una fracción de un proyecto político determinado, llegándose en algunos casos a enfrentamientos no solo verbales sino también físicos. En el caso del proceso de la Revolución Bolivariana, ésta no ha estado exenta de situaciones vividas con organizaciones, partidos, colectivos e individualidades que declararon en su momento fidelidad al Comandante Chávez y a la revolución misma. La lista sería larga si partimos desde el momento en que el Comandante Chávez salió de la prisión de Yare a recorrer el país, a las catacumbas del pueblo. Más de un partido de "izquierda" y ciertos "intelectuales" le sacaban el cuerpo porque era un loco o porque no era nada conveniente retratarse con ese tipo y además venia de las filas militares. Al respecto recomendamos la lectura del libro de Ignacio Ramonet "Mi Primera Vida", testimonio biográfico brindado por el Comandante Chávez al referido periodista europeo.

Pero más allá de lo que venimos señalando, no podemos perder la perspectiva ni la conciencia que en Venezuela se está llevando a cabo una guerra. Una guerra calificada como multifactorial. Una guerra direccionada desde el mismo pentágono norteamericano, utilizando para ésta todo un arsenal de armas psicológicas, mediáticas, de manipulación y distorsión de la realidad, de ejercicios y entrenamiento militar cerca de nuestro territorio. Todo dirigido fundamentalmente a generar el quiebre moral y de conciencia a nuestro pueblo. El ablandamiento de la conciencia del pueblo y, sobre todo, de la conciencia revolucionaria, nos hace vulnerable a cualquier ataque enemigo. Es cierto que muchas veces se nos revientan los tapones, abrimos fuego de manera indiscriminada, que agarramos unas calenturas por la escasez de gasolina, por los apagones eléctricos, por la falta de gas, el ataque a la moneda y el subsiguiente aumento descarado y vulgar de los alimentos, el problema en el suministro del agua, etc... etc... etc.… sumado a todo ello está lo de la pandemia por covid19. Se nos activa el cerebro reptiliano y olvidamos todo raciocinio. Pero cuidado..! No olvidemos que en no pocos casos están las manos, brazos y cuerpos enteros de organismos como la CIA y sus colaboradores internos tributando al saboteo permanente. Colaboradores y agentes internos que muy bien pueden encontrarse en instituciones, ONG, ministerios, partidos de izquierda, organizaciones del poder popular y grupos religiosos, haciendo una labor de sapeo y captación de personas con fines adversos o contrarios a los objetivos estratégicos de la Revolución Bolivariana.

Por tanto, perder la visión y la misión estratégica de la Revolución Bolivariana resultaría fatal y no debemos dar entrada a la desesperanza, al derrotismo y al pesimismo. La visión y misión de la Revolución Bolivariana la encontramos en el Plan de la Patria que nos dejara el Comandante Chávez, la encontramos en el llamado hecho por él cuando ordeno "Comuna o Nada", la encontramos en la unión cívico-militar, donde pueblo y ejercito se constituyen en el dolor de cabeza para el enemigo imperialista a través de la guerra de todo el pueblo.

Actuemos con prudencia, el momento así lo exige. Superemos entonces la visiones miopes, inmediatistas, grupales y sectarias que en nada contribuyen con la consigna: "Unidad, Lucha, Batalla y Victoria..!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 453 veces.



Mervin José Rodríguez López

Docente. Productor Radial. Miembro fundador del Colectivo de Comunicación Alternativa “Voces Urgentes”.

 rolomejo1957@gmail.com

Visite el perfil de Mervin José Rodríguez López para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: