Ochoa Antich y su visión del chavismo y de la crisis

Había previsto esperar, que el amigo Ochoa Antich terminará con la secuencia de artículos que viene publicando en Aporrea y donde nos lleva a reflexionar sobre el fenómeno Chávez a su manera. Digo a su manera, porque veo que Ochoa Antich, le echa mano a unas referencias y deja otras, que pienso son necesarias incluir en un esfuerzo como este. Elude Ochoa en su análisis, estudios muy serios ya publicado sobre el fenómeno Chávez. Puedo citar un par de autores que son necesarios y lamentablemente no tengo ahora la referencia bibliográfica completa porque estoy fuera de casa. Está una interesante libro de Emiliano Montovani y están ya varios trabajos (libro, artículos y entrevistas) de Steve Ellner. Ochoa para su reflexión-análisis se "apoya" en un excelente artículo de Jesús Puerta, pero siendo Ochoa Antich, el Ochoa Antich que conocí en el MAS, está como más obligado a tratar este tema tan complejo con mucha más profundidad. Mucha mano a Stalin y Lenin y esa referencia ya son sospechosas. Ya puedo tener en la mano, la respuesta que Ochoa Antich se formula en la parte III de su artículo y que nos ofrece para la próxima entrega (parte IV). El puerto de llegada está fácil de calcular.

A pesar de usar unas pocas referencias para "demostrar" cómo las 6 atrofias de Maduro son productos de los "ismos" de Chávez y olvidar involuntariamente otras, creo que es interesante el riesgo que corre Ochoa. Ya es tiempo de proponerse nuevos esfuerzos para ir revisando el fenómeno Chávez, que lamentablemente ha sido observado, más con la pasión generada por el fanatismo del chavismo y antichavismo.

Hago un cálculo que puede estar mal enfocado. Ochoa Antich está muy lejos de Chávez pero no tanto. Como político, Ochoa lleva el gusanito en sus entrañas y de eso parece estar consciente. Tiene su Chavito por dentro. El entusiasmo con el cual Ochoa Antich, asume o nos habla de su propuesta que en 1986 presentó ante el congreso, se ve ese rasgo tan natural del político de ser el centro del mundo. Chávez tuvo como más elemento para sentirse el centro. Es posible, que esta propuesta (1986) a la que hace alusión Ochoa Antich en una de las entregas, haya sido una idea TOTALMENTE suya, pero recuerdo, que la dinámica en el MAS y las intervenciones en el congreso eran más bien productos de un consenso en la Dirección. En todo caso, esto no es el tema duro en estos artículos que nos viene presentando el amigo Ochoa.

Hay un punto que si me parece clave y que lo asomé. La idea de traer a Stalin y Lenin en este historia, no me pareció una mera casualidad o una referencia así media ingenua por parte del amigo Ochoa. No hay que olvidar, que la carga más importante que traía Chávez era la de Bolívar. El acercamiento de Chávez con otros políticos de otros mundos vino un poco después. No es casual tampoco, que Ochoa Antich concluya (o vaya concluyendo) que las 6 atrofias de Maduro son producto de los ismos de Chávez. No niego que aquí exista una fuerte conexión, pero no parece muy apropiado ver el fenómeno Chávez y su mala consecuencia de Maduro, sólo a partir de Chávez. No parece muy apropiado, observar la simpatía de Chávez hacia el militarismo porque Chávez tuvo ese antojo o porque venía de ese mundo. Los militares le dieron un golpe y tal vez frente a otro golpe que se proponía la oposición con el apoyo de los militares, decidió por la sugerencia de la oposición que este sería un aliado, que después ha venido apoderándose de las instituciones.

Una de las primeras cosas que debemos destacar, es que Chávez fue una casi sorpresa. Fue una casi sorpresa hasta para lo que se habían comprometido con él para el punto del golpe. Chávez cayó como una tormenta. No parece muy correcto cargarle a Chávez hoy, todo el peso de la crisis y menos, no parece como propicio sentenciar (como se usa) que la celebridad de la frase "Por ahora los objetivos que nos planteamos en la capital no fueron logrados" sea efectivamente producto del ingenio de Chávez. No hay duda que Chávez dijo esas palabras en un momento particular, pero tampoco no hay duda, que hubo un pueblo que no sabía de golpe y oyó esta frase y le dio un significado y un sentido. Chávez dijo la palabra y un pueblo, que traía una historia, le dio un sentido

¿Qué deseo destacar con esto?

Ochoa Antich en estar tres entregas, no valoró mucho, lo que la sociedad venezolana traía en su espalda. Hoy puede entenderse, que una personaje como Chávez sin una posición importante en la estructura militar y siendo (como militar) desconocido, irrumpiera así tan aparatosamente. Ochoa Antich omite en sus análisis, que Chávez es también producto de esa sociedad en crisis, en la cual ya el modelo político del bipartidismo se había agotado. No fue únicamente el agotamiento de ese modelo; es también que ese modelo se quiebra sin ninguna referencia de líderes. Ninguna. Chávez llenó de una manera particular, esa crisis de liderazgo.

Por eso soy de la idea hoy, que el "por ahora" fue una frase que encendió los ánimos no porque lo dijera Chávez, sino porque se vivían unas condiciones (el país de ese momento) y el pueblo que padecía los efectos de una "democracia" que desembocó en el caracazo, le dio un significado. Lo importante hoy, no es lo que Chávez dijo, sino lo que el pueblo entendió. Claro hubo y hay toda una manipulación en torno a estos y otras cosas que dijo Chávez.

Soy de la idea, como lo sostienen Ochoa Antich, que el éxito del chavismo y especialmente la capacidad de Maduro para sostenerse en el poder, tiene como soporte a la oposición. Estas oposiciones (tan torpe una y la otra muy indecisa) le han dado a Maduro su apoyo. Esto es claro. No es tan fácil decirlo, pero es muy ligero plantear, que el éxito de Chávez haya sido sólo por la torpeza de la oposición. En esta idea, percibo una simplicidad en Ochoa. Chávez tal vez, con lo que tuvo a la mano, le dio un buen empuje social a su gobierno. Esto Ochoa Antich, tampoco se resuelve con una simpleza como esa que expresa en el artículo en su parte I:

"el chavismo ha tenido éxito, ayudado por una torpe oposición extremista, en construir un tinglado institucional y social y un paisaje que tiene esas características y que ha tenido la envidiable capacidad de perdurar en el tiempo. Ese tinglado, heredado por Maduro, es para mí el legado, con todas sus consecuencias de déficits en democracia y bienestar que él supone" https://www.aporrea.org/ideologia/a292717.html

Estimo que hay un déficit de democracia en Venezuela y que una parte del chavismo tiró al cesto de la basura su gran propuesta de la democracia participativa y protagónica. Sin embargo, este déficit no se le carga o no debe cargársele únicamente a Chávez y al "chavismo" posterior. Una parte de este déficit, tiene el sello de la oposición. Sus torpezas fueron creando las condiciones para muchas iniciativas autoritarias. Una oposición que abandonó la ruta electoral y se empató en el golpe con invasión y otra oposición muy deprimida, tímida y miedosa, ayudó y mucho al surgimiento de un autoritarismo y ausencia de mecanismo democráticos. Es también una idea un poco simple, imaginarse que el peor fenómeno popular de la historia de Venezuela ha sido este. Este momento donde estamos, no es bueno, los otros tampoco. Ochoa, es posible encontrar (si te lo propones) atenuantes y pueda que así, tengas una idea mucho más ajustada a la realidad. Betancourt y Caldera (por ejemplo) no sufrieron ningún acoso externo ni interno como lo tuvo Chávez. La historia y los proyectos políticos tienen sus condimentos y hay que ponerle atención a ellos. Hoy creo, que la guerrilla le facilitó a los adecos el desarrollo de su proyecto.

Insiste mucho en las atrofias para demostrar lo que te propones, pero no estima o valoras, tus atrofias que igualmente producen una "explicación" muy singular y particular. En la parte II, te enfocas en las atrofias para ir llegando al llegadero. Dice:

"Yo no enuncio, o trato de no enunciar, como me señaló Barreto en su mensaje, "una opinión sin demostración": creo que el origen de este autoritarismo, del caudillismo, de la presencia militarista en el discurso político, del control excesivo de la economía y la sociedad por el Estado, por tanto del centralismo y del burocratismo, son todas atrofias verificables en Chávez". Tal vez el centralismo y el burocratismo sea una expresión de esta atrofia del chavismo. No así, el autoritarismo, el caudillismo y la presencia del militarismo. Tal como evalúas los ismos del militarismo, el autoritarismo y el militarismo, la dos oposiciones tiene sus aliños en este guiso y tu particular atrofia (digo yo), no te lo permiten ver. https://www.aporrea.org/ideologia/a292965.html

la orientación en los artículos es demostrar como las atrofias tiene una causa. Como te lo propusiste desde el principio, buscaste (y encontraste) los "argumentos". Te fue "fácil demostrar que las atrofias autoritarias, militaristas, estatistas, populistas" vienen sólo con Chávez o son productos todos fabricados por Chávez.

No te dejas seducir por tus atrofias. Supongo, que cuanto esta nota aparezca, la pregunta que te hace en la parte III y que prometes tendrá para la última entrega estará totalmente resuelta. Seguro que dirás que Chávez con sus "ismos" causaron las atrofias.. A lo mejor, yo estoy de acuerdo contigo, que Chávez fue militarista, centralista, estatista y populista, pero un Chávez así, se fue cocinado a fuego lento y es probable, que tus atrofias, no te permitan calcular la intensidad del fuego y las elementos que le dieron color y tamaño a esa llama de Chávez.

Entonces esta manera tan particular de poner la historia en penumbra y decir que los 6 ismos de Chávez parieron los 6 atrofias de Maduro, es una conclusión muy simple y extremadamente lineal. Incluso, la preferencia de Chávez por el militarismo y el autoritarismo, no es únicamente una intención de Chávez. Puede ser (puede ser) una situación inducida, que Chávez le fue dando forma (ya intencionalmente) con esa frase: "Yo ya no soy yo, Yo soy un pueblo" para abandonar una idea suya, que nos decía con el pueblo me la juego, mientras la oposición se la jugaba de otra manera. https://www.aporrea.org/ideologia/a293032.html

La condición de caudillo no es hecho cuyo aposento es la persona que lleva esa condición. La condición de caudillo en Chávez, viene de la crisis de la IV y especialmente de la crisis de liderazgo de ese momento. Hoy los videos de Chávez, que el PSUV sabe manipular muy bien, pesan más o mucho más que toda ese esfuerzo vació que la oposición ha realizado para acabarlo. Una oposición sin líderes y sin argumentos para un proyecto, es una tierra fértil para la presencia del caudillo y el autoritarismo. Sin esta oposición tan falta de todo, Chávez continúa siendo un gigante y Maduro, un mal heredero, pero que lo sostienen los videos de Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1987 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: