El Socialismo del siglo XXI en el 2019

Una vez que Marx y Engels dotan a la clase obrera de una filosofía, no contempladora del mundo, sino que lo transforme radicalmente, en ese momento, se inician los movimientos de los proletarios, buscando el poder.

El primer intento - aún estando vivos los fundadores del marxismo- fue la Comuna de París, derrotada, por no tomar los líderes dos medidas estratégicas : la toma del Banco de Francia y el desarme de la Guardia Nacional; dos hechos aprovechados, de manera eficiente, por THIERS, quien busca a los feudales del resto de Europa, para que lo ayuden a aplastar una insurrección popular exitosa.

El segundo intento de realizar un socialismo científico lo logra Lenin, quien muere temprano, debido a las secuelas que le dejan, en el cuello y en el pulmón, dos balas, disparadas por el enemigo, sin embargo, pese a hacerle frente, esa revolución, a dos guerras mundiales, que le causaron cuarenta millones de muertos, y la destrucción total de Rusia, ese socialismo construye en 36 años, lo que los EEUU hizo en 120 años.

Este segundo experimento de realizar una revolución proletaria es derrumbado, cuando el imperialismo anglosajón y luego el gringo, entienden que no podían derrotarla militarmente, entonces la penetran, en el área política y tecnológica, creándola, en dos etapas, siendo la segunda la que lidera Kruschov, Yersi y Putin, y las capas medias de la población, agazapadas en el sector intelectual .

En América Latina hay intentos visibles de revolución proletaria exitosa, como la encabezada por Fidel, Raúl Y el Ché Guevara, y que hoy, con éxitos, en lo científico y en la economía, pese a sesenta años de cerco económico-militar del Imperialismo norteamericano, se debate en una lucha de clases intensa, que puede provocar una contrarevolución, si la correlación de fuerzas se invierte.

No hubo en América Latina, otras revoluciones, pero sí situaciones insurreccionales que fueron aplastadas todas, para que no crecieran , insurrecciones, que murieron más temprano que tarde.

En Venezuela, en un lapso de 60 años, ocurren dos insurrecciones populares, en el marco de una lucha de clases brava e intensa. La primera, el 23 de enero de 1958, insurrección que fracasa por dos motivos fundamentales: El PCV, ya penetrado por la CIA y el Mossad, lanza la traicionera consigna de VOTOS SI, BALAS NO. Y la burguesía venezolana, ni tonta, ni perezosa, toma en sus manos, el 23 de enero y le corta los escrotos.

En 1992, militares nacionalistas, dirigidos por el teniente-coronel, Hugo Chávez Frías, dan un golpe militar, sin el apoyo de la izquierda golpeada y revisionista. El golpe fracasa, pero le abre camino al auge de la lucha de clases, que ya había sentido su presencia en el "Caracazo".

Chávez llega al poder con las armas del voto burgués y pierde seis años, en un péndulo político, que va, desde una profunda esencia judeocristiana, con un paso por la revolución democrática burguesa de Simón Bolívar. En ese ínterin, lo tumban, pero los militares golpistas, no lo matan, ni lo expulsan y el pueblo lo rescata. Retoma las riendas del poder, pero la inconsistencia ideológica, no lo deja avanzar.. El imperialismo "huele" que Venezuela puede entrar en una etapa pre-revolucionaria y comienza a actuar aceleradamente, pues internaliza que el acercamiento de Hugo Chávez con Fidel Castro, no es conveniente, para los intereses de EEUU y los Tanques del Pensamiento, se deciden por el cáncer inducido, y lo logran, por un viaje de Chávez a Colombia.

Cuando presidente Chávez anuncia un no retorno al capitalismo y el camino al socialismo YA ERA TARDE Y LA NOCHE COMENZABA A CUBRIR esta interesante proceso político venezolano y una vez más el PCV equivoca su estrategia política, conformándose con estar en el parlamento burgués vegetando.

El imperialismo coloca en PDVSA. Tres fichas importantes: Rafel Ramírez, Eulogio del Pino y Nelson Martinez. Estos degollaron a PDVSA. Luego viene el inodoro, incoloro gobierno de Nicolás Maduro, un hombre que, en lo personal, es buena persona, con buenas intenciones, pero que en lo político es inculto, vacilante y con un perfil socialdemócrata, que entierra el socialismo del siglo XXI y se lleva en los cachos El Árbol de las Tres Raíces, el Congreso de Angostura y el eco-sicialismo, su matrimonio con la burguesía, castiga al pueblo con una hiperinflación descomunal.

Por su parte, los EEUU se preparan para aprovechar esta situación para acabar con el Estado-Nación y apoderarse de 20 trillones de dólares, y de riquezas, que están en el arco minero, es decir, más de ochocientos mil por ciento, de lo que han logrado con sus guerras de rapiña, en el Medio Oriente.

Pienso que en el 2019, Venezuela pasará a ser un satélite de China y Rusia, que por ahora, tienen una política imperial, no agresiva. Pero, ¿CUÁNTO TIEMPO PASARÁ, PARA QUE XIOPING Y PUTIN, SE TRANFORMEN EN AVES DE RAPIÑA?. Por ahora, no lo sabemos, pero lo que sí sabemos, es que la hambruna en Venezuela, en 2019, será descomunal.

 

riverotorrealbaomar@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 391 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a273752.htmlCd0NV CAC = Y co = US