Contrarréplica a Manuel Martínez: ¿Las Revoluciones la hacen los Pueblos o los Revolucionarios?

El amigo economista Manuel Martínez hace una réplica de mi artículo: http://www.aporrea.org/actualidad/a197736.html Donde analizo lo expresado por el presidente de la AN, Sr Diosdado Cabello, donde hace énfasis en que las “Revoluciones” las hacen los “Revolucionarios” y más puntualmente los “militantes” del PSUV. Pareciera en el discurso de Cabello que, un condicionante único para ser “Revolucionario” es pertenecer al PSUV. He aquí lo contradictorio. Sectorizar el Proceso Bolivariano en transición al Socialismo de Nuevo Siglo (SSXXI), es un error político y de estrategia. Así como una vez dijo el Cdte Fidel Castro, que en Venezuela no había 5 millones de oligarcas, número de votantes que eran contrarios al proceso de cambio estructural, podemos decir, que tampoco en el PSUV existen 7 millones de “Revolucionarios”. Allí también existen, reformistas cuarto republicanos, provenientes de AD, Copei y el MAS, sin olvidar los V columnas que hacen vida en puestos de dirigencia y en la administración pública. Las Revoluciones no se decretan, tampoco una militancia pasa a ser “revolucionarios” por inscribirse en un partido progresista o que lleve el mote de “socialista”. Las Revoluciones son procesos muy complejos, que están rodeados de muchas circunstancias. Las Revoluciones del siglo pasado son vivo ejemplo de que no solo es esencial ser “revolucionario”, sino, de querer los cambios estructurales. El meollo del asunto, es: ¿Que te hace o te convierte en un revolucionario?”. Que un alto dirigente del gobierno como lo es Diodado Cabello, te diga en un mitin o reunión partidista que todos los presentes son revolucionarios, es esta una condición sine quanon para ser “revolucionario”. A nosotros no nos parece así.

En mi artículo hablo sobre los aspectos contradictorios de la Revolución Francesa y la Revolución Industrial. Las dos pueden ser llamadas como “Revoluciones Burguesas”, pero que también tuvo una participación importante del pueblo y de los obreros. Quita el carácter “revolucionario” de cambio estructural, simplemente porque fue ejecutada o iniciada por sectores burgueses. La Revolución realizada en los EEUU, tuvo también esa amalgama de sectores de elite y de los cuáqueros pobres en la lucha independentista de la nación del norte. Simple, buscaban su independencia, nuestra Revolución dirigida por Simón Bolívar también unió a las clases antagónicas de la época en procura de la libertad. En nuestro tiempo, Chávez procuró la unidad de los factores de clase en acompañamiento de su proyecto de país-nación. Chávez estaba claro que con solo el “pueblo” no podría lograr los objetivos planteados. Debemos aclarar que el vocablo “Pueblo” muy utilizado por populistas de izquierda y de derecha, se refiere a los ciudadanos más desposeídos en un país. Chávez trato de llegarle a ese sector muy amplio de la llamada “clase media”, logro importantes acercamientos y apoyo. Ahora bien, no hay “revolucionarios” en la llamada clase media. Claro que los hay, y muchos.

Quienes traten de sectorizar al proceso bolivariano y dividir a dos grandes segmentos sociales, hace un flaco favor al proceso de cambio. En los partidos del mal llamado “Polo Patriótico”, aquí también se usa un vocablo sectario, ya que la “Patria” es única y de todos, no tienen la verdad absoluta y tampoco un “Revolucionometro” para designarle o quitarles a los ciudadanos su carácter revolucionario. Aquí debemos tener mucho cuidado con el uso del lenguaje. Recordemos que los sectores según los sociólogos C,D,E, votaron en contra(una gran cantidad) o se abstuvieron en la última elección donde gano Hugo Chávez. Ni mencionar el triunfo estrecho de Nicolás Maduro.

Es simple, las Revoluciones la hacen en conjunto y unidos la mayoría de ciudadanos conscientes de los cambios estructurales en lo político, social, económico, medio ambiental, etc. No se puede sectorizar o polarizar las acciones revolucionarias de los ciudadanos. Sin la unión de todos los factores activos que hacen vida en un país, difícilmente se logren cambios estructurales de fondo. Cuando hablamos de “ciudadanos”, nos referimos a las personas que tienen sus derechos y deberes constituidos, ciudadanos con moral y ética, independientemente de su status socio económico e ideológico. Es de perogrullo que aquí no hay cupo para ladrones de cuello blanco, apátridas, felones, contrabandistas, violadores, especuladores, acaparadores, corruptos, etc.

Unidad, Unidad¡¡.. Palabras utilizadas por Hugo Chávez, estamos convencidos que ese mensaje fue dirigido a todos los que vivimos en esta tierra de gracia. No tenemos la menor duda.

Llego la Hora… Venceremos¡¡¡



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1488 veces.



Pedro Patiño

Químico, Investigador de Asuntos Económicos e Históricos, Analista Político, Eco socialista y Bolivariano.

 pedro2.patino@gmail.com      @pjph

Visite el perfil de Pedro Patiño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a198719.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO