De la opresión colonial a la Revolución Bolivariana

Los procesos o acontecimientos históricos que se han efectuado en Venezuela desde los inicios de la V República en el año 1999 con la promulgación de la nueva carta magna, dio el surgimiento a la Revolución Bolivariana, una revolución que se ha convertido en la esperanza reciente de millones de personas en el mundo, en especial de aquellos que han sido oprimidos, explotados y olvidados por aquella clase creída dominante por el hecho de ser dueños de los grandes capitales, los burgueses.

Ser la luz al final del túnel, ser la esperanza del necesitado, ser la voz de aquellos que no tenían voz, ser la casa de bloques de que aquellos que vivían en ranchos de cuatro latas, ser la lectura y la escritura de aquellos que a pesar de tener brazos no podían ni leer ni escribir, en fin, extrema dignidad hacia la clase oprimida, el sueño de la construcción de un mundo lleno de justicia e igualdad, las promesas de desaparecer completamente de la faz de la tierra aquel sistema depredador y asesino que ha exterminado y esclavizado a la clase baja desde que la humanidad dejó de vivir de la caza, pesca y la recolección colectiva en el periodo paleolítico.

Grandes revoluciones, batallas y fuertes resistencias se han llevado a cabo en Venezuela a lo largo de más de 500 años de historia, personas sacrificadas y asesinadas por defender sus ideales y esperanzas, desde los anónimos hasta los hombres conocidos como nuestros próceres, que lo dieron todo para tener el país que tenemos hoy, un país en vía hacia una patria socialista, humana y justa, libre del mal capitalista, egoísta e inhumana, destructora de sueños y esperanzas de millones de personas en el mundo.

No se puede escribir sobre la Revolución Bolivariana sin recordar algunos acontecimientos que marcaron un antes y un después, las arduas luchas libertarias anti esclavistas, anti colonizadoras, anti burguesas e independentistas que surgieron a partir del 12 de Octubre de 1492, porque lamentablemente la llegada del sistema capitalista a nuestro continente y exclusivamente en nuestro país, se produjo a través de las conquistas que sufrieron nuestros pueblos originarios por parte de los grandes imperios colonialistas que ocasionaron la desaparición total de las culturas autóctonas y generaron la transculturización como sistema social y la globalización como sistema mercantilista.

La invasión colonialista europea a nuestras tierras dio origen a una de las más grandes resistencias jamás llevada a cabo, que originó a su vez unos de lo más crueles genocidios jamás documentados por los historiadores de los países “desarrollados”. La resistencia indígena sin duda fue el inicio de las luchas de nuestra historia, grandes tribus que lucharon incansablemente en tal ardua hazaña, liderados por grandes caciques que estamparon sus nombres, como fueron: Guaicaipuro, Urimare, Tiuna, Catia, Naiguatá, Aramaipuro, Arichuna, Baruta, Cayaurima, Chacao, Chicuramay, Conopaima, Guaicamacuto, entre otros, que dieron sus vidas oponiéndoseles al imperio invasor de esa época.

Tras la colonización se manifestó la idea de independencia, unas de los primeros planteamientos separatistas registrados fueron los instigados por Manuel Gual y José María España, dando así inspiración a los movimientos surgidos luego de la declaración de independencia del 19 de abril de 1810 hasta el año de 1823, con las luchas de Bolívar, Miranda y Sucre, donde se da fin al proceso emancipador pre independentista después de la victoria contra el imperio Español.

Luego de la guerra independentista venezolana, surgió el enfrentamiento militar entre las tendencias conservadoras que lo conformaban los oligarcas, y los liberales que eran dirigidos por Ezequiel Zamora, el cual se le denominó como La Guerra Federal, que también fue conocida como la Guerra Larga o Guerra de los 5 años, hecho surgido debido a la intentona federal que pretendía modificar reformas heredadas de la colonia que perduró tras la guerra de independencia, el cual consistía en la prohibición perpetua de la esclavitud, “¡Tierras y hombres libres!”, también se exigía abolir la pena de muerte y el sufragio alternativo del gobierno. “¡oligarcas, temblad!”

Las luchas por derrocar el viejo orden social nunca han cesado, a pocos meses después del derrocamiento de Marco Pérez Jiménez el 23 de enero de 1958, tras un movimiento cívico-militar, se estableció un acuerdo partidista entre Acción Democrática (AD), Comité de Organización Política Electoral Independiente (COPEI) y la Unión Republicana Democrática (URD), llamado “El Pacto de Punto Fijo”, excluyendo al Partido Comunista de Venezuela (PCV), uno de los principales partidos combatiente en contra de la dictadura perijimenista, que unos años después fue excluido e inhabilitado totalmente en el gobierno de Rómulo Betancourt, dando así paso a la lucha armada conjuntamente con el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en las montañas venezolanas.

Muchas acciones se llevaron a cabo en contra de un estado burgués predominante que se resistía a desaparecer, y que hoy en día aún queda un gran remanente, muchos levantamientos armados, algunos clandestinos, se hicieron frente al tal sistema existente, desde la Resistencia Indígena, la Guerra de Independencia, la Guerra Federal, pasando por la revolución de Queipa, hasta las luchas de Maisanta, “el último hombre a caballo”, terminando con los combates guerrilleros de los años 60 y principios de los 70, fueron los inicios para que hoy en día se alcanzara una patria que en sus principios se encuentra la construcción del socialismo, arduas luchas y sacrificios no fueron en vano.

IV República

El deterioro social causado por el funcionamiento de un sistema discriminador, ha ocasionado desde la llegada de los esclavistas a Venezuela un sinfín de desgracias y penurias exclusivamente a la clase menos poseedoras, ya que el capitalismo destruye la esperanza de liberación del proletariado y lo obliga a desgastar su fuerza de trabajo de manera obligatoria con el fin de lucrar a la clase “dominante”, al opresor. Se suponía que el proceso independentista surgido de los ideales separatistas y emancipadores para aquel entonces, y con la iniciativa bolivariana anti esclavista debía acabar con esos males heredados de la conquista, pero lamentablemente la traición al Libertador Simón Bolívar con la iniciativa del movimiento político “La Cosiata”, llevada a cabo por José Antonio Páez a finales de abril de 1826 que dividió a la Gran Colombia definitivamente en el año 1830, fueron el comienzo de la IV República.

Los opresiones y crimines ocurridas dentro de la IV República dieron el surgimiento a un proyecto liberador, la idea de un hombre fue la semilla fundamental de todo un proceso llevado a cabo actualmente, la impotencia y el desagrado de la depreciación social, del aumento de la pobreza, del aumento de una inflación que superaba al 100%, el deterioro de las condiciones de vida, la subida de la tasa de desempleo, las represiones a ancianos por exigir unas pensiones dignas, un sistema económico que solo beneficiaban a los bancos y perjudicaban directamente al pueblo, la existencia de la discriminación social, los problemas habitacionales, de salud, las violaciones de derechos humanos, como los asesinatos, torturas, persecuciones, allanamientos y las desapariciones, fueron el detonante de la necesidad de un cambio radical.

Un pueblo desmotivado era el resultado de un sistema opresor que cortaba desde la raíz cualquier intentona de reacción popular, un estado represor y hostigador predominaba, los alzamientos estudiantiles eran castigados hasta con la muerte y luego con una posterior desaparición, los planteamientos de Marx, Engels y Lenin eran censurados, la posibilidad del derrocamiento del orden social existente a través de una revolución violenta era nula, los pobres cada vez eran más pobres, el sometimiento a la población a unas regulaciones económicas regidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) detonaron un sacudón (El Caracazo) que fue reprimida inhumanamente ocasionado miles de muertos y desaparecidos, hecho muy parecido a lo sucedido el 9 de enero de 1905 en la Rusia zarista de Nicolás II Romanov, donde las tropas atacaron brutalmente a una manifestación pacífica de trabajadores en San Petersburgo que solicitaban mejoras en sus condiciones de vida, acontecimiento previo a la revolución de febrero de 1917 que determinó la abdicación del régimen monárquico. La represión zarista de 1905 como “El Caracazo” de 1989, fueron los detonantes primordiales de la revolución, en el caso de Venezuela fue el alzamiento cívico-militar sucedido el 4 de Febrero de 1992, que a pesar del fracaso de dicha intentona de cambiar el orden social opresor, fue el incentivo que despertó a las masas, para así llevar al poder a través del voto popular a Hugo Chávez Frías.

El afianzamiento de La Revolución Bolivariana

La revolución proletaria, es un fenómeno de las masas oprimidas surgidas del impulso emocional en el cual se caracteriza por las necesidades de liberación a través de doctrinas inculcadas o instigadas por diversos factores tantos teóricos como prácticos, que dan así a una acción colectiva de personas que con convicción y fundamento buscan derrocar un determinado sistema o proceso.

La necesidad de un cambio social era fundamental para una sociedad golpeada debido a una crisis surgida por unas medidas económicas neoliberales implementadas por el gobierno puntofijista del año 1989, que afectaba de manera directa a los menos poseedores, al pueblo de a pie y trabajador, dando como resultado un levantamiento de masas, específicamente en la ciudad capital, denominado por la historia como el “Caracazo”, como se mencionó anteriormente, dicho acontecimiento fue el impulso definitivo del movimiento Cívico-Militar unos años más tarde, específicamente el 4 de febrero de 1992, qué concluyó unos meses después con el recordado 27 de noviembre.

La Operación Zamora fue denominada a las insurrecciones llevadas a cabo el 4 de febrero del 92 en los estados Aragua, Carabobo, Miranda, Zulia y Distrito Federal (actual Distrito Capital), que fueron lideradas por el comandante Hugo Chávez Frías, con el propósito de intentar deponer al entonces presidente Carlos Andrés Pérez para así tomar definitivamente el poder político del país, pero dichas acciones en su totalidad no fueron un éxito, y dieron como resultado el fracaso a tan valiente intentona, cabe acotar que dicho acontecimiento es el inicio de la historia revolucionaria y bolivariana, desde ese “por ahora” hasta nuestros días.

La Revolución Bolivariana se terminó de afianzar con la victoria electoral del comandante Hugo Chávez en el año 1998, y luego con la implementación de una nueva constitución tras una consulta popular en el año 1999, dando así inicio a unas grandes transformaciones sociales que dignificaron a los pobres, a la clase oprimida de un sistema burgués bipartidista excluyente practicante de una llamada “democracia representativa”, que no era otra que una democracia entreguista exclusivamente a los intereses imperialistas estadounidenses.

“Una revolución armada pero pacífica”, nombrada así por el propio comandante un tiempo después, al referirse a la Revolución Bolivariana, ya que se constituiría por la unión pueblo y Fuerza Armada Nacional; una revolución que ha concretado grandes logros en el ámbito social, político e internacional como por ejemplo: Reducción de la pobreza, desempleo, mortalidad infantil y la desigualdad social, la nacionalización de grandes empresas como PDVSA, Lácteos los Andes, Fama de América y entre muchas otras que han pasado al servicio del pueblo, al igual que la creación de misiones y grandes misiones que han fortalecido el buen vivir de las personas a través de sus políticas elementales acuerdo a cada necesidad del pueblo, como el fortalecimiento de los niveles educacional, alimenticio, habitacional, urbanísticos, de salud, agricultura, bienestar social y protección de animales, aparte de ser pionero en la integración latinoamericana ya que incentivó al surgimiento del ALBA-TCP, UNASUR, la CELAC y PETROCARIBE.

Muchos han sido los logros que ha alcanzado el proceso bolivariano desde sus inicios hasta nuestros días que han sido ratificados de forma contundente por la mayoría de la población en cada una de las contiendas electorales que se han realizado desde el año 1998.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3182 veces.



Cristofer García


Visite el perfil de Cristofer García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: