La Reflexividad del Conocimiento

Existen multiplicidades y complejidades definitorias, de las construcciones teóricas dentro de los epicentros conceptuales sobre el conocimiento, que permite develar con las interpretaciones y las explicaciones, que se encuentran como fuerza impulsora de los saberes, el cual no solo desde están presentes en los procesos cognitivos, todas las formas en que se materializa la comunicación con su lenguaje e intercambio simbólico, en el que se concreta las realidades sociales y las intersubjetividades…al lograr edificar una particular cosmovisión, al servicio de identificar las consecuencias de los procesos de socialización, que permite la necesidad de construir las bases estratégicas para saber y conocer…

Aparece lo cultural y lo educativo, como dinámicas históricas que trascienden y marcan pautas en el conocimiento, que producen desde socializaciones y valores en el saber…pasando por su instrumentalidad para el hacer, (la ciencia y la tecnología) sustentada en una acción humana, que se nutre en lo interdialógico, en su ir y venir con la otredad, en un continuo difuso e inestable de datos e información, que permanentemente se retroalimenta en el binomio táctico, que complementan en la cotidianidad y en los espacios educativos: la enseñanza y el aprendizaje…

Cuando el conocimiento presenta y representa a sus propias especificidades desde su campo teleológico o los verdaderos propósitos por las cuales se proyecta y se sistematiza, comienzan con una serie de interrogantes reflexivas: … ¿cuando se ignora, es el punto de partida del conocimiento?...¿el conocimiento es un proceso acumulativo de saberes?...¿el aprendizaje tiene sus propios laberintos normativos? que van desde lo que se sabe, pero no se sabe como se aprendió ese saber, pasando por las capacidades del ser, con su hacer de conocimientos, para modelar intelectos y personalidades…

Y la reflexividad del conocimiento, se vuelve incierta, por una inestable significación epistémica, al preguntarse, de acuerdo a los contextos sociales, el para qué sé lo que sé… ¿cómo hago para saber, si debo saber, lo que aún no sé?…¿qué es lo qué tengo qué saber?...si el conocimiento no es neutral, pero si intencional, ¿sabemos lo que nos enseñan o lo que queremos aprender?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 723 veces.



Oscar Bravo

Politólogo, Especialista en Finanzas, Magister en Gerencia, Profesor Universitario, Investigador, Articulista, Poeta, Deportista y socialista!

 bravisimo929@gmail.com      @bravisimo929

Visite el perfil de Oscar Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Bravo

Oscar Bravo

Más artículos de este autor