La creatividad y sus potencialidades educativas

Trata a un hombre tal como es,

y seguirá siendo lo que es;

trátalo como puede y debe ser,

y se convertirá en lo que puede y debe ser.

Goethe.

Las transformaciones del proceso de enseñanza de los estudiantes en la actualidad tiene como visión estimular el pensar analíticamente, el construir diseños para comparar, motivar la escritura creativa, los modelos que faciliten el intercambio oral entre los actores del proceso educativo, la contextualización de las asignaturas de razonamiento numérico, la didáctica que vaya más allá del aula, fortalecer el vínculo entre los educadores y los alumnos; es decir, buscar las palabras y las formas que hagan de la escuela más amigable; un centro de experimentos verdaderos, un laboratorio para elegir y explorar realidades. Que el educando tenga proyecciones en su vida futura, si en las ciencias se orienta acerca del campo y la siembra con sus diferentes elementos que van desde el acomodamiento del terreno y la productividad de la escuela el niño, la niña o el adolescente pueda ir a otros espacios dentro del punto y círculo en ese ámbito geográfico y de acción, él pueda palpar, trabajar y ensuciarse con tierra, y así se apropia del conocimientos que podrá utilizar en los diferentes ámbitos y relacionando los valores que la educación integral le proporciona y le motiva, por eso la importancia de los diferentes planes, programas y proyectos que busca la interacción real con lo cotidiano de los/as alumnos/as, el aprender haciendo y aprender para toda la vida con sustanciado con la planificación escolar.

Por eso la creatividad, las virtudes en acción y el descubrimiento de la importancia de las potencialidades de los estudiantes debe ser una de los elementos curriculares por consolidar en cada centro educativo, categorizar lo creativo por arriba o al nivel de alfabetizar a los estudiantes, hará que en los próximos años de formación pueda captar y descubrir los distintos talentos de los alumnos para cualquier ciencia social o exacta y valorar las posibilidades de ser un o una bailarín/a, cantante, agricultor, cocinero, mecánico, deportista, comunicador, entre muchas otras opciones y profesiones; que la escuela puede definir en conocimientos y ejemplos de sus maestros, que los estilo de vida le sirva para dedicarse a esa profesión u oficio de igual modo le funcione como un complemento de su existencia, o rompa el paradigma de dedicarse a un oficio que sea de profesión universitaria o no, también realizar determinada disciplina deportiva, gastronómica, manualista, o cualquier otro emprendimiento en cualquier rama, se debe buscar que florezca el conocimiento en los espacios de oportunidades de creación, recreación y producción en los centros educativos de acuerdo a los intereses de los educandos, para que el talento; lo nuevo e innovador de cada estudiante se pueda descubrir, manifestar y mostrar con éxitos en su vida.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 365 veces.



Erno Velasquez


Visite el perfil de Erno Velasquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Erno Velasquez

Erno Velasquez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a272174.htmlCd0NV CAC = Y co = US