Titular del día (No. 6) --- Trastorno delirante

Titular, fuente Aporrea:

Venezuela busca este martes la reelección al Consejo de DDHH de la ONU

Cuando vi ese titular, casi se me explotó la cabeza pensado, ¿qué carrizo tienen en la cabeza, aserrín, cocaína, o aire? Aunque me imagino tendrían cerebros en sus cabezas, también deben tener otra cosa allí que les hace alucinar y delirar.

Delirio: 1. Estado de alteración mental, generalmente provocado por una enfermedad o un trastorno, en el que se produce una gran excitación e intranquilidad, desorden de las ideas y alucinaciones. 2. Dicho o hecho disparatado, insensato o carente de sentido común.

Bueno …

Empecé a hacer una lista de los cientos y probablemente miles de casos conocidos, reconocidos, y comprobados con evidencias concretas y verificables de las monumentales y flagrantes violaciones de los derechos humanos que el actual Estado venezolano, específicamente bajo la gobernanza del actual jefe de Estado venezolano desde el 2013, ha cometido contra su propio Pueblo, es que guardo una carpeta con una lista que hoy contiene más de 1000 ítems de violaciones de los derechos humanos por parte del actual Estado venezolano, pero me hubiera demorado días y aun semanas en hacer la compilación para ustedes.

De todas maneras, me di cuenta que no sería necesario ya que creo que TODO EL MUNDO sabe que el actual Estado venezolano, dirigido por el actual jefe de Estado venezolano, es culpable. Solo los culpables, o sea, el actual jefe de Estado venezolano, el actual Estado venezolano, y sus cómplices, lo niegan, pero además lo niegan de manera flagrante y totalmente delirante también (es como un comportamiento crónico), especialmente cuando se toma en cuneta las CONFIRMADAS atrocidades que han OBVIAMENTE cometido, como por ejemplo el vil y deliberado asesinato de Fernando Albán Salazar por parte del actual Estado venezolano, originalmente negado y deliberadamente tapado por el actual fiscal general de Venezuela, mientras el actual jefe de Estado venezolano evitaba declarar al respecto y miraba hacia otro lado.

Este tipo de flagrante y totalmente delirante negación por parte del actual Estado venezolano me recuerda el día, en la televisión, semanas después del acontecimiento, en el 2002, cuando Capriles Radonski dijo que él jamás asedió la embajada de Cuba, lo cual era totalmente ridículo ya que el asedio fue transmitido en vivo por televisión, y él OBVIAMENTE estaba allí.

En aquel entonces, pensé:

"¡No puede ser!"

"¿Él tiene un mellizo ahora, o será que él sufre del trastorno delirante?"

TRASTORNO DELIRANTE

Desde Wikipedia (formato modificado por mí):

El trastorno delirante o psicosis paranoica (el término paranoia fue durante muchos años de uso más frecuente) es un trastorno psicótico caracterizado por ideas delirantes no extrañas en ausencia de cualquier otra psicopatología significativa. En particular, la persona con este trastorno no ha cumplido nunca los criterios para la esquizofrenia y no tiene alucinaciones notorias, aunque pueden estar presentes alucinaciones auditivas, táctiles u olfativas, si estas están relacionadas con el tema del delirio. Una persona con trastorno delirante puede ser bastante funcional y no tiende a mostrar un comportamiento extraño excepto como resultado directo de la idea delirante. Sin embargo, con el tiempo la vida del paciente puede verse más y más abrumada por el efecto dominante de las creencias anormales.

Criterio diagnóstico (agregué mis comentarios):

1- El paciente expresa una idea o una creencia con una persistencia o fuerza inusual.

(sí, persiste en decir que no es culpable)

2- Esa idea parece ejercer una influencia excesiva, y su vida se altera habitualmente hasta extremos inexplicables.

(sí, tanto así que inexplicablemente se lanzan para la candidatura para los derechos humanos en la ONU)

3- A pesar de su convicción profunda, habitualmente hay un cierto secretismo o sospecha cuando el paciente es preguntado sobre el tema.

(sí, jamás son capaces de responder claramente a ninguna pregunta al respecto, intentan siempre ocultar los detalles, y hacen las cosas en secreto)

4- El individuo tiende a estar sin humor e hipersensible, especialmente respecto a su creencia.

(sí, mírenles la cara al actual jefe de Estado venezolano y al fiscal general de Venezuela cuando se trata de este tema, el nivel de negación e hipersensibilidad es espantoso)

5- Tiene un carácter de centralidad: independientemente de lo improbables que sean las cosas que le ocurren, el paciente lo acepta sin casi cuestionárselo.

(sí, ellos se creen los buenos y fantásticos del Universo y el centro del Universo aunque no lo sean, mientras la culpa de todo lo malo que ellos mismos hacen, SIEMPRE es de los demás)

6- Si se intenta contradecir su creencia es probable que levante una fuerte reacción emocional, a menudo con irritabilidad y hostilidad.

(sí, tanto así, que arrestan arbitrariamente e ilegalmente a quienes se les oponen, los ponen presos sin proceso judicial, intimidan a sus familiares, socios, y amigos, los secuestran, los torturan, y los asesinan)

7- La creencia es, cuando menos, improbable.

(sí, sí, y sí, ellos se creen inteligentes, creativos, fuertemente educados, conocedores, expertos, analistas, profesionales, organizados, estratégicos, sensatos, sabios, buenos, fabulosos, estupendos, maravillosos, fantásticos, súper héroes, hermosos, atractivos, increíbles gobernantes, chavistas, bolivarianos, socialistas, humanistas, y otras insensateces parecidas, pero lo peor es que creen que son tan humanos que merecerían un cupo en el consejo de derechos humanos de la ONU)

8- La idea delirante ocupa una gran parte del tiempo del paciente, y abruma otros elementos de su psique.

(sí, mientras intentan taparlo todo malgastando tiempo en puras apariencias para fútilmente intentar hacer creer al mundo entero que ellos no son culpables de graves crímenes de lesa humanidad, el país se va a la mierda, como dice mi amiga)

9- El delirio, si se exterioriza, a menudo conduce a comportamientos anormales y fuera de lugar, aunque quizás comprensibles conocidas las creencias delirantes.

(sí, precisamente, solo el hecho de que tienen hoy la desfachatez de entregar su candidatura para los derechos humanos en la ONU, demuestra un comportamiento totalmente anormal, es como si un violador compulsivo de niños pidiera cupo para ser enseñante en una guardería).

CONCLUSIÓN

Sí, absolutamente, eso es lo que estoy diciendo, que el actual Estado venezolano, por lo menos en cuanto a creerse no responsable ni culpable de haber cometido un sinnúmero de VIOLACIONES DE LOS DERECHOS HUMANOS y CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD, sufriría del trastorno delirante, y punto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2828 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: