Ha llegado el tiempo

Recién leí la siguiente noticia en Aporrea:

Tarek William designa a la fiscalía 77 nacional para investigar lanzamiento de granada en supermercado del Zulia

Allí dicen:

"El fiscal general de la República, Tarek William Saab, designó este viernes a la fiscalía 77 nacional para investigar el lanzamiento de una granada en el interior del Supermercado Fiorella en Maracaibo, estado Zulia, informó una nota de prensa de la Fiscalia ... Se conoció, que este y otros establecimientos comerciales reciben constantes amenazas de grupos delictivos."

Hace tiempo que esperaba la confirmación de este tipo de acontecimiento, acontecimientos que estoy 100% seguro empezaron, poco a poco, hace por los menos dos o tres años atrás pero que este gobierno ha intentado ocultar por miedo de que se transforme en una moda, o peor todavía, en un movimiento social de venganza planificada y colectiva contra el actual Estado venezolano.

¿Qué es este tipo de acontecimiento?

Bueno, el actual gobierno de Venezuela dice o insinúa que este tipo de cosas son ataques perpetrados por grupos delictivos, y punto, no proveen detalles (¿por qué?), pero en mi estimación, estos tipos de ataques, por ejemplo con granadas contra establecimientos que existen principalmente para servir los intereses de los ricos y los corruptos de nuestro país (10% de la población en mi estimación), en este caso el Supermercado Fiorella (ver fotos), son en realidad otra cosa, son algo muy diferente, y muy a tiempo también en términos del Destino ya que en mi estimación debía haber empezado hace años atrás (pero el Destino tiene su propia mente).

Les voy a decir por qué.

Si este tipo de ataques donde lanzan granadas dentro de los negocios tipo bodegones, tiendas para los ricos, como el Supermercado Fiorella de ahora, fueran realmente ataques perpetrados por delincuentes comunes y corrientes cometiendo sus crímenes habituales, entonces, todos los supermercados para los ricos del país habrían estado siendo bombardeados con granadas desde hace tiempo ya, aun cuando Chávez mandaba, ya que siempre han existido este tipo de tiendas y supermercados para los ricos y los corruptos del país, aunque muchísimo menos entonces que hoy.

Pero este no ha sido el caso, o sea, los delincuentes no han estado lanzando granadas dentro de estos establecimientos de los ricos y corruptos del país, hasta ahora.

¿Por qué?

Bueno, porque lanzar granadas dentro de los almacenes de los ricos no es un comportamiento normal entre los delincuentes comunes y corrientes (yo crecí entre delincuentes), más bien, lo normal sería de robar los artículos que se encuentran dentro de ese tipo de negocios, a menudo de noche y en complicidad con los vigilantes, no lanzar granadas, no, no, no.

Eso sería no solo estúpido, sino también contraproducente.

¿Saben por qué?

Porque a los delincuentes comunes y corrientes, y aun los criminales profesionales, lo que les interesa a ellos es el dinero, nada más.

Destruir los productos que se encuentran dentro de los negocios (usando por ejemplo una granada), no les convendría porque estarían destruyendo productos que ellos podrían robar y revender generando muy altas ganancias … ya que pagarían cero por los productos y los revenderían a precios un poco por debajo de los precios del mercado, ganándose casi 100% de ganancias sin mover un dedo excepto por cometer el robo.

O sea, no les sirve de nada destruir un bodegón o un supermercado, especialmente de los ricos, porque es allí donde se encuentran los productos importados más caros y más añorados del país, los cuales podrían además revender a descuento a sus propios familiares corruptos que trabajarían dentro del aparato Estatal, a quienes a menudo les gusta mucho aparentar y andar por allí como si fueran tan inteligentes y fantásticos, cuando en realidad son unos idiotas y gusanos sucios (en mi opinión personal de ellos por supuesto).

NOTA IMPORTANTE: Hay que saber que aquí en Venezuela, y en mi estimación, por lo menos 50% de los policías (y efectivos de la guardia nacional y políticos) del Estado entran a estas carreras precisamente para que se les haga más fácil robar y cometer otros crímenes ya que tendrían acceso fácil a las armas y otros recursos del Estado donde a menudo, cuando jóvenes y mientras ejercen sus funciones, son de hecho, ladrones, extorsionadores, y secuestradores (como lo que me ocurrió en Guiria, un muy violento secuestros donde fui torturado y casi matado, por dólares que yo no tenía, donde por lo menos uno de ellos era un policía del Estado), mientras cuando viejos, esto mismos se transforman en los funcionarios corruptos jefes de las redes delictivas del Estado (como lo que ha estado ocurriendo dentro del SAIME desde hace unos 5 años), o mafias asociadas. Creo que todos los venezolanos y las venezolanas conocemos a gente así, a menudo dentro de nuestras propias familias. Entre mis vecinos (aproximadamente 200 vecinos en total), que yo sepa, hay dos policías retirados que manejan redes delincuenciales, entre estos, uno que recién salió de la cárcel por robo agravado en las instalaciones del Estado, dos otros tienen entre 30 y 40 años de edad y son criminales muy peligrosos que a menudo andan con sus armas en mano o en la cintura dentro del pantalón como si fueran delincuentes comunes y corrientes, y cinco jóvenes que están estudiando para ser policías y guardia nacional, entre estos, dos conocidos delincuentes (ladrones), y una muchacha que es hija de ladrones que regularmente roban materiales del Estado para revender … de las bolas CLAP, comida altamente subsidiada por el Estado, y de las farmacias del Estado.

Bueno …

Entonces …

De vuelta al tema de los ataques con granadas a las instalaciones de los ricos …

Básicamente, creo que uno puede concluir que un ataque de este tipo no sería cometido por delincuentes comunes y corrientes a menos que (entre muchas otras posibilidades):

1- los delincuentes habrían sido contratados --- por un significativo monto de dinero --- por un competidor (otro rico y/o corrupto) que estaría compitiendo por ese espacio comercial en ese vecindario, o

2- los delincuentes habrían sido contratados --- por un significativo monto de dinero o un porcentaje de las ganancias --- por un grupo de criminales profesionales que estarían posiblemente intentando extorsionar a los dueños del supermercado, y que el ataque con granada fue una advertencia, o

3- los delincuentes habrían sido contratados --- por un significativo monto de dinero o en base a alguna promesa (tal vez de un familiar) --- por un amante celoso de uno de los dueños (mujer u hombre o trans), y que esto fue como una advertencia para decir algo al estilo de, "Mira, mi querido Fiorecito, si no vuelves conmigo, te destruiré," o peor todavía, "Si no vuelves conmigo, se lo contaré a todo el mundo."

Bueno …

Existen miles de posibilidades aparte de estas tres opciones mencionadas arriba, ¿verdad?, sin embargo, hay una opción --- no mencionada todavía --- que en mi opinión resaltaría más que cualquiera, y esta opción tendría que ver directamente con una predicción que hice hace dos años atrás.

En marzo del 2020, en un artículo titulado, "Esta es mi predicción," predije, entre otras cosas, lo siguiente:

"Tal vez que esto no ocurrirá, pero lo dudo mucho ya que las circunstancias están casi perfectas para que esto ocurra más temprano que tarde, pregúntenle a cualquier venezolano o venezolana honesto y ellos les dirán la verdad, la cosa está muy cerca de estrellarse (o estallar) como jamás se ha visto antes en la historia de Venezuela.

El digno Pueblo de Chávez (la mayoría) esclavizada por Maduro a salarios de unos $3 mensuales (o a veces un poco más) se alzará:

- contra todos los funcionarios, militares, y políticos corruptos de cualquier tendencia, sean ‘chavistas,’ maduristas, opositores, o lo que sea ya que son todos básicamente iguales, son unos ineptos y codiciosos parásitos y ratas, son unos estafadores viviendo en gran lujo a costilla de nosotros los millones de esclavos-de-Maduro-a-$3-mensuales (aunque algunos ganan un poco más, como yo, pero no mucho más),

- contra los malditos comerciantes, banqueros, empresarios, distribuidores, contrabandistas, acaparadores, y revendedores quienes nos han estado abiertamente y descaradamente estafando desde que Maduro llegó al poder (y Maduro lo ha permitido), y

- contra cualquier persona que sea, o que haya sido un colaborador consciente de todos esos malditos criminales mencionados arriba, quienes han estado aplastando y abusando de nosotros el Pueblo digno de Chávez de manera abierta y descarada desde que Maduro ha estado en el poder.

Ha llegado el tiempo de la venganza, así lo predigo."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1253 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: