Amputan los derechos y la libertad de expresión a los presos políticos “liberados”

Que nadie sea engañado. Lo que están "otorgando" a la mayoría de presos políticos es "casa por cárcel", lo cual comprueba que el madurismo es una bazofia política. Mientras Caldera otorgó a Chávez y sublevados un sobreseimiento, es decir, libertad plena sin ningún peso jurídico en su hoja de vida, Maduro pretende que los llamados por ellos "políticos presos", (término que no emplearon en estos días) sean amputados en sus derechos civiles y políticos, y por supuesto, en su libertad de expresión, cuando ni siquiera podrán utilizar alguna red social, aunque sea para decir que no tienen agua en su casa, o para denunciar que están siendo agredidos por delincuentes.

El oxigonio de la mal autodenominada "comisión de la verdad" que integran Delcy Rodríguez, Tarek William Saab y Maikel Moreno, en la praxis es una comisión de la mentira y la falsedad. En primer lugar, porque los delitos que les impusieron a esos presos políticos, estuvieron infundados en la calumnia, difamación y simulación de pruebas. Y en segundo lugar, porque quienes estuvieron involucrados en delitos de asesinatos y heridos por motivos políticos, están vinculados desde la cúspide del poder, sin que existiese hasta esta fecha de "liberación", investigación alguna contra altos funcionarios. Es más, incluso algunos de ellos ni se inmutan al retratarse con jefes de los colectivos armados como Valentín Santana que hasta aparece en videos acompañado de sus huestes con pistolas y fusiles de potencial calibre, amenazando a los ciudadanos de muerte, y sobre quien en más de una oportunidad el presidente fallecido Hugo Chávez ordenó su aprehensión.

¿De cuál verdad nos hablan los voceros maduristas, incluyendo quienes se hacen llamar garantes de la "justicia", como el fiscal o quien controla el máximo "tribunal" del país? Tengo que decir con suma responsabilidad que en el caso de Delcy Rodríguez ni siquiera se atrevió a realizar alguna acusación contra los zascandiles de Diosdado Cabello, quienes llegaron como bárbaros a la Asamblea Nacional durante las exaltaciones políticas de 2017, y fue público y notorio como esos colectivos armados agredieron con saña y máximo odio a diputados dentro del propio recinto parlamentario, o sea, su hipocresía no tiene límites.

Sobre Tarek William Saab aún recordamos como hasta los medios transmitieron en vivo sus palabras aquel 12 de abril de 2002, cuando él mismo afirmaba mientras lo montaban en una unidad de policía: "me están violando mis derechos humanos", entonces señor fiscal, ¿Cómo es eso de que ahora ninguno de los "liberados políticos", ni siquiera pueda decir una palabra por esos mismos medios? ¡Al parecer usted es de mala memoria!

En relación con el inefable y panegírico presidente del Tribunal Supremo de Justicia sobran las palabras, porque si alguien ha sido responsable en la violación de derechos humanos, así como el abuso que se cometen contra los presos políticos, y contra el país en general, cuando nuestros enfermos sin distinción de edad mueren en los hospitales por falta de medicamentos, o asesinan a los ciudadanos en las calles por culpa de una delincuencia desbordada, es evidente que su nombre y apellido están allí registrados por ineficiente, incapaz y arrodillado al poder político, así como ser cómplice por acción u omisión ante las grandes mafias del país.

No hay liberación de presos políticos. Aquí lo que hay es una perversión mediática en mostrar el traslado de esos presos hasta sus casas, con la condición de convertirlos en seres dominados por una afasia forzada con la finalidad de neutralizarlos per secula seculorum en el campo político. En otras palabras, una inhabilitación disfrazada, porque al tener que cumplir con obligaciones "jurídicas", es evidente que tampoco podrán tener la posibilidad de optar por cargos de elección popular.

El madurismo no se convertirá en "democracia" porque ahora los presos políticos puedan dormir en sus hogares ¡No! Por el contrario, su neototalitarismo sigue combinado con lo peor y más despreciable de las acciones y el pensamiento fascista, nazista y estalinista. Que no queden dudas, aquí la única verdad es que amputan los derechos y la libertad de expresión a los presos políticos. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2059 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a264274.htmlCd0NV CAC = Y co = US