¡¡28 años del genocidio de CAP-FMI!!

Prohibido Olvidar. Durante los días 27 y 28 de Febrero del año 1989, se dio en nuestro país un verdadero Genocidio contra la población, que enfrentó en las calles el “paquete” de medidas de carácter antipopular que impuso el presidente Carlos Andrés Pérez (CAP), fiel discípulo del Fondo Monetario Internacional (FMI).Se produce EL “CARACAZO “. En honor a la verdad, los disturbios se inciaron en Guarenas y los Teques, estado Miranda, en protesta contra el alza del pasaje. Esta chispa se propagó rápidamente por Caracas, donde un pueblo como un huracán social hizo valer sus derechos.  La respuesta de las clases dominantes no se hizo esperar y desataron una brutal y descomunal represión contra un pueblo indefenso. Se utilizó a las Fuerzas Armadas (FFAA), a la DISIP, a la Policía Metropolitana y demás cuerpos de seguridad para asesinar al pueblo. Todo esto amparado en la suspensión de todas las garantías constitucionales. El mismo gobierno de CAP reconoció la cifra de 378 asesinados, pero luego se determinó que cayeron alrededor de 3 mil venezolanos. Echaron al foso de la basura la sentencia de Bolívar: “maldito el soldado que vuelva las armas contra su pueblo”. Así actuaban los gobernantes en la IV República adeco-copeyana. En aquel entones no había ONG, OEA, SIP, Fiscalía ni Comisión de Derechos Humanos. Represión total. En sí ¿cuáles fueron las causas de esta rebelión popular? Durante el segundo gobierno de CAP, este presidente adeco se entregó a las decisiones del FMI, y comenzó a aplicar el llamado paquetazo económico: 1) Congelación de sueldos y salarios de todos los trabajadores públicos. 2) Privatización de todas las empresas públicas, comenzando por la Compañía Anónima de Teléfonos de Venezuela (CANTV), empresas eléctricas, VIASA, PDVSA, entre otras. 3) Liberación de las tasas de interés. Con esto le dio luz verde a la banca usurera para que les expropiara las viviendas, autos y demás bienes a los venezolanos por lo impagable de las deudas. Recordemos los créditos indexados o cuotas balón. 4) Liberación de los precios y eliminación de todo sistema de control. El pueblo en manos de los empresarios. 5) Aumento intempestivo de la Gasolina y su inmediata incidencia en el precio del transporte colectivo. A todo esto se le suma la angustiante corrupción que vivía el país a todos los niveles gubernamentales. Debemos recordar que para el momento en que se produce EL CARACAZO (hace 28 años), estaban en boga en el mundo las tesis neoliberales y el llamado “fin de la historia”, que pregonaba Francis Fukuyama. Decían que no había razón para las luchas sociales, que había que quedarse de brazos cruzados, pasivos. El Caracazo aplasto esa peregrina y frustrada teoría. Por lo tanto, la insurrección popular del 27 de Febrero de 1989 demuestra la bravura y valentía del pueblo venezolano, quien de manera consciente e inconsciente le envía un mensaje de rebeldía al mundo y a la clase política y económica en el poder (CAP, AD, COPEY, Fedecamaras, CTV,). Un rechazo al neoliberalismo. Dice el investigador social Miguel Ángel Contreras, que la revuelta popular del 27 de Febrero “fue la primera protesta global contra el neoliberalismo”. Sostiene el sociólogo Reinaldo Iturriza, que esta rebelión: “resquebrajó tan hondamente al sistema puntofijista que lo hirió de muerte y nació un nuevo sujeto político, el chavismo.” El llanto y el dolor del 27-F se convirtieron en Esperanza y Revolución con la llegada de Chávez al poder en 1999. Es evidente que el estado terrorista del año 1989, violentó impunemente los Derechos Humanos de miles de personas, En aquel entonces no había Fiscalía, ONG, ni OEA que demandara respeto a los DDHH. Complicidad total. De esto la derecha actual (MUD), no quiere hablar. Para el camarada Freddy Bernal, allí hubo un crimen de lesa humanidad (no prescriben) y buena parte de los responsables quedaron exonerados, por lo tanto debe haber justicia. Debemos recalcar que fue el estado Revolucionario con Chávez al frente, quien indemnizó a los familiares de las víctimas. Durante los gobiernos de la IV Republica (responsables de la Masacre) hubo un silencio y complicidad total. Hoy en día los defensores de la IV Republica (MUD), donde en verdad se pisoteó la constitución, hablan todos los días de “violación de los DDHH por parte del régimen”. Que  hipócritas y  farsantes. Se olvidan de las Masacres de Cantaura, Yumare, El Amparo, la Victoria, Tacarigua, Guerra y Millán, y paremos de contar. Se habla de más de 10 mil asesinados por motivos políticos durante la tétrica IV República adeco-copeyana. La dividida y apátrida  oposición(MUD) en su frustrada intensión de volver al poder ha hecho todo lo posible para que se repita en nuestro  país otro “Caracazo”. Se quedaran con las ganas. Aquí llego un estado revolucionario que vela todos los días por los más humildes. Revolución es justicia social, con una inversión del 73 por ciento en educación, salud, salarios, empleo y recreación. Maduro a seguido la orientación del Gigante Hugo Chávez. Venceremos la guerra económica impuesta por la burguesía parasitaria y el imperio USA. No podrán con los hijos de Bolívar y Chávez. A 28 años de aquella Masacre decimos: ¡¡NUNCA MÁS UN CARACAZO!! ¡¡HONOR Y GLORIA AL VALIENTE PUEBLO VENEZOLANO!! ¡¡NI PERDÓN NI OLVIDO!!

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 880 veces.



Euribes Guevara

Profesor y Ex Diputado PSUV

 euribes@hotmail.es      @EuribesGuevara

Visite el perfil de Euribes Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Euribes Guevara

Euribes Guevara

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a242037.htmlCd0NV CAC = Y co = US