¡Bravo Presidente! pero no basta con los amos, también los jalabolas merecen lo suyo

Desde este momento declaro que mi paz con el Camarada presidente ( del cual soy y seré su más critico adversario y a la vez su mayor instrumento de apoyo) y ratifico mi absoluta y total adhesión y respeto a los principios humanos que lo orientan. El asunto es: no se debe escarmentar nada más a los creadores del mensaje, si no tambien a los mensajeros interesados. No es secreto que las empresas Polar, han sido los motorizadores de la parte practica del saboteo económico a Venezuela y a su Gobierno desde hace tiempo. Ese conglomerado empresarial, estratégicamente bien concebido, para tener control gradual de la economía de esta República, es la punta de lanza de los enemigos del pueblo y que ven en las propias debilidades de éste- del pueblo- , la fuente de su fortaleza.

Inicialmente se constituyeron en una empresa netamente fabricante de licor. Luego avanzaron hacia la distribución y venta de una gama de productos relacionados con sus orígenes. Más adelante descubrieron la importancia de estos pasos básicos y los complementaron con lo faltante; la diversidad relacionada. Todo con un objetivo: Tomar control de una sección de la economía nacional que fuese dependiente de sus empresas y con las cuales hacerse imprescindibles para el funcionamiento de la estabilidad nacional. En este momento, las empresas polar han incrementado de manera compulsiva, el precio de todos sus productos. No van a seguir robando con la manipulación del arroz ( Asimilaron la lección, compensaran las perdida con el aumento dela cerveza, las pastas, las mayonesas y otros productos procedentes de su oligopolio).

La llegada de un nuevo esquema de gobierno, regido con una visión del mundo diferente, destruyó la intención de unos zagaletones empresariales y explotadores, que pretendían utilizar el poder económico, como una catapulta que los condujera a la supremacía por sobre su competidores, a los cuales tendrían que absorber bajo sus condiciones. Pero la cosa es que esos amos explotadores, cobardes destructores de humana vida, tienen a la vez unos amos impulsores, a los cuales se deben u obedecen. Los cuales han demostrado capacidad y deseos de hacer daño en alta proporción sin remordimiento alguno.

La dinámica del avance de la revolución Venezolana, ha sido una interrogante para las mayorías de los Venezolanos. Los que están en contra y las mayorías a favor, pero algo es innegable: la mayoría no quiere que el orden anterior se repita ni se renueve. Por lo tanto tomamos parte activa en la política nacional con el objetivo de impedir el retorno de lo inrretornable. Todos los actos de sabotaje y los golpes de estado en Venezuela, a partir del año de 1998, han sido acompañados y precedidos, por una ola de inflación artificial, provocada deliberadamente por los sectores económicos que determinaban el rumbo del estado en su tiempo.

En el ahora, la táctica de enfrentar al monstruo asesino y explotador de la población venezolana, es la mejor manera de impulsar la revolución. no es posible seguir hablando de socialismo y revolución , manteniendo y defendiendo a los valores e intereses capitalistas. Es algo contradictorio. Se debe entender y comprender, que el método de cambio alterno, requería de nuevos elementos. Los cuales pasan por cambiar las metodologías para el avance y el resquebrajamiento de las posiciones de resistencia costumbristas y clasistas. Pasados diez años, y después de asimilar la arremetida del enemigo y las consecuencias de sus acciones. Es ilógico pensar que se le tomó el pulso a su conducta, la cual se volvió previsible. Pero algo es seguro. Produjeron daños y traumas y, la población de una u otra manera, exige sanción.

Ya no se trata de inculpar y descubrir al agresor extranjero. Se quiere neutralizar y castigar al cómplice interno ( quinta columna) quien en definitiva es el enemigo más cercano, y quien se presta de manera apátrida , para que se le haga daño a su propia nación y su gente, violando de manera cobarde la confianza del inocente, que desconoce su mala fe.

Camarada presidente: es este el momento propicio para profundizar el proceso, para eliminar las banderas capitalistas y para atacar a los quintas columnas, que hacen negocios con el disfraz de revolucionarios; pero que no les importa un carajo el destino dela nación y del pueblo. no son exageraciones, simplemente es el momento oportuno. El pueblo base se fortalece, y la oposición base se debilita. Es asunto de conveniencia. Adelante camarada, tome las decisiones necesarias y estratégicas, es asunto de sobrevivencia, y de fortalecernos.



javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1824 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: