El Principio de Peter en la Gestión Pública de Venezuela

El Principio de Peter es un libro escrito en 1960 por Laurence Peter y Raymond Hull, aunque inicialmente no tuvo el impacto esperado, fue publicado por parte como artículos, posteriormente se editó como un libro. En Venezuela para los militantes del partido revolucionario de Venezuela (PRV) y otras organizaciones de izquierda de ese período fue usado casi como un libro de cabecera por su intención critica al sistema de jerarquías o la ineficiencia.

El libro es una sátira a las profesiones, se mofa de la realidad en la que incurre la aplicación de las ciencias, en cosas como por ejemplo, la garantía de un equipo que compres es más bien una garantía que va a fallar antes que funcionar bien. Particularmente, es un estudio de la "jerarquiología" cuyo postulado explícito del Principio de Peter indica que "las personas pueden ascender hasta que su nivel de incompetencia se lo permite". Quiere decir que una persona puede iniciar en el cargo más básico de una empresa e institución e ir mostrando rendimiento hasta que progresivamente va ascendiendo y llegar a un momento o cargo que no pude soportar la exigencia de ese puesto ni tiene capacidad para responder y por lo tanto fracasa. Este estudio se aplica la administración pública y al sector privado, es decir que según este principio nadie se escapa a desarrollar su nivel de incompetencia.

El Principio de Peter tiene un conjunto de aparentes excepciones, por tratarse de personas que no cubrieron la estructura jerárquica, de las cuales destacaremos dos: primero, La Sublimación Percuciente, traducido al coloquio quiere decir ascenso a golpes o por empuje y se refiere a las personas que sin haber demostrado capacidad en un cargo previo son ascendidas por cualquier motivo demostrando con mayor facilidad su nivel de incompetencia. Es necesario aclarar que con estos análisis no estamos reivindicando lo que un grupo de empleados de PDVSA, al servicio de corporaciones internacionales, denominaron "meritocracia" con la intención de mantener el control sobre la estatal petrolera, por lo que al contrario ese grupo gansteril era más bien un ejemplo de esta sublimación percuciente. La segunda excepción se llama Arabesco Lateral que se refiere a aquellas personas que habiendo demostrado su nivel de incompetencia son trasladados a otros cargos, como una especie de la tradicional dinámica de grupos llamada El Baile de Sillas, en peores ocasiones se les crean cargos de control que ralentizarán más los procesos y aumentan el burocratismo ya existente.

En cualquier país se notan esas deficiencias, enfoquémonos por ahora en la gestión pública: de esta manera vemos como el presidente (reelecto) de Chile, casi que un acto de hostilidad diplomática, le da la orden al coronavirus (Covid 19) para que abandone el país, el de Colombia en un acto de ignorancia agradece a los EEUU la independencia del hermano país. Así mismo la ministra de salud de Perú, quien debería ser al menos conocedora del tema, declara que las personas asintomáticas con Covid 19 no contagian a otras excepto cuando respiran. Pero esos son tres ejemplos de entre muchos que demuestran ignorancia y el fracaso inminente, lo mismo pasa en las profesiones u oficios donde la cantidad de errores son cada vez mayores y el déficit en el servicio prestado aumenta ocasionándole grandes pérdidas a las empresas o instituciones.

Existen casos donde las personas desde el menor nivel de la estructura son un fracaso en sus labores, ni siquiera pueden desarrollarse o mostrar el nivel de eficiencia mínima. Algunos pasan una buena parte del tiempo justificando el por qué salió mal algo, otros lo atribuyen a hechos naturales del trabajo o la inmensa probabilidad de errar. El principio de Peter también tiene una explicación para este caso porque señala que cuando se analiza la curva de Gauss (forma de campana ensanchada), normalmente se divide en tres porciones en la cual la más alta también es la más grande y las dos áreas chatas las o angostas es donde se ubican las otras porciones del objeto de estudio. Por ejemplo, para los segmentos de profesionales, la curva se divide en sus extremos en buenos y malos, mientras que la franja más grande la conforma el grupo de personas potencialmente incompetentes. Pero esa curva se puede fragmentar aún más dando espacio a dos grupos similares en sus extremos: los muy buenos y los muy malos, vean en ese último caso quienes fracasan desde el primer escalón de una estructura jerárquica.

Si aplicamos esos análisis en la política venezolana y específicamente en la administración pública en cargos que no son resultado de elección popular, podemos encontrar que los déficits se producen en fiel cumplimiento de los postulados de Peter. Cuando cambian a un director de una institución se termina cambiando a todo el tren directivo, personal de confianza y a todo lo que se pueda sustituir. No se persigue el beneficio común sino la estabilidad del recién designado (generalmente por Sublimación Percuciente o por Arabesco Lateral), tampoco la eficiencia o productividad sino la lealtad, se abandona la formación de los gerentes y se delega en agitadores de masas que no necesariamente saben de gerencia y menos de lo específico de un área técnica. El gerente debe ser el mejor empleado de una empresa, eso implica el dominio de todas las áreas que allí operan pero si lo cambian cada seis meses o antes, difícilmente se logrará preparar en alguna de esas áreas o ser eficiente. En esos escenarios el principio de Peter se cumplirá mucho más rápido de lo esperado.

Insistimos que desde un sector radical, llamado o autodenominado Chavismo Bravío, se ha exigido la democratización de todas las instancias de las instituciones públicas, eso para las condiciones actuales resulta una distopía; por un lado en las experiencias conocidas se ha elegido al más complaciente y gentil que se la lleve bien con todos y que no ose en cuestionar las faltas déficits de los trabajadores. Por el otro lado está la situación técnica de las empresas ¿puede una asamblea de trabajadores de PDVSA sustituir los equipos importados que no pueden llegar por el bloqueo? ¿Lograrán realizar las acciones para que los buques que vienen cargados de gasolina desde Irán esquiven el bloqueo norteamericano?

Aunque el libro de Lauren Peter al final da una serie de sugerencias para eludir o resolver los casos planteados y evitar llegar al nivel de incompetencia, preferimos dar algunas sugerencias propias dentro de las observaciones basadas en el espíritu de la revolución Bolivariana:

El gobierno venezolano debe priorizar y proteger efectivamente la producción de conocimiento, por ejemplo, el modelo educativo y de gestión industrial Chino así lo contempla, es por ello que en casi todos los convenios de intercambio tecnológicos con los asiáticos se consideró la formación de personal en dicho país ¿Cuántos de los jóvenes que han ido a prepararse en los convenios tecnológicos internacionales se encuentran trabajando en la institución que los formó? La respuesta no es nada halagadora.

Deben crearse verdaderas estructuras de gerencias en las instituciones, y no séquitos del jefe, para que ante la salida del director o presidente pueda ser sustituido por algunos de sus vicepresidentes, de esta manera respetar la política de la empresa la cual anualmente es plasmada en planes operativos (POA) pero que nadie cumple y, peor aún, nadie le hace seguimiento. Aunque se han tenido avances con la Universidad Bolivariana de los Trabajadores Jesús Rivero, ha sido un trabajo mayormente dirigido a la base trabajadora, mientras que en las gerencias donde se toman las decisiones estratégicas de las empresas son cambiados constantemente evitando el desarrollo efectivo de alguna política. Los tiempos técnicos no pueden estar subyugados por los tiempos políticos. Se entiende que el pueblo o usuario necesita rápidas respuestas pero deben ser eficientes y de calidad.

Finalmente se debe destacar que una gerencia debe considerar a sus trabajadores en el marco de la participación democrática. De allí que la intervención de los mismos a través de los consejos técnicos de trabajadores son un importante aporte para el desarrollo de la gestión y por ende de la institución.

El autor es Docente de la UPTAEB-Lara.

Fe de errata: en el artículo anterior El mago de Oz presidente del BCV, faltó colocar Oz donde dice que es la abreviatura de la onza en inglés y donde dice una crítica a neoliberalismo, debe decir una crítica al liberalismo económico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1322 veces.



Endert Gil Montserrat

Ingeniero Electricista

 endertgil@gmail.com

Visite el perfil de Endert Gil Montserrat para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía