Una historia de la 4ta. República para ser contada

A propósito de los graves delitos de corrupción detectados en PDVSA

Aún persisten sus vicios por quintas columnas y engañadores-delincuentes de oficio que han logrado colarse en muchas de sus instancias de decisión…

"El derecho en términos legales, debe ser prístino. Se dice en el vecindario, inclusive, como algo que debería ser y no otra cosa, que el ´derecho´ es lógica en acción, en la más amplia acepción de la palabra. Pero resulta, mi querido amigo, que en la práctica ello no ocurre, lo que realmente acontece allí es que ese derecho perfectamente puede ser manipulado; es posible hacerlo acomodaticio ante cualquier ´pedimento´ que se plantee. De manera que, al margen de todo principio ético, le confieso que el ejercicio del derecho en Venezuela funciona es así… Quien pretenda encontrar en una acción litigiosa la bendición de los jueces porque estamos manejando la verdad y nada más que la verdad, es un soberano ingenuo. Muchas veces, porque, -obviamente- no podemos generalizar, el cristiano del común termina es ´bajándose de la mula´, como se dice en criollo, para lograr una decisión favorable, es decir, aceptar las condiciones que determine el Juez encargado de manejar el caso y punto, quien para ello siempre utilizará un intermediario para obtener esa coima…y usted, lamentablemente, no siguió mi consejo…"

Esto se lo dijo un abogado de muy amplia experiencia (hoy ya fallecido) a un cliente suyo que resultó afectado por una decisión judicial en un momento histórico de no muy vieja data, pero que, para los efectos de esta narración, nada importa, pues estas perversiones han seguido manchando nuestros órganos de justicia, como han sido, a título de ejemplo, el caso de Eligio Cedeño que estafó a Cadivi por más de 25 millones de dólares, el cual lo tuvo en sus manos la Jueza María de Lourdes Afiuni en 2009 y ya sabemos lo que sucedió; el caso, peor todavía, del Magistrado Eladio Aponte en 2011, quien resultó ser protector del mayor traficante de drogas que había conocido el país, Walid Makled, quien hoy purga sentencia a 20 años de cárcel y uno muy reciente que la abogada Constitucionalista, María Alejandra Díaz, en su programa de VTV, "Las Leyes del Pueblo", lo denunció, el retraso injustificado de la decisión de un Tribunal de Control de Caracas ante el repudiable crimen de los millones de pollitos vivos que enterró la empresa Protinal Proagro, demanda esa que introdujo el periodista Carlos Herrera de Primicias24 hace ya varios meses (1) y otros muchos más que sería prolijo enumerarlos, son realidades que así lo confirman, de manera que es lamentable que aún continúen en nuestras instancias de justicia, sujetos proclives a venderse al mejor postor...

Estamos plenamente convencidos de que nadie echará al olvido, por ejemplo, aquel esperpento dictamen del Tribunal Supremo de Justicia, en donde sentenció que el 11 de abril/02 no hubo un golpe de Estado en Venezuela, sino que lo que ocurrió fue un "vacío de poder, que los militares estaban (era) preñados de buenas intenciones", figura ésa que no está contemplada en nuestro ordenamiento legal y constitucional, pero que había que inventarla, como parte de la complicidad de una buena porción de los miembros de ese Alto Tribunal con quienes en aquella fecha hicieron posible que el presidente de la cúpula empresarial, Pedro Carmona Estanga, se autoproclamara Presidente de Venezuela y de un sólo plumazo disolviera todos los poderes del Estado, con el respaldo de los sectores de la oligarquía económica y el apoyo del imperio del norte y del reino de España, cuyos embajadores concurrieron a Palacio con la mayor premura a darle el abrazo de felicitación al espurio personaje que se instaló en Miraflores sólo por apenas 47 horas, pues gracias al Pueblo y a su Fuerza Armada, fue posible que el país volviera la institucionalidad democrática, con el Comandante Hugo Chávez Frías a la cabeza….(2)

Como resultado de ese fallo, lo cual hace más que evidente lo muy mal que ha andado la justicia en nuestro país, que los altos jefes castrenses que dieron ese zarpazo militar, jamás fueron encauzados, andan aún libres, la mayoría, –entendemos- fuera del país, como si no hubieran roto un plato, al punto de que continuaron conspirando (como sucedió en la Plaza Altamira) y persisten en fraguar nuevas insurgencias en contra de esta democracia que nos dimos todos los venezolanos, no debemos olvidarlo, en siete elecciones libérrimas, celebradas entre 1.998 y 1.999.

Pero lo irónico de esa asquerosa decisión del más alto tribunal, es que quienes la suscribieron habían sido destituidos de sus cargos durante ese, dizque vacío de poder... Tamaña desvergüenza es imposible siquiera imaginarla (...!) en cualquier país serio del mundo.

Vivimos en Venezuela un extraordinario proceso de cambios que sabemos que será lento, porque existe una reacción muy poderosa, integrada por aquellos que han venido detentando los hilos del poder económico real en su propio beneficio por décadas y que hacen todo lo que esté a su alcance, día a día, sin limitaciones éticas de ninguna naturaleza, para que esos cambios no se produzcan. De otro lado, tratándose de que tales cambios se propician y se impulsan dentro del marco de un absoluto régimen de libertades públicas, como nunca antes se había respirado en este país, en donde la participación y el protagonismo del pueblo se plantean como necesidades que deben ser permanentemente estimuladas, como derechos inalienables previstos en la Constitución Bolivariana y que de hecho el pueblo los ha venido ejerciendo -paulatinamente- a lo largo y ancho del país, para el adecuado diseño de los mismos, pues no hay duda alguna de que nada será posible construirlo de la noche a la mañana. Paciencia y más paciencia, como decía el Libertador, nos impone una voluntad por transformar lo que hasta la fecha no ha podido ser transformado, pues nos falta avanzar para impulsar estrategias más radicales en lo político, en lo social y en lo económico, que hagan posible una Venezuela digna, libre y soberana, en donde todos sus hijos logren vivir en paz, sobre la base de un sistema que garantice la justicia como eje central y principal de convivencia ciudadana y en donde, también, la hermandad y la solidaridad dejen de ser palabras huecas, para que se conviertan en auténticas virtudes en este proceso de vida indetenible que nos garantice a todos, sin distingos de ninguna índole, que esos objetivos sean, ciertamente, metas alcanzables, es decir que podamos construir el Socialismo del Siglo XXI…

El personaje de esta historia es real. Su vida entregada por muchos años al cumplimiento honesto de una misión pública en el área del control administrativo, y vaya paradoja, se le transformó de la noche a la mañana cuando, como siempre lo hacía, tomó la decisión, frente a un caso planteado con la compra de unos terrenos para la industria petrolera en el oriente del país y ante la evidencia de que allí se pretendía cometer una fechoría de tamañas proporciones en detrimento de los dineros de la estatal PDVSA, de rechazarlo y de hecho logró impedir que dicha transacción se hiciera en los términos en que lo había exigido un altísimo funcionario del primer y más importante órgano de control del país, en complicidad con "meritócratas" de la Corporación Petrolera y con el aval de técnicos de la institución de control, a quienes ese sujeto, una dama, para más señas y militante del partido Acción Democrática, había logrado manipular. Su decidida actuación en ese caso, impidió que se pagara en exceso una suma que a los precios de hoy, calculada al cambio del dólar especulativo y golpista, sería incalculable, no cabrían los ceros en esta nota…!!! Con esa conducta que adoptó y que, obviamente, no podía ser otra, ese personaje selló su salida de la máxima institución fiscal del país y truncó, además, su larga carrera de casi 25 años como servidor del control público. Fue despedido, pues él se negó tozudamente a renunciar, alegando que no tenía razones para hacerlo y que, por el contrario, muchísimas más eran la razones para continuar ejerciendo sus responsabilidades de contraloría…(3)

He conversado de nuevo con el personaje, un hombre de edad madura, quien no guarda el menor rencor por tamaña injusticia. Nos dice que a pesar de que logró, en su oportunidad, ganar la demanda del reenganche en Primera Instancia, nos dice que luego el expediente respectivo pasó en alzada diez años a la que se le conoció como la así llamada "Cortecita", es decir, la Corte Primera en lo Contencioso Administrativo, la misma instancia que tomó la abominable decisión años después en contra del humano y solidario programa de atención médica a los pobres llamado "Barrio Adentro" que había dispuesto la Revolución con la cooperación de la Hermana República de Cuba, la cual -obviamente- falló en su contra (4).

El abogado que lo asistió en la querella le aseguró que esa decisión no era más que la respuesta por no haberle prestado atención alguna a aquello de las recomendaciones acerca de que había que brindarle "atenciones" al juez de la causa, a su secretario y, más aún a los ponentes que usualmente se contratan para redactar las proyectos de decisiones; tome nota, le dijo el abogado de marras, que eso es así y seguirá todo funcionando de igual manera, mientras persista este podrido sistema de justicia en la tierra de Simón Bolívar, el Grande Hombre que fustigó siempre a los corruptos y quien, en más de una ocasión, dijo que sin justicia era imposible lograr la libertad plena de los pueblos…

Esa negociación de los referidos terrenos finalmente se concertó luego de un fallo judicial, como tenía que suceder, pues se trataba de una extensa propiedad que había sido afectada por medida de expropiación pública para la construcción de las instalaciones de la estatal petrolera PDVSA, conocidas como el Criogénico de Oriente, sobre la base de un valor casi equivalente al que el personaje de tan condenable episodio determinó cuando acordó negarla de plano. Finalizó su historia diciéndonos que lamentó muchísimo que con esa compra no se le hizo caso alguno acerca de sus observaciones muy graves que hizo en su informe sobre la tenencia legal de esas tierras, pues allí consignó evidencias de forjamiento de documentos que sugerían, con bastante fundamento, que muy posiblemente se trataba de tierras baldías, propiedad de la Nación Venezolana o, en último término, de Comunidades Indígenas… (5)

Estas historias muy poco se conocen. Deben abundar como la hierba no sólo en nuestro país sino en casi todos los demás del Continente, pero comoquiera que el nuestro ha tomado otros rumbos que han permitido abrir de manera cierta muchas posibilidades de vocear lo que mal se ha hecho o se haga en lo adelante, es posible que otros compatriotas resuelvan contar sus propias experiencias vividas sobre asuntos que tengan que ver con el interés general de los venezolanos, pues ello contribuiría, sin lugar a dudas, a desenmascarar una etapa de engaños y corruptelas sin fin que duró más de 40 años, así como a que quienes asuman responsabilidades en el manejo de los dineros y bienes públicos, mantengan siempre los ojos siempre bien abiertos para enfrentar a aquellos potenciales delincuentes de cuello blanco que, lamentablemente, siempre aparecerán disfrazados, hoy en día de patriotas, tratando de engañar al primer incauto que se les atraviese.

Uno de los más significativos e importantes aportes que nos corresponde dar a todos los venezolanos en esta hora crucial de transformaciones hacia destinos de la mayor felicidad para que esta Patria que ha sido saqueada y atropellada sin pausa desde los albores mismos de nuestra independencia del coloniaje español, es actuar con honestidad y asumir el compromiso de desenmascarar la corrupción donde quiera que ésta aparezca y sin importarnos quien o quienes sean sus directos responsables.

Y terminamos abogando porque los órganos internos de nuestro más Alto Tribunal de Justicia que velan porque la justicia se imparte dentro de los cánones de las normas legales establecidas, que agudicen tanto como les sea posible, la vigilancia de los procesos de manera de garantizar a todo evento, no solamente que haya efectiva agilidad en las decisiones de los jueces, sino que éstos impartan justicia bajo los más altos principios de la moral y la ética…

Notas:

(1) https://www.primicias24.com/primicias-nacionales/enterese-protinal-proagro-mata-pollos-sanos-no-venderlos-los-venezolanos-video/

(2) Ver estos videos que nos refrescan la memoria sobre aquellas infaustas horas de abril de 2002: https://www.youtube.com/watch?v=Dn7ijF8vKPU y https://www.youtube.com/watch?v=nW4DZvTEoXI

(3) Este hecho ocurrió en 1985, durante el gobierno de Jaime Lusinchi, quien, como se recodará, su partido AD obtuvo un resonante triunfo en las elecciones donde salió electo, con lo cual el control del Congreso Nacional fue tal, que designó Contralor a un personaje afín al partido que hacía y deshacía todo cuanto le ordenaba su dirección nacional. Nos dice el afectado por tan drástica medida, que la dama de marras a la que él se refiere, era la segunda en el mando del Ente Contralor y el gran poder que hizo valer desde el mismo instante en que asumió el cargo, era porque había llegado apadrinada nada menos que por Carlos Canache Mata, quien, para entonces, había sido reelecto como diputado al Congreso Nacional y quien su partido lo designó jefe de la fracción política en la Cámara de Diputados...

(4) Esa "Cortecita" ordenó dejar sin efecto el convenio que había suscrito la Alcaldía de Libertador con la Embajada de Cuba para la presencia y colaboración en el país de médicos cubanos, por demanda incoada por el Colegio de Médicos del Distrito Metropolitano.

(5) Al despedirnos nos agregó que intentó ya en plena Revolución Bolivariana que la Contraloría General le escuchara lo que para él estaba muy claro, que PDVSA adquirió los terrenos del Criógenico de Oriente y se lo pagó a quien no era su dueño, sino que se trataba de terrenos baldíos o, en su defecto, propiedad de Comunidades Indígenas y luego de dos ocasiones en las que logró su objetivo de ser recibido por funcionarios de la Dirección de la Administración Descentralizada del Ente Contralor, no sucedió absolutamente nada. Mucho tiempo después y de forma oficiosa, se enteró que esa Dirección archivó el caso, sencillamente porque los funcionarios que lo examinaron, llegaron a la conclusión de que el mismo había prescrito… ???



Esta nota ha sido leída aproximadamente 740 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a256625.htmlCd0NV CAC = Y co = US