Simadi… ¿Bueno, malo o insuficiente?

Creemos conveniente señalar que las opiniones aquí emitidas no se corresponden más que con otro interés que el de aportar insumos para la reflexión, quien les escribe no ha sido, no es, ni será militante de partidos ni ideologías políticas por cuanto consideramos son gríngolas que cercenan la capacidad de percibir la realidad, creemos firmemente que en política la única ideología útil al pueblo se llama eficiencia, y la eficiencia pasa por la transparencia y la atención a las verdaderas necesidades. Al grano, recién se intenta aplicar otro mecanismo de asignación de divisas llamado “Sistema Marginal de Divisas” (Simadi) el cual es muy similar al desaparecido Sicad 2 en cuanto se basa la fijación del precio por subasta, solo que esta vez se hará con la participación de las Casas de Bolsas. La principal ventaja es su principal debilidad, es decir, el precio de la primera subasta es muy similar al denominado Dólar paralelo 170 Bs, ello podría implicar una posible reducción del valor de este Dólar al menos inicialmente, hasta que este sistema demuestre su efectividad o no. Lo negativo es que de por sí es otra fortísima devaluación lo cual hace que lo que se importaba con Sicad 2 a precio de 50Bs por Dólar ahora se traerá al país a un precio que pudiera incluso duplicar o triplicar su costo al bolsillo de los venezolanos, y sí llegara a fracasar el Simadi (esperemos que no) impulsaría al paralelo a niveles indeseados para todos. El segundo problema es que en el 2015 el gobierno posee 50% menos divisas que en el 2014, producto de la estrepitosa caída del precio del barril petrolero, la gran pregunta ¿Estarían los privados (naturales y jurídicos) dispuestos a ofertar en el Simadi pudiendo obtener ganancias superiores en el mercado negro? Habrá que esperar. Ahora bien, este esquema es solo un pequeño aliciente para la economía, pues el principal problema que afronta la nación es la productividad, la necesidad imperiosa de generar confianza en el país para atraer inversiones de todo tipo destinadas a producir, a generar ciencia, tecnología, pagos de impuestos, empleos, crecimiento, para ello es indispensable otro tipo de medidas impopulares como alza de la gasolina, sinceración del presupuesto, ajustes en el gasto público, parar la inflacionaria emisión de dinero inorgánico, creación de nuevos y aumento de impuestos, entre otros, pero lo más importante es la generación de confianza, de respeto a la propiedad privada productiva, la supresión paulatina de controles (como el cambiario) y la reforma de muchas leyes que se hicieron inconsultamente generando impactos negativos. Muchas de estas son medidas con alto impacto social, lo positivo es que aplicadas correctamente en el mediano plazo los beneficios redundarían en mejor calidad de vida para todos (descenso de la inflación, escasez, entre otros), repetimos, sí son aplicadas correctamente y cuanto antes, sino seguiremos como aquel tango gardeliano “Cuesta Abajo”.


leandrotango@gm
@leandrotango



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2560 veces.



Leandro Rodríguez Linárez

Politólogo / Analista político / Articulista de opinión, con más de 1.200 artículos publicados nacional e internacionalmente.

 leandrotango@gmail.com      @leandrotango

Visite el perfil de Leandro Rodríguez Linárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Rodríguez Linárez

Leandro Rodríguez Linárez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /contraloria/a202713.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO