Para Alí Rodríguez Araque: no es la ineficiencia, es la complicidad y la impunidad

Ante todo, quiero hacer público que te considero uno de los revolucionarios más consecuentes y desprendidos que he conocido en mi vida y que para mi, constituye un honor haber militado bajo las banderas que tu izaste en esos años duros que algunos no quieren recordar.

Con mi sincera muestra de respeto y afectos, te escribo esta comunicación pública, ya que es imposible hacerla en persona.

En tu reciente entrevista hiciste esta declaración:

¿Qué es lo que va a desarrollar el Estado?, porque la revolución venezolana no es la soviética, donde los trabajadores armados en medio de una enorme crisis asaltan el poder, destruyendo el viejo Estado y construyendo uno nuevo. Ni es la revolución cubana, donde un proceso armado asalta el poder y construye uno nuevo. Aquí se llegó al Gobierno a través del proceso electoral.

Si Alí, el proceso venezolano liderizado por Chávez no fue un proceso armado, de hecho, la rebelión militar de Chávez fue el último intento de lo que nosotros iniciamos (o continuamos) y fue derrotado en ese terreno al igual que nos-otros. Creo que todos lo tenemos claro y por ello, se aceptan muchas de las contradicciones que en un proceso como los que tu mencionas, no se hubieran podido tolerar.

Así mismo, tampoco es el modelo de la revolución Sandinista, que fue una toma del poder por la vía armada porque Somoza no dejó otra alternativa, sin embargo, en un país devastado por la guerra y en condiciones de extrema pobreza, se pudo mantener un proceso revolucionario sin dar concesiones de principios y sobre todo, castigando la corrupción: en Nicaragua (como en Cuba y en la antigua URSS) no había impunidad, los castigos eran ejemplares; a esto se sumaba la continuidad evaluativa de los proyectos y sistemas...de eso puedo dar un testimonio vivencial.

Así que el problema en Venezuela no radica en cómo se llegó al poder, sino en cómo se está ejerciendo.

Luego haces esta aseveración:

La estructura del Estado es básicamente la misma....

No solo la estructura querido comandante: la mentalidad y el modus operandi de las corruptelas que allí hacen vida parecieran haberse mimetizado con el discurso de redención social, imponiendo el eufemismo como un imperativo a la hora de disfrazar los derroteros y anomalías que constantemente se suscitan.

Entonces, el problema no es que el estado no pueda con los compromisos que asume tan a la ligera, y en donde gracias al clientelismo político, coloca ineficientes; el problema es que la clase empresarial venezolana es tan ladrona como los operadores políticos que les facilitan los recursos para la expoliación, a cambio de ciertos intereses, o comisiones.

Aparte de la crisis gerencial, administrativa, ética y moral en las empresas del estado (en casi todas), te puedo dar un ejemplo de como nos llenamos de chatarra: un vivaracho importa una flota de autobuses (o los camiones del aseo) para el transporte, pero no le interesa para nada garantizar sus repuestos (por unos 10 años) ni el servicio...el resultado: cuando se medio dañan los arruman en un depósito y traen cien unidades más...y así sucesivamente; no conviene implementar la tan cacareada transferencia tecnológica porque no da dinero efectivo a corto plazo, es más rentable (a la corrupción) ganar comisión por importar.

Está demostrado que el Estado no puede asumir todas las actividades económicas. ¿Qué vamos a hacer con la siderúrgica? Yo no estoy proponiendo que se privatice, pero ¿vamos a continuar pasando más actividades al Estado cuando su eficacia es muy limitada. ¿Qué vamos a hacer con un conjunto de actividades en las cuales se ha venido metiendo el Estado y que está francamente mal y no lo podemos ocultar?

Yo creo que no es el Estado y su estructura sino la tolerancia ante la estulticia y las irregularidades que se pueden palpar y sentir sin mucho análisis.

En Suiza y Holanda hay capitalismos muy desarrollados (en donde por cierto existe la inversión social y los derechos de los ciudadanos), allá el estado es eficiente porque la contraloría funciona, porque las evaluaciones funcionan, porque no se pueden ocultar los fracasos para hacer creer que se está avanzando...

¿Sabes como funcionaba la comunidad de la Torre Confinanzas?...poco se habla de ello, se ha hecho más hincapié en el magnifico trabajo de desalojo pacífico llevado adelante por Villegas y su equipo (yo mismo lo reconocí en un artículo en este portal)...es mentira que el PSUV jugó un papel crucial en esa organización, que pese a sus defectos, logró una extraordinaria cohesión de los que allí pernoctaban en función del bien común, con tarifas y baremos ajustados a las posibilidades de cada quien, con seguridad interna, servicio de aseo (precario pero activo) e interacción comunitaria...todo lo que allí se hizo fue producto del INGENIO POPULAR, o dicho de modo más contundente, del pueblo organizado.

Eso, al igual que muchas de las comunidades agrarias del interior del país, son una demostración de que no es la Empresa Privada la única que puede llevar adelante proyectos trascendentes.

No podemos negar los importantes logros que se alcanzaron con el liderazgo de Chávez y el grado de transformación que ha sufrido nuestra sociedad (para bien), pero está en grave peligro su continuidad debido a la muy extendida corrupción, a las malas prácticas gerenciales, el clientelismo político y la intolerancia ante las críticas.

Finalmente, tu eres parte de lo que de un modo u otro inspiró a Chávez en su proyecto revolucionario, así mismo, fuiste parte inicial de la conformación de una fuerza política revolucionaria que acompañara este proceso y que finalizó en la fundación del PSUV, pero te dejaron fuera, a pesar de tus propuestas y tu disposición a entregar tus experiencias y conocimientos en función de hacerlo un partido que si bien, no tendría que ser una estructura cerrada como el PRV-FALN o el FSLN, debería haberse convertido en una referencia moral, ética, conceptual y rigurosamente justa...allí está el caso de Navarro y más recientemente, un mensaje vergonzoso que por las redes sociales colocó un alto jerarca del partido y el gobierno, llamando traidora a una gran mujer como lo es Ana Elisa Osorio (por ejercer un derecho además consagrado en los lineamientos de la organización y que además SE LO HA GANADO COMO NADIE); sin agregar que en el congreso del psuv, se obvió justamente la situación de precariedad que viven las empresas y proyectos que están manejados por el estado.

Me contenta y me llena de esperanza saber que tu trabajo se ha centrado en el proyecto unionista americano, que ha sido un componente fundamental desde los años en que lo impulsábamos y cantábamos con Gloria y Alí, o nos lo recordaban poéticamente el Chino Valera Mora y Roque Dalton, y que trabajas con denuedo y pasión a pesar de los traspiés que te ocasiona a veces tu salud.

Soy tu amigo

salud!!!

PD. A mi no me parece casual que los 20.000 millones de Dólares se hayan esfumado (y quien sabe que otra astronómica cantidad no auditada) justo cuando comenzó el proceso de deterioro de la salud de Chávez, eso fue fríamente calculado por los ejecutores y sus cómplices que están justamente, dentro de ese aparato estatal que bien describes.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2193 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: