Algunas razones por las cuales un ministro de alimentación renunciaría

He aquí una especulación realizada en base al desempeño de un funcionario de alto nivel sobre el cual descansa la delicada responsabilidad de la política alimentaria de un país entero, y las razones objetivas que obligarían a ese funcionario –si fuera un tipo serio- a dimitir de su cargo. Imaginemos también que esta especulación está ambientada en el país del nunca jamás:

1.- La política alimentaria de un país debe estar direccionada a garantizar la producción de alimentos dentro del territorio del país, y permitir la importación de aquellos productos que por las características climáticas, de suelos, o de desarrollo tecnológico del país del nunca jamás, son imposibles producir en un momento dado. Hasta ahora y ha pesar de que ciertamente en estos 16 años se han dirigido ingentes recursos para lograr este objetivo, los resultados dejan mucho que desear, y al contrario de lo que la gente espera el ministro de alimentación del país del nunca jamás, en lugar de coordinar con otros entes del aparato estatal para obtener este objetivo, se decanta por desatar una "importadera loca" de cuanta vaina comestible sana o no puedan ofrecer chinos, nicaragüenses, argentinos, uruguayos, cubanos, gringos, brasileros, o neo-zelandeses, demostrando muy eficientemente cuan beneficioso puede resultar para esos países (y para algunos zagaletones que de seguro se llevarán su tajada en comisiones) negociar las escasas divisas del país del nunca jamás. Un ministro de alimentación serio al ver tal desmadre amparado en gestión que él dirige renunciaría……

2. Producto de los desaciertos cometidos, se implementan algunas medidas para tratar de racionalizar el consumo y la distribución de alimentos a nivel nacional, entre esas medidas está la de implementar la venta de alimentos básicos por terminal de cedula, que en muchos casos resultó parcialmente beneficiosa, sin embargo el ministro de alimentación del país del nunca jamás a las pocas semanas y alentado por un no sé qué, deroga tal medida para luego sorprendentemente, volver a implementarla, fue tan rápido ese cambio de opinión que en algunos comercios ni se enteraron de que lo pasó, pero lo que dejó en el ambiente tamaña improvisación es la ratificación de que el ministro de alimentación del país del nunca jamás tiene tiempísimo sin saber lo que es el que se le sequen las patas a un cristiano en una cola para comprar comida. Un ministro de alimentación serio al percibir esa inercia en las decisiones que toma, renunciaría.

3. Teniendo el estado una red de distribución de alimentos en todo el territorio del país del nunca jamás, no se explica cómo es que ante una coyuntura de escazes de alimentos aun existan locales de esa red de distribución con mas de seis meses cerradas por remodelación. Un ministro de alimentación serio, en lugar de andar empeñado en una importadera desaforada, estaría despachando desde en esos locales para que su remodelación culmine rápidamente.

4. Un ministro de alimentación serio basaría sus anuncios en una planificación previamente elaborada con el fin de ser lo menos falible posible, no se puede lanzar a la ligera frases como "en dos meses se acaban las colas" porque no solo pierde credibilidad, sino que además da la impresión de que se están burlando de la gente. Un ministro de alimentación serio puede tener un "desliz declarativo", pero después de medir el impacto del cachazo o renuncia o por lo menos rectifica y pide disculpas.

5. Un ministro de alimentación serio no anda haciendo demagogia tirándoselas de dependiente de un puesto de venta de quesos en una feria gubernamental, en lugar de eso inspecciona, chequea que la atención sea la adecuada, que el evento se efectúe de forma eficiente y se ofrezcan productos a precios accesibles y con variedad en su presentación, y no espera que venga el periodista de VTV con una cámara para que vean que el ministro puede vender queso, papas o carne regulada. Un ministro serio renunciaría al darse cuenta que puede convertirse en un payaso de su propio circo.

He aquí algunas razones por las cuales en el país del nunca jamás, donde existen ministros serios y comprometidos realmente con un legado político renunciarían ante las "hipotéticas" pero no imposibles situaciones que se pueden presentar, cualquier parecido "inverso" con la realidad en terceros países es solo trágica coincidencia…….



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1661 veces.



Neftalí Reyes


Visite el perfil de Neftalí Reyes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Neftalí Reyes

Neftalí Reyes

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a212703.htmlCd0NV CAC = Y co = US