Gobernaciones de frontera: muralla bolivariana contra el Plan Colombia

- Las próximas elecciones regionales en la República Bolivariana de Venezuela (31/10), donde deben escogerse 24 nuevos gobernadores de estado y 330 alcaldes, supone la retoma de puntos estratégicos de poder político para la revolución bolivariana, entre los que se cuentan estados fronterizos que encaran los embates del Plan Colombia como Zulia y Táchira.

Ambos estados, representan una fuente estable de ingresos para la nación ya que en ellos descansa parte importante de los yacimientos petroleros (Zulia) y la puerta de entrada al comercio binacional terrestres (Táchira), se trata en resumen, de las fronteras más activas de Venezuela con su tercer socio comercial y por donde ha pretendido trasladar el conflicto colombiano para abrirle las puertas a una intervención militar norteamericana en nuestro país.

Las fuerzas bolivarianas que apoyan al presidente Chávez apuestan, en estas elecciones regionales del 31 de octubre, a la reelección del actual gobernador del Táchira, capitán (r) Ronald Blanco La Cruz y proponen la candidatura del general (r) Alberto Gutiérrez para destronar del Zulia a Manuel Rosales (Partido Un Nuevo Tiempo, facción neo adeca) mandatario regional que apoyó el sabotaje petrolero, intentó contrarrestar las acciones del gobierno bolivariano para reactivar la empresa petrolera y firmó el acta de instalación del gobierno de facto de Pedro Carmona Estanca, en abril de 2002.

Mantener el Táchira

Según el artículo sexto de la Gaceta Oficial del Estado Táchira: El territorio, compuesto por 29 municipios, esta delimitado de la siguiente forma: POR EL NORTE: con el Zulia, POR EL ESTE: con los estados Mérida y Barinas, al SUR limita con los estados Barinas y Apure y con la República de Colombia y POR EL ESTE hace frontera con la República de Colombia y el Estado Zulia. Adicionalmente a la actividad comercial la nación neogranadina, sus fuertes son la agricultura, el café, la explotación del carbón y el cobre.

El Táchira representa un bastión importante de soberanía frente a los desbordes del Plan Colombia que, en primera instancia, se asume con el fortalecimiento de la presencia militar, así lo compartí con América XXI el gobernador del Estado Táchira, Ronald Blanco La Cruz.

“Evidentemente, hemos recibido el grave impacto de la situación interna de Colombia y hemos activado todas las acciones necesarias como el desplazamiento, a través del gobierno nacional, de unidades de cazadores al teatro de operaciones, así como hemos trabajado para mejorar la inteligencia y el fortalecimiento de las instituciones como la policía del estado, para este tipo de acciones de inteligencia”.

En palabras del gobernador Blanco La Cruz, “toda la frontera venezolana está siendo afectada, es una situación muy compleja la de Colombia, el desbordamiento de la violencia lo vivimos con frecuencia. Pero para ello es necesario que se actúe desde el espacio regional, pero hay que entender que los efectos no sólo son de los estados sino del todo el país”. Por ello, el primer mandatario del Táchira, asume como estratégico que los bolivarianos mantengan el control de su estado y recuperen el Zulia para que se coordine con el nivel central la defensa de la patria. “En las fronteras comienza la soberanía nacional”, dice Blanco La Cruz.

Frente a las regionales

Al evaluar los resultados del referéndum revocatorio el gobernador tachirense hace la siguiente conclusión, “yo siento que la respuesta del pueblo tiene muchísimas connotaciones y una pudiera ser lograr enfrentar esa situación que, realmente, perturba a los estados fronterizos pero por encima de todo eso, en el plano internacional debemos considerar la fortaleza que le ha dado al presidente Hugo Chávez el haber soportado con gallardía la agresión de algunos adversarios políticos que ejecutaron un golpe de estado, protagonizaron un saboteo a la industria petrolera y de todo ello, ha ida saliendo y llega a referéndum revocatorio más fortalecido”.

Y esa fortaleza le lleva a vaticinar que el próximo 31 de octubre los bolivarianos salgan victoriosos, una vez más. “La lección es esa, cuando se trabaja con una nueva ética política, de servicio, de ayudar a los que menos tienen y de trata de transformar esos viejos vicios que se habían engendrado, no solo en Venezuela, sino en muchos países de Latinoamérica, yo creo que el pueblo responde, y no solo para resolver los problemas de las fronteras, sino que lo hace para lograr el triunfo en muchas gobernaciones, alcaldías y cada vez más fortalecer el proceso de cambios que impulsa la revolución”.

Estado Zulia

Está localizado al noroeste del país, frente a las costas del mar Caribe. Limita al norte con el golfo de Venezuela, al sur con los estados de Mérida, Táchira y Trujillo, al este con Lara y Falcón y al oeste con la frontera de Colombia. Ocupa una superficie de 63.100 km2, además de los recursos petroleros, cuenta con la población electoral más alta del país con 1.698.192 votantes.

Según estimaciones de la industria petrolera hasta el año 2002, la Cuenca del Lago de Maracaibo: tuvo una producción de 536.887 millones de barriles, 46,6% de la producción nacional, con 13.000 pozos activos y una capacidad de producción de 1.885 millones de barriles diarios. Estas características económicas y poblacionales le otorgan una relevancia político estratégico de vital importancia para el mantenimiento de la república y ha recibido especial atención por parte del departamento de estado norteamericano, en la persona del embajador Sharles Shapiro.

Ahora bien, los efectos del Plan Colombia en Venezuela no son una simple especulación. El profesor Johnny Alarcón Puentes, adscrito a la unidad de Antropología de la Universidad del Zulia opina “…de hecho, ya en el Zulia y Táchira operan células de las autodefensas en complicidad con sectores de la oposición venezolana, específicamente en los municipios Catatumbo, Machiques, Rosario de Perijá y Páez, en el Estado Zulia. Hay serios indicios de que los paramilitares se encuentran en Venezuela desde antes del golpe de abril de 2002 (posiblemente participaron en él), muchas veces amparados y financiados por autoridades locales y regionales…”.

Analistas venezolanos opinan que a los a los promotores del Plan Colombia no les interesa acabar con la violencia del vecino país. “El Plan Colombia solo es el inicio del establecimiento de múltiples bases militares en América del Sur para controlar sus destinos y no permitir su liberación definitiva. Es tan evidente, que no les importa pactar con una fuerza tan brutal e inhumana como los paramilitares”, opina el profesor Alarcón

Desde el punto de vista de la conquista política, el reto de los bolivarianos de este importante estado venezolano, parte de una orden del Presidente Chávez que consiste en sacar del Palacio de los Cóndores al gobernador golpista que, no sólo apoyo la insurrección fascista contra Chávez, sino que obstaculiza el desarrollo de las misiones sociales que el gobierno nacional diseñó para los más necesitados. “Pese a todo esto, la revolución bolivariana ha venido avanzando paulatinamente(…) durante el pasado Referendo Revocatorio, la opción por el NO, que favoreció al gobierno, ganó en por lo menos quince municipios (el Zulia tiene 21) con más del 50 por ciento. Sin embargo, en la segunda alcaldía más importante del estado, se obtuvo una victoria avasallante de cerca del 70 por ciento…” considera el profesor Norberto José Olivar, historiador de la Universidad del Zulia.

Fantasma separatista

Durante los días del paro petrolero (diciembre 2002 – enero 2003) el embajador norteamericano Charles Shapiro, visitó constantemente al gobernador Rosales y la tesis de desmembrar la república comenzó rondar las mentes calenturientas de los oposicionistas. Lo cual, desde el punto de vista del profesor José Luis Monzat Gavidia, catedrático de la Universidad Nacional Experimental Rafael María Baralt “…nunca ha tenido posibilidades reales de alcanzar la presidencia de la República, sueño frustrado de los líderes históricos del Zulia —desde los tiempos de la independencia— y de las élites económicas que representan, el gobernador Rosales —político de oficio de muy escasa formación académica y quien apenas puede sostener un discurso público y coherente de poco más de 5 minutos, pretende apoyar los escenarios violentos que se preparan desde Caracas y continuarlos en el Zulia con la Policía Regional…”

La ilusión de progreso norteamericana se ha vendido a los habitantes de esta importante región venezolana como la posible creación de un hipotético “País Zuliano”, que saldría rápidamente de la pobreza gracias a sus reservas petroleras, su capacidad para producir y exportar petróleo.

Para Monzant Gavidia, se hace tan evidente lo que sucederá que, tal como lo decía Noam Chomsky, un niño de 11 años —no sometido a mecanismos de control como la escuela y la TV— podría entender con facilidad que la realidad de un futuro “País Zuliano” no tendría que ser distinta a la realidad de los actuales países de América Latina y el Tercer Mundo”.

A finales de este mes, los bolivarianos, victoriosos en ocho procesos electorales encaran mucho más que la reconquista o mantenimiento de espacios políticos de poder, están frente a nuevas amenazas de desestabilización por parte de poderes trasnacionales y sus aliados locales, por ello la soberanía bolivariana será defendida desde las fronteras

Fuentes:
http://venezuela.network.com.ve/zulia/
www.cne.gov.ve
www.soberania.info
www.pdvsa.com
Prof. Johnny Alarcón Puentes. Universidad del Zulia. (LUZ)
Prof. Norberto José Olivar. Universidad del Zulia (LUZ)
Prof. José Luis Monzant Gavidia. Universidad Nacional Experimental “Rafael María Baralt” (Unermb)




Esta nota ha sido leída aproximadamente 4831 veces.



Ernesto J. Navarro (Adital)


Visite el perfil de Ernesto Navarro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a10333.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO