Estadounidenses, se les termina la contrarrevolución

Después de la elección de Obama, las amenazas a EEUU no residen en la ayuda económica de los chinos o la venta de armas por parte de Rusia a los países latinoamericanos, ni en la ampliación del comercio iraní con esos países.

Lo peligroso para EEUU y Europa es el método socialista bolivariano que, permite en un plazo muy corto de tiempo transformar un país socialmente atrasado en adelantado; este, el verdadero peligro para el capitalismo por el aumento del nivel de vida de la población.

Obama dio muestras de querer emular el socialismo, porque sabe que en la tierra vencerá, en definitiva, el sistema social que brinde a los pueblos grandes posibilidades en el mejoramiento de su vida material y espiritual, que no le permitan hacerlo es otra cosa. Precisamente en los cambios climáticos el socialismo abre nuevos horizontes, inusitados, para llevar a los países al mejoramiento de la ciencia para la producción ecológica y social con una nueva cultura, porque el calentamiento global no hará distinciones entre ricos y pobres. Y las naciones industrializadas no están en condiciones de parar las consecuencias del calentamiento global.

En la emulación pacifica volverá ciertamente el socialismo a ser protagonista, por ser un sistema social mas progresista y mas equitativo que el capitalismo. Esta es una ley natural del desarrollo social, no se requiere exportar revolución, porque, revolución es en primer término un resultado del desarrollo de las contradicciones internas del capitalismo en cada país. Y porque, la elección del sistema es elección del propio pueblo.

Son los imperialistas norteamericanos los que exportan la contrarrevolución como lo evidencia EEUU. La emulación económica o la apertura con otros países no suponen una amenaza para ningún país. De ella solo ganan los pueblos. El socialismo siempre ha retado al capitalismo a la emulación mutua en economía y política social, pero se niegan, no les interesa la coexistencia pacifica ni la emulación económica, porque no pueden renunciar a las guerras.

Sin embargo, las guerras no agotan las oportunidades de coexistencia pacifica, al contrario aumentan la necesidad de coexistir en compromisos de no agresión o inmiscuyéndose en asuntos internos de otros países. La coexistencia pacifica estipula asimismo que, las relaciones económicas deberán tratarse en igualdad de las partes y con ventajas reciprocas. La coexistencia pacifica debe y puede expresarse en la emulación de los dos sistemas sociales.

Con la inevitable llegada del calentamiento global, no habrá mas explotación de las naciones industrializadas a las subdesarrolladas, no podrán practicar la explotación nacional ni la opresión social. No podrán exportar contrarrevolución. Les guste o no, tendrán que coexistir con nosotros, a no ser que promuevan una pandemia apocalíptica que los salpicara. La práctica del socialismo desde el 2030 se impondrá, los cambios climáticos adelantan esa gestión.

Las estadísticas de la UNICEF, UNESCO, OMS, están ahí señalando los éxitos de Venezuela, es un crecimiento fantástico en el mejoramiento de la calidad de vida de la población y en el crecimiento económico en menos de 10 años, solo parado eventualmente por la crisis económica. Esto influye en miles de millones de personas que buscaran una alternativa social adecuada a las circunstancias de los cambios climáticos.

La enorme campaña de desinformación no podrá tapar los éxitos del gobierno bolivariano. Compararan los logros obtenidos por nuestro proceso para resolver sus propios problemas.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3797 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: