Terrorismo a conveniencia

La súper tecnología utilizada por los estadounidenses no ha podido evitar que Julián Assange y Edward Snowden, roben sus secretos mejor guardados y lo hagan públicos. Al mismo tiempo, esta situación nos enseña que la tecnología utilizada para espiar es utilizada también para eludir el espionaje y descubrir el proyecto de EEUU para colonizar la tierra.

Siempre los avances tecnológicos han estado ligados a las guerras y a los servicios de inteligencia, tal es así que Internet fue diseñado como una estrategia militar que facilito el espionaje comercial, político y militar. Últimamente, con el cuento de combatir al terrorismo, mas una excusa que una razón, la humanidad esta siendo espiada lo dijo Snowden, declaración que causa mucho revuelo en las embajadas de Francia, Alemania y otros países de la Unión Europea, de América Latina y en la sede de la ONU, destinatarios del espionaje hasta ahora conocidos.

La gente esta embarcada en una discusión sobre el uso de la tecnología para el espionaje, es un anacronismo tecnológico; con la masificación de la tecnología comunicacional y con la aparición de las redes sociales, las personas de una u otra manera publicitan su vida privada, esta exposición de las intimidades evidencian el choque entre los ámbitos privado y publico. EEUU, según Snowden intercepta de forma masiva las comunicaciones privadas.

Este espionaje comunicacional pone en evidencia la contradicción de la información, de la libertad de comunicación utilizando la demanda cada vez mayor de mejor tecnología para las sociedades que buscan comunicarse de una manera más abierta, esto origina una mayor vulnerabilidad. Es una complejidad que exige por parte de nuestros gobiernos nuevos aprestamientos jurídicos internacionales por encima del simplismo que explica el espionaje a cargo de las agencias de inteligencia de EEUU.

Hay un refrán popular que dice “todo vale en la guerra y en el amor” aceptar esto en el espionaje es un despropósito moral ya que se aceptaría que el engaño y el espionaje, sus practicas, son moralmente aceptadas afectando a gran parte de personas inocentes.

Este público espionaje ordenado por Washington nos enseña que, la lamentable subordinación de los europeos y de algunos gobiernos de América Latina, obliga a los gobiernos revolucionarios a radicalizar nuestra política exterior llamando a los embajadores de los países implicados en el vejamen al presidente Evo Morales, por ahí hay que empezar hasta profundizar las denuncias de O Globo, respecto a la interceptación de millones de llamadas y correos en algunos países de América Latina.

El semanario alemán Der Spiegel, revelo con datos de Snowden, que EEUU espiaba a 20 millones de personas y unos 13 millones de correos con el fin de aislar nombres y perfiles de gente involucrada con el terrorismo, esto es un serio peligro para la gente si se entiende que EEUU y la OTAN, pudieran comprometer a cualquiera con tal de publicitar que se han evitado X cantidad de proyectos terroristas. Realmente es un peligro para la humanidad la utilización de la tecnología para proyectar terrorismo a conveniencia.

Este espionaje revive lógicas supuestamente superadas que giran alrededor del obsoleto histórico racista, xenofóbico e ideológico, propios de una estúpida herencia de la guerra fría. Snowden revivió esta guerra sucia que involucra la utilización de la electrónica para el espionaje, acusado de ser hoy el elemento tecnológico utilizado como punta de lanza para la expansión imperialista en momentos que el capitalismo como sistema global se encuentra en crisis.

Existe miedo y el temor aumenta si consideramos que Snowden no es el típico espía estadounidense de la CIA enfrentado con su par de la ex KGB; Snowden es un filtrador de información nacido en los EEUU, preocupado por el giro que desde hace tiempo toma la política exterior de EEUU, país que utiliza la tecnología de la NSA para espiar a millones de personas en todo el mundo utilizando todo el sistema de vigilancia disponible para encapsular a personas calificándolas de acuerdo a la peligrosidad del 1 al 10 sugerida por la CIA, según lo que estas personas opinen de Venezuela, Corea del Norte, Irán, Afganistán, Ecuador, Bolivia, Cuba, Rusia, están aglutinando a la humanidad de acuerdo a su peligrosidad.

EEUU y su proyecto de defensa y ataque conocido como seguridad nacional siempre ganan, esta vez, incluso, conto con la complicidad de Rusia y China, para evitar que Snowden, de a conocer otros detalles de la operación de espionaje a toda la humanidad. Es increíble como casi todos los gobiernos terminan aceptando la posición de la enorme potencia y esto no se queda ahí, el fenómeno pasa a otra dimensión cuando una gran parte de la humanidad acepta con el tiempo la idea de orden y sanción para prevenir el terrorismo.

Son muy vánales los limites esgrimidos cuando se busca explicar los casos de espionaje al crimen como a las personas privadas, el seguimiento es para millones de personas sin importar cuales son las victimas y cuales los terroristas, coloca a los EEUU en una paranoica actitud de complots a conveniencia para que todos acepten a EEUU como al líder mundial y los gobiernos no practiquen nada malo contra sus aliados.

Es el imperio de la doble moral, del doble discurso en nuestra región, algunos gobiernos aprecian los muros con tal de tener a los EEUU como su protector.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1395 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: