Triunfo de los humanistas revolucionarios

Contra el sadismo opositor

El proceso eleccionario del 26 sep. Sin sorpresas, triunfa el humanismo, sobre el sadismo burgués. Sadismo por mantener por tantos siglos la explotación del hombre por el hombre; por la súper explotación de la fuerza de trabajo de los africanos ; por el genocidio de los indígenas americanos; por la xenofobia y holocausto gitano del pasado y del aun existente; por los daños irreparables a la vida integral de la naturaleza; por el millón y medio de personas que han muerto en Iraq desde marzo de 2003; por la discriminación realizada por el imperio al no honrar a esos muertos como hacen todos los años con los del 11-Sep; por estar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, compuesto por los grandes fabricantes de armas, los más beneficiados con el negocio de la muerte; por formular una resolución que impone violentas restricciones con técnicas de cerco e incomunicación a la República Islámica de Irán; por el asedio por 50 años a la isla de Cuba; por mantener por medio siglo una guerra civil en Colombia; por las implantación de bases militares yanquis en territorio latinoamericano solo con la finalidad de causar muerte; por contentarse y festejar la muerte de un ser humano.

Todo lo anterior se sintetiza en la lógica capitalista de máximo lucro de una minoría, en deterioro de la mayoría de la humanidad, que hoy día se globaliza y se articula con las oligarquías países latinoamericanos en su proceso histórico clasista, racista y excluyente.

Las tareas por venir no serán la de destrucción, la barbarie, ni para garantizarle al imperio la activación de su economía en crisis, como lo sueñan nuestros opositores internos. Las tareas por venir están en el desarrollo del poder popular, la sustitución del Estado burgués, contaminado por burocratismo y corrupción, por el Estado comunal eficaz y eficiente, la dignificación del pueblo a través de un amplio programa de construcción de viviendas, la profundización de sistema socialista de producción, el diseño de un amplio plan para garantizar el cumplimiento de lo dictado en nuestras leyes revolucionarias, la continuación de la elaboración del marco jurídico revolucionario esto se traduce en construcción de bienestar y felicidad para todos, por esto nuestro pueblo respalda a este proceso y le da una lección a los apátridas que sueñan con un pasado actualmente en crisis y que no volverá a pisotear nuestra soberanía. La historia escrita por este proceso revolucionario vivido por nuestro pueblo ha establecido una nueva visión de sociedad en nuestro pueblo.

Ha muerto la historia que solo es una narración o testimonio del pasado; esa vivencia le continuará dando victorias a este proceso de transformación y profundamente humanista, como dice nuestro comandante ¡NO VOLVERAN!


martaortega4@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2595 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición