La ultraderecha acosa

La guerra contra las democracias americanas es a muerte. Las transnacionales interfieren los intereses de las instituciones y despliegan toda su fuerza para contenerlas. Intimidan grupos de opinión, dirigentes esclarecidos y hasta estados de este o de otro continente. Se ataca y se denuncia a sus gobiernos cada vez que los grandes capitales organizados presienten alguna proximidad de ellos con estas democracias. Cuando no consiguen la confrontación abierta, atemorizan para lograr la ambigüedad. Una suerte de vacuna contra el fortalecimiento de la conciencia popular los lleva a saltarse los tableros de juego.

Esa es la razón del último informe de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. Por razones ideológicas se promueve la conversión de los organismos internacionales en instrumentos políticos y se arremete contra cualquier país que esgrima su soberanía como frente de lucha contra el capitalismo. El comportamiento de ese sistema deja serias dudas sobre la imparcialidad y la objetividad en el análisis de los temas que allí se dilucidan.

Ciertos medios de comunicación cumplen la otra parte del programa. El menoscabo de las políticas democráticas es una de ellas. Hay toda una estrategia para aislar, confundir, desconocer y descalificar los logros populares de los gobiernos progresistas. Construyen con fuentes no oficiales (casi siempre adversarias) declaraciones con las cuales acosan los proyectos de cambios y de transformación social.

La opinión pública es en esa visión un discurso donde ni siquiera los derechos sociales tienen carácter de derechos humanos. Por el contrario, se les considera "una peligrosa incitación". Esta grotesca manipulación ha dañado en el escenario internacional la credibilidad de sus instituciones y ha hecho cada vez menos fiable la convivencia pacífica.

En esas complejas ramificaciones de variadas nacionalidades se urden los más novedosos entramados conspirativos. Una internacional de ultraderecha usa el terror para restringir el ámbito de nuestras democracias e intentar desestabilizarlas.

Hasta pronto. Despedimos esta columna.

Ex Fiscal General de la República


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2418 veces.



Isaías Rodríguez

Abogado, ex Vicepresidente Ejecutivo y ex Fiscal General de Venezuela. Actual Embajador de Venezuela en Italia.


Visite el perfil de Isaías Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Isaías Rodríguez

Isaías Rodríguez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a77927.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO