Con la pandemia del Covid-19, el pasaporte de EEUU sufre restricciones de entrada a otros países

Pasaporte estadounidense

Pasaporte estadounidense

Credito: Agencias

Las cosas están cambiando en EEUU, hasta no hace mucho, poseer un pasaporte estadounidense representaba como el valor de una varita mágica que abría las puertas a la mayoría de los países en todo el mundo. Sin embargo las restricciones de viajes impuestas a raíz de la pandemia del Covid-19, además de una agresiva política exterior de parte de Donald Trump han cerrado las puertas francas a los ciudadanos del país del Norte. EEUU lleva hasta ahora 6.500.000 contagiados y 194.000 muertos por el covid-19. Reporta Yahoo Noticias.

Actualmente los estadounidenses experimentan en carne propia los duros inconvenientes que han sentido desde siempre los ciudadanos de otros países, como los latinoamericanos. Ahora deben seguir requisitos, sacar permisos o simplemente quedarse con las ganas de conocer un sitio por restriciones de entrada a algunos países .Un ciudadano con el pasaporte azul de "United States of America" solo podrá viajar sin visa a lo largo de 87 países, lo que representa un retroceso abismal si se compara con los 171 países que podía visitar sin restricciones hace un año.

A raíz de la propagación de la pandemia del coronavirus en Estados Unidos, 111 países impusieron estrictas prohibiciones de tránsito. En el caso de India y Jamaica, exigen visa electrónica, mientras que Costa de Marfil solicita que el pasajero envíe una notificación previa a la entrada al país. En 39 naciones es obligatorio sacar una "visa on arrival",(visa de entrada) la cual requiere pagar una tasa y solicitar el permiso para permanecer en el determinado país durante 30 o 45 días, que queda sellada físicamente en el pasaporte.

El Indice Mundial de Pasaportes muestra en tiempo real la situación de todos los documentos de identidad internacionales. Y eso ha tenido un efecto - de forma temporal- en los países que están ubicados en los primeros lugares del ranking de pasaportes que publica la agencia Henley & Partners, a partir de la información de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a esta información, Japón ocupa el primer lugar de países con acceso sin necesidad de visas a 191 países, según, por su manejo del covid-19, que ya tenía antes de la aparición del virus. El paós asiático maneja una cifra de 75.218 infectados, 66.899 recuperados y 1.439 fallecidos.

Europa optó por impedir la llegada sin restricciones a estadounidenses, con contadas excepciones como Irlanda y el Reino Unido.Saltar las recomendacione

El deterioro de la movilidad de ciudadanos de EEUU es notable al compararlo con países duramente afectados por la pandemia como España  que a pesar de no haber controlado bien la pandemia no ha sido tan duramente castigada como Estados Unidos, en materia de movilidad internacional: sus ciudadanos tienen prohibición de entrada en 75 países, pero pueden ingresar de manera libre o condicionada a 123.

En el caso de los mexicanos, la prohibición de entrada es mayor porque están temporalmente vetados en 121 países (10 más que sus vecinos del norte) debido a la pandemia. México reporta 664.000 personas infectadas por coronavirus, 468.000 recuperadas y 70.604 fallecidos por esta enfermedad.

Venezuela a pesar de ser uno de los países de Latinoamérica que mejor ha manejado la pandemia, se encuentra en el lugar 44 y de 129 países, bajó a 102 con las restriciones de la UE. Venezuela indica en sus reportes a 59.630 contagiados, 47.229 recuperados y sólo 477 fallecidos, siendo uno de los países con mas baja mortalidad por el coronavirus.

Algunos ciudadanos norteamericanos lamentan la repentina devaluación de su documento de identidad internacional. Es el caso de Yascha Mounk, experto en democracia y profesor de la Universidad Johns Hopskins, quien es de origen germano y estadounidense por naturalización y quien deseaba convertirse en ciudadano porque según él, tenía la idea de que Estados Unidos tenía más probabilidades de construir una democracia diversa y pujante que cualquier otra nación del mundo. También amaba vivir en el país y lo consideraba su hogar.

De acuerdo a este académico la ciudadanía estadounidense no solo le aseguraba el derecho de vivir en Nueva York o San Francisco, sino también pensaba que le daba libertad de deambular por el mundo con la certeza de que se le permitiría la entrada sin demora y que tendría protección y asistencia legal.

Sin embargo el covid-19 está cambiandolo todo. El pasaporte alemán de Mounk le permite viajar por buena parte del mundo, mientras que su pasaporte estadounidense ni siquiera le garantiza el ingreso a su país natal, ni a la mayoría de los países de Europa, tampoco a países de Asia, Australia y muchas naciones de Latinoamérica.

Por otra parte, Mounk no es el único alemán que teme a la política exterior de Trump. De acuerdo a una encuesta realizada recientemente por R+V Insurance Group indicó que los alemanes le tienen mas temor a las decisiones sobre políticas internacionales de la Casa Blanca que al covid-19.

Según una consulta, que mide los temores de los alemanes desde 1992, reveló que el 53 por ciento de los habitantes de Alemania, perciben a Trump como su mayor amenaza y creen que sus políticas están poniendo en peligro al mundo.

En cuanto al académico Manfred Schmidt, de la Universidad Ruprecht-Karls, manifestó en la encuesta que los conflictos como la guerra comercial con China y los ataques a políticas de seguridad de sus aliados, incluyendo Alemania, causaban una gran inquietud en Europa.

Ante un mundo pospandemia, la solución sería reinventar la política exterior estadounidense, porque de acuerdo a esta nueva realidad: Estados Unidos no puede pretender dominar el destino del mundo como una vez pretendió hacer. Así lo dejó saber William J. Burns, presidente de la organización Carnegie Endowment for International Peace. "Una política exterior inteligente comienza en casa, con una democracia, una sociedad y una economía sólida. Pero también tiene que terminar aquí también, con mejores trabajos, más seguridad, mejor ambiente y una sociedad más resiliente e inclusiva...Nuestras acciones afuera deben mejorar esa meta, no perjudicarla", dijo Burns.

Con información de Yahoo Noticias.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2964 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter