Crítica ácida

Ante el mal tiempo recordemos al fenómeno “El Niño”

Cada año a finales de diciembre se produce el fenómeno atmosférico denominado "El Niño" justo en el mes del natalicio de EL NIÑO JESUS. En realidad es el momento del solsticio de verano en el hemisferio sur por el mayor calentamiento de los océanos al sur del ecuador. Por el calentamiento global se han adelantado acontecimientos mundiales climáticos. Hace varios años afectó a Venezuela con una sequía tremenda y daños a la producción nuestra, pero la oposición siempre tan irresponsable en nuestra nación haciendo gala de torpeza y boconería, afirmaba que las fallas en el suministro de alimentos no se debían al mal tiempo sino "por culpa de Chávez", y los medios hechos los p ene pen, entrevistaban quejosos a granel.

La alteración de corrientes con gran volumen de agua, alteró el coco seco que ostentan dirigentes, esperanzados desinformados y desconcertados los dirigentes empeñados en expulsar a Chávez y Maduro, que negaban la posibilidad de diálogo o de a asistir a convocatorias electorales, y su lema era "Maduro c de m vete ya", una vez derrotada su violencia mortal, parece que intentan convencerse que dentro de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela todo y fuera de ella nada. Tras abrir la boca innumerables veces y hundir las extremidades inferiores, se inscriben para asistir como candidatos a las megaelecciones del 21 de noviembre 2021, y muy campantes dan declaraciones profusas, para decir que son candidatos sin acordarse de las descalificaciones de antes.

Y mientras los periodistas de oposición en los canales de televisión se vuelcan a entrevistar más opositores que candidatos del Polo Patriótico revolucionario, y en los gubernamentales es al revés, llevan muy pocos adversarios del socialismo, las y los venezolanos nos burlamos secreta o abiertamente de esta clase de periodismo. Andan sacándole el juguito a la demora del PSUV en decidir ciertas candidaturas a gobernadores y alcaldes. Visto que en los comicios psuvistas abiertos, surgen las autodescalificaciones revolucionarias, pues no esconden algunos sus ansias de vivir del estado, igualito que las de los opositores contras.

A ambos sectores decirles que el pueblo votante los observa, y al periodismo de oposición o del oficialismo acérrimos, que dejen la inquina contra funcionarios y sepan que es notorio lo de exagerar en el oficialismo y negar en el oposicionismo noticias del presidente Maduro, manipuladas o negadas por periódicos, televisoras y emisoras de radio, como si el sector ejecutivo o la AN en manos pro gubernamentales, no tuviesen derechos comunicacionales. Abandonen ese complejo, fíjense por ejemplo que la ministra de Comercio Nacional, Eneida Laya Lugo, aseguró un seguimiento permanente en jornadas de trabajo junto a fiscales del Sundde, para "mantener el abastecimiento y la estabilidad de precios. Fue solicitud del pasado 19 de agosto por el Jefe de Estado

La alta funcionaria declaró y sólo lo recogieron medios oficiales a los que descalifican presentándolos "oficialistas". Dijo que el presidente Nicolás Maduro en aras de garantizar la estabilidad en el mercado nacional dio instrucciones y en consecuencia se realizan videoconferencias con los directores estadales del ministerio de Comercio y la Sundde para impartir las líneas de acción con el fin de mantener abastecimiento y la estabilidad de precios. Sabemos que los precios los ponen a su antojo especuladores sin aviso ni protesto ni sanciones, y por qué las noticias no dan mayor cabida a los emprendedores privados, gente con billete que pone sus empresas al servicio de la colectividad, falta es que nos prometan productos alimenticios, base principal, con precios accesibles.

En cualquier país del mundo es información de interés que una Ministra declare "A través de la Superintendencia Nacional reforzaremos la garantía de los Derechos Socioeconómicos del pueblo con el equilibrio de los precios justos". No entiendo la razón a menos que les domine la pasión antichavista contrarrevolucionaria, para omitir comunicaciones del gobierno de turno, que sean de cualquier tipo de beneficio a la población. No cobrarán pensión las y los abuelos o los padres de los comunicadores sociales de las empresas privadas, o no recibirán bonos, que salvan circunstancias. Con el cuento de "no me compran con una piche caja de CLAP" amargan y se amargan.

Lamentablemente en la Venezuela revulsiva del periodismo corporativizado, comunicadores privados no se "rayan" con sus empleadores, continúan con disimulo estrategias deformativas de las noticias oficialistas, jóvenes que deberían investigar la era adecopeyana, allí era "normal" que, cual caimán en boca de caño había jugosa propaganda oficial, los dueños cobraban mucho y pagaban comisiones o coimas corruptas al funcionariado. La era sinvergüenzócrata no puede ser imitada por comunicadores revolucionarios, le temen a las decisiones del Fiscal General de la República, silencian, invisibilizan a Tareck William Saab, dense cuenta que ya no lo invitan con frecuencia a los canales oficiales y menos a los privados, preocupa que la corruptocracia se enseñoree igual que de 1959 a 1999.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 353 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: