Socialismo oprimido para Samán

Todos nos preguntábamos ¿qué pasó con Samán? Solo recibíamos discursos que en nada solucionan los problemas del pueblo en una variedad de ideologías de izquierda y la crítica marxista-leninista siempre utilizada para análisis de la sociedad nunca como doctrina peor como sistema, eso dicen los intereses comerciales y bancarios quienes con su lenguaje constituyen por sí mismo una trampa para la práctica del socialismo.

Samán caló muy hondo en la mente y corazón de la masa por su trabajo que puso distancia con el característico nuevo lenguaje empleado imitando un marxismo mutilado, tergiversado y manipulado, práctica cotidiana de las estructuras políticas del gobierno, y el pueblo calla otorgando ese hábito político que desapareció a Samán, en una estrategia compartida con el gobierno, para que el desarrollo revolucionario sea inviable dentro del sistema capitalista venezolano.

El discurso oficial siempre clama por liberarse de la opresión ejercida por EEUU, sin embargo, dentro del país hay mafias enquistadas en diferentes niveles del gobierno que sostienen la especulación no solo con las medicinas, con los repuestos automotrices, con la alimentación incluso con las toallas sanitarias y la cosmetología para mujeres y niños que representan el 60% de la población del país, es una práctica constante, practica injusta dentro de la teoría justa del gobierno.

La masa entera no entiende eso de la propiedad social de los medios de producción dentro de un error esencial admitido en la utopía de la nueva consciencia social para apropiarse no solo de los medios de producción sino de la gestión política, es en definitiva la libertad como lugar propio de la revolución cultural para crear una mujer y hombre nuevo en una sociedad distinta, solidaria, por la que trabajaba Samán, dentro de un socialismo oprimido.

Cuando Samán trabajaba controlando precios, peso, calidad, alivio la especulación ayudando al pobre, optó por una clase social contra otra que tiene mucho poder, ese proceso de conversión es una salida de una costumbre para ayudar al socialismo superando una sociedad comercial dividida en chinos, árabes, portugueses, italianos y españoles, cada uno especulando con la alimentación, calzado, hotelería, construcción, salud y servicios de alimentación y bebidas, todos usando el poder político para joder a la sociedad, por supuesto que Samán representaba un estorbo en las importaciones.

La influencia del poder económico corrompe el poder político e influye con los impuestos, es la concepción de la verdad revolucionaria rompiendo récord tras récord de recaudación, para colmo era el tiempo de Samán, quien rompía el molde del socialismo oprimido tratando de encubrir inútilmente las técnicas de los charlatanes de feria camuflados de funcionarios del gobierno.

El campo bancario- empresarial-especulativo rige la economía del fuerte dentro de un bolívar débil, jugada sucia sostenida porque es difícil tocar esos intereses sin voluntad política porque no se está seguro de contar con el respaldo popular que Samán inclinaba a su favor, pero, que molestaba enormemente al círculo del primer anillo chavista, el resto de los círculos manipulados o cómplices de ese poder económico controla el combate por el socialismo, oprimiéndolo.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1889 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: