Sin temor a equivocarme

La duda embarga al ser humano desde que nace en el cierto margen de conciencia, quizás antes pero la duda es la madre de toda sapiencia y todo avance ¿cuándo, dónde? Pero siempre existen algunas cosas que son imperturbables, que es como evitar que el agua llegue al suelo cuando llueve o que el sol iluminara la mañana.

Que las colas continuarán y que las alocución presidencial ya me tiene sin atención, que las arengas espirituales de Elías Jaua son demagogia “químicamente pura” y que Pedro Carreño seguirá con sus pleonasmos acerca de la homosexualidad, que la revolución de los que gobiernan les llena los bolsillos y a otros nos vuelve nómadas, si nómadas para conseguir un kilo de harina de maíz o encontrar un medicamento a precios regulados o no para un familiar.

Voy escuchando a más de uno y una, a esos millones y “millonas” de los que hablaba alguna ocasión el Ciudadano Presidente, pero esta, si en este momento lo que escucho son noticias desalentadoras, como un taller de pesimismo y una repetición constante de la necesidad del mecanismo constitucional para que existan otras posibilidades en el país.

Aquí en APORREA este pequeño e importante espacio donde se permite discutir, razonar y confrontar y que gracias a que su plataforma es digital y no impresa no le pueden arrebatar el insumo (el papel) y se pueden seguir diciendo cosas y más cosas, y es que como el gobierno tiene sus espacios para demoler o vapulear desde ahí, si desde esos espacios a cualquiera que pueda disentir, de la línea del partido o sea la línea del gobierno o viceversa.

Nada me impresiona, hacer colas de supervivencia, no conseguir baterías para el carro, ver los autos grandes y potentes de los jerarcas del partido, observar a un General en el Estado Bolívar que niega la desaparición de seres humanos, escuchar el silencio del Defensor del Pueblo con respecto al caso Alcedo Mora, cosa que la veo como apología a las repuestas de dio el Dictador Videla acerca de los desaparecidos en Argentina: https://www.youtube.com/watch?v=vtktfinFP1Y

Las cosas no marchan bien, de repente vamos viendo con desprecio las opiniones que desde el gobierno tratan de explicar las razones de que “las neveras están llenas”  pero ni las neveras están llenas y los corazones se va vaciando, yo camino y voy viendo, observo con cuidado los noticieros televisados y tomo los afiches, carteles, impresos del PSUV y del GPP para envolver unas entrañas de sardinas que me regalaron aquí en Caripe del Guácharo.

En caso de referéndum este año no votaría por nadie, me avergonzaría hacerlo, ya voy pasando una alcabala móvil y la matraca de los guardias no se hace esperar y si no das el aporte te dejan parado un par de horas o más.

¿Que pasara después que pase esta pesadilla, que sepamos que ocurrió con Alcedo Mora? Ya veremos a que playa podrán ir en paz los culpables de este desastre, del cual no somos responsables, los responsables son los que mandan o ¿ para que mandan, o será mentira que lo hacen?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1549 veces.



Yuri Valecillo


Visite el perfil de Yuri Valecillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yuri Valecillo

Yuri Valecillo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a225339.htmlCd0NV CAC = Y co = US