Quedarán impunes los 43 asesinados y un mil heridos de La Salida (?)

Públicamente a Leopoldo López se le sindica de haber sido el instigador de las 43 muertes y de casi el millar de heridos con motivo de su llamado a La Salida (enero/14), plan ese que no fue otra cosa que una articulada y generalizada acción para desatar una violencia callejera que tuviera como fin último el derrocamiento del gobierno de Maduro, pues como lo dice una máxima del derecho, a confesión de parte, relevo de pruebas, es el propio López, en momentos de la mayor efervescencia de ese terror y ante la pregunta de los medios, de que cuándo se le pondría fin, él dijo, sin titubear: "cuando logremos sacar a quien nos está gobernando".

Esa feroz violencia dejó el saldo trágico referido y, además, ocasionó inmensos daños al patrimonio público y a bienes privados, cuyas pérdidas se calculan en más de 10 mil millones de dólares.

Hoy López purga cárcel. Fue condenado en primera instancia a casi 14 años por"instigación pública, daños a la propiedad, determinador en el delito de incendio intencional y asociación para delinquir", dado que el acto de la imputación aportó las evidencias y pruebas suficientes como para que la justicia tomara esa decisión. Veremos en los próximos meses las resultas de las apelaciones que ya interpusieron en alzada sus abogados.

La referida imputación y la decisión del juez para nada hablan de las 43 personas asesinadas y los casi un mil heridos que produjo esa violencia que no tuvo límites en sus expresiones, como fue la de quemar guarderías infantiles, universidades, disparar a quemarropa y degollar motorizados mediante guayas que colocaron en las avenidas, todo lo cual sólo se explica por vía de que tal juicio respondió a una planificada treta para impedir que al dirigente político de la derecha le fuese aplicada la más alta sanción que contempla nuestro ordenamiento legal para quien haya activado y promovido actos que dejaran tan espantosa tragedia: 30 años de cárcel.

De manera que ante esa aberrante maniobra, nos inquietan estas interrogantes para las que no tenemos respuesta alguna: ¿Cuáles las razones, primero para intentar entender por qué si López cometió el grave delito de incitar a la violencia y ello provocó el asesinato de 43 personas y casi mil heridos, no se le juzgó por ello y más aún, que habiéndose incurrido en esa incomprensible falla y ante el reclamo general porque no haya impunidad por tan horribles crímenes, el propio Estado, en tratándose de delitos tan graves que configuran lo que se conoce en derecho como de "acción pública", no haya activado de oficio los mecanismos legales que corresponden para juzgarlos y castigarlos, tal y como, sabemos, lo ordena nuestra legislación?

¿Acaso el Estado puede hacerse el desentendido ante esos crímenes y todo se quedé así como lo manejó el Fiscal que imputó a López y quien ahora anda diciendo por el mundo que ese juicio fue una perversa patraña del Presidente Maduro?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1346 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a219868.htmlCd0NV CAC = Y co = US